El Ministerio instó a la reanudación del trabajo y de la producción, y también promovió la adquisición internacional para garantizar suministros médicos suficientes en la lucha contra el nuevo coronavirus.

BEIJING, 2 feb (Xinhua).- La producción total de cubrebocas de China ha llegado a 10 millones de piezas diarias luego de que los productores nacionales reanudaran 60 por ciento de la capacidad de producción, dijo el Ministerio de Industria y Tecnología Informática.

Sin embargo, la producción de cubrebocas N95, que proporcionan una mejor protección contra la propagación del nuevo coronavirus, llegó a 600 mil piezas al día, dijo Cao Xuejun, un funcionario de alto nivel del Ministerio, en una conferencia de prensa ofrecida hoy domingo.

El Ministerio ha estado exhortando a las empresas relacionadas a que reanuden el trabajo y la producción y coordinó el suministro de materias primas y componentes clave para la producción, en un esfuerzo por garantizar un abasto adecuado de equipo médico para evitar la propagación del virus.

Dos personas con mascarillas salen de una tienda Walmart en Beijing. Foto:Mark Sjefeelbein, AP.

Para el sábado, la producción diaria de China de los trajes de protección médicos muy necesarios había llegado a 20 mil, un incremento significativo en comparación con los 8 mil 700 trajes registrados el martes.

La producción de artículos desinfectantes también se ha recuperado, dijo el director del departamento de la industria de materias primas del ministerio, Wang Wei. La producción diaria de desinfectante para manos y de alcohol medicinal totalizó 140 y 407 toneladas, respectivamente.

Para la medianoche del sábado, firmas domésticas habían suministrado en total 117 mil trajes protectores, 131 mil cubrebocas N95 y 110 mil lentes protectores a Hubei, la provincia más afectada por la epidemia, de acuerdo con los datos publicados.

El Ministerio instó a la reanudación del trabajo y de la producción, y también promovió la adquisición internacional para garantizar suministros médicos suficientes en la lucha contra el nuevo coronavirus.