El instituto dio vista a su Órgano Interno de Control (OIC) y presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) en la Ciudad de México para los efectos legales a los que haya lugar.

Ciudad de México, 3 de febrero (SinEmbargo).- El Instituto Nacional de Migración (INM) informó sobre la separación de su cargo de ocho funcionarios de la Oficina de Representación en el estado de Nuevo León por omitir procedimientos administrativos y protocolos.

“Derivado de la omisión en los procedimientos administrativos y protocolos establecidos en la Ley de Migración y su reglamento, al retener la camioneta Toyota que se encontró -en diciembre de 2020-, durante la identificación de personas migrantes irregulares en el municipio de Escobedo, Nuevo León, y que se relaciona en una indagatoria iniciada por la Fiscalía General de Justicia del Estado de Tamaulipas, por el delito de homicidio de 19 personas, en enero de 2021”, detalló el INM en un comunicado.

Además, el instituto dio vista a su Órgano Interno de Control (OIC) y presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) en la Ciudad de México para los efectos legales a los que haya lugar.

Por su parte, el INM refrendó su colaboración con las autoridades estatales y federales para el esclarecimiento cabal de los hechos ocurridos en el Ejido Santa Anita, municipio de Camargo, Tamaulipas, el pasado 22 de enero.

Durante esta mañana, el Gobierno mexicano denunció y cesó a agentes del INM por sospechas de estar involucrados en la masacre en el noreste del país en la que se encontraron 19 cuerpos calcinados, entre ellos varios guatemaltecos.

La Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, confirmó el cese de decenas de funcionarios, incluyendo a quienes participaron en el caso del municipio de Camargo, Tamaulipas, donde apareció una camioneta que antes estaba resguardada por el INM en el vecino estado de Nuevo León.

“Se han cesado, yo diría, decenas de funcionarios, entre otros los de Camargo, cuya conducta irregular de no poner a disposición la camioneta y otras conductas irregulares, fueron cesados y, no sólo eso, se le dio vista al Ministerio Público”, reveló en la rueda de prensa diaria del Gobierno.

El anuncio ocurre un día después de la captura de 12 policías estatales de Tamaulipas por su probable participación en el crimen de 19 personas incineradas, entre quienes se han identificado dos ciudadanos guatemaltecos y dos ciudadanos mexicanos.

Los 12 agentes enfrentan cargos de homicidio, abuso de autoridad y falso testimonio, explicó el fiscal general del estado de Tamaulipas, Irving Barrios Mojica, el martes por la noche.

-Con información de EFE y AP