México

VIDEO: No hay plan B. El 21 de marzo abre porque abre, y así va el Felipe Ángeles

03/02/2022 - 12:05 am

El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles implementará una serie de innovaciones como la tecnología biométrica para reconocimiento facial de los pasajeros. Dado que será el Ejército la institución a cargo de la terminal, estos datos quedarían bajo resguardo de la milicia.

Ciudad de México, 3 de febrero (SinEmbargo).- No hay un plan B. Sin márgenes ni plazos extras. El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) se inaugurará el próximo 21 de marzo como estableció el Presidente Andrés Manuel López Obrador. Los militares a cargo de la construcción aseguran que entregarán la obra en el tiempo prometido: “A nosotros nos dijeron que tenía que estar listo el 21 de marzo y ese día estará”, respondió tajante el Mayor Ingeniero en Construcción, Raúl Miranda Ruvalcaba Miranda durante un recorrido al que acudió SinEmbargo.

Pese a la meta trazada, la conectividad es el talón de Aquiles de esta obra, una de las principales que se inaugurarán en este Gobierno. La accesibilidad es complicada, debido a que los puentes y las vialidades que conectarán con el lugar aún no están concluidos.

La ampliación del tren suburbano, que tendrá 10 trenes eléctricos y que sale desde la estación de Buenavista, en la Ciudad de México, quedará lista hasta el año 2023. Para el 21 de marzo, indicaron los ingenieros militares a cargo, los viajeros tendrán que llegar en camiones foráneos que circulen por la carretera México-Pachuca y por vehículos particulares, transporte por plataforma, en taxis o en el Mexibus, que contará con dos líneas.

Una vez que arranque operaciones, el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles implementará una serie de innovaciones como la tecnología biométrica para reconocimiento facial de los pasajeros, quienes deberán registrar sus caras para, según argumentaron los ingenieros, agilizar los procesos de traslado y embarque.

Para tal efecto se colocaron 92 controles de datos biométricos, en la zona de los filtros de seguridad y de abordaje, con los que se hará el registro y reconocimiento facial de todos los viajeros del lugar. En cuanto a la operación de los biométricos, el Ejército será la institución a cargo de la operación y del almacenamiento de esta información.

Otros aeropuertos en el mundo, como en España, ya utilizan esta tecnología biométrica para reconocimiento facial, que ha sido aceptada, sin embargo, en el caso México el AIFA sería de los pocos aeropuertos e incluso el único —según respondió a pregunta expresa el Mayor Ruvalcaba—, en el que los datos quedarían a resguardo de la milicia.

El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles será inaugurado el próximo 21 de marzo. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

LOS AVANCES EN EL AIFA

Van 839 días de trabajos en el Aeropuerto Felipe Ángeles. Faltan 47 días y la terminal área lleva un 85 por ciento de avance. Hasta el momento se han ejecutado, indicaron los ingenieros, al menos 11 mil 939 millones de pesos de los más de 15 mil 222 millones de pesos estimados tan sólo para la terminal área, pues el total de la obra y complejo será de 75 mil mdp.

La terminal contará con una capacidad de flujo para atender hasta 19.5 millones de pasajeros el primer año de operaciones.

En un recorrido a medios de comunicación, los ingenieros militares explicaron que entre los sistemas de la terminal del aeropuerto, para el cual se ocuparon más de 56 mil toneladas de acero estructural, tendrá un sistema de aislamiento sísmico con la colocación de al menos mil 318 pilas con aisladores sísmicos de péndulo, realizados con ingeniería suiza; además, los 18 edificios de la terminal están separados 45 centímetros.

Ambos aspectos servirán para que los movimientos telúricos sean casi “imperceptibles”. En ese sentido, el mayor Miranda Ruvalcaba dijo que se tiene contemplado que la infraestructura resista un temblor de hasta nueve grados.

Entre 100 a 200 personas trabajan tan solo en la terminal aérea del Aeropuerto Felipe Ángeles. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo

El edificio contará, de igual forma, con cinco módulos de sistemas que permitirán el suministro de 11 mil metros cúbicos de agua potable, considerando su máxima capacidad, para el abastecimiento por tres días. Además, tendrá otros 800 metros cúbicos para el sistema contra incendios en caso de ser necesario.

Para la documentación, habrá 80 mostradores de chek-in distribuidos en cinco islas de documentación, además de cinco quioscos de autoservicio.

Una vez que la pasajera o pasajero sea “enrolado”, va a pasar por 16 “e-gates”, donde se encuentran los dispositivos biométricos para la verificación de su identidad y documentos, luego pasará a las líneas de seguridad e inspección.

Serán al menso 14 filas de inspección tomográfica computarizada para la revisión de equipaje de mano.

Implementará una serie de innovaciones como la tecnología biométrica para reconocimiento facial de los pasajeros. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

Para el pasajero internacional, en el área de migración habrá 12 mostradores donde se contará con cuatro “e-gates” para la verificaron de documentación y datos biométricos.

En la sala de reclamo de equipaje, para nacional habrá tres islas y en el área internacional cuatro islas.

La energía eléctrica que abastecerá la terminal será de la CFE, pero también se construyó una planta de energía eléctrica con gas natural y además cuenta con 117 celdas solares como sistema de emergencia.

Otro de los aspectos que destacaron es el sistema de manejo de equipaje, el cual calificaron como “muy complejo”, pues está integrado por más de 8 kilómetros de bandas transportadoras de equipajes que tiene una capacidad de 5 mil 269 maletas en hora pico para la salida y 4 mil 389 para llegadas.

El área de almacenamiento temprano de equipaje tiene una capacidad para 480 maletas y el equipaje va a pasar por un sistema de bandas donde será verificado, para garantizar tanto la seguridad del pasajero como que su equipaje en tiempo y forma a la aeronave.

En la sala de reclamo de equipaje, para nacional habrá tres islas y en el área internacional cuatro islas. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo.

En cuanto a la zona de seguridad, además, en el lugar fueron colocadas más de 2 mil 700 cámaras de seguridad que se ubicarán en Centros de operaciones (APOC) que monitorearan vuelos y las cámaras de seguridad, en las que se estiman que trabajen al menos unos 300 operadores.

Con tres pistas, dos civiles y una militar, la infraestructura está preparada para al menos 119 mil operaciones al año —lo que representaría 326 vuelos diarios—, según indicaron los ingenieros militares. Sin embargo, las estimaciones para la false inicial son que en el AIFA se puedan operar un mínimo de 16 hasta 65 operaciones diarias.

La infraestructura tendrá capacidad para atender más de 19 millones de pasajeros al año. Foto: Crisanto Rodríguez/SinEmbargo

Ruvalcaba Miranda detalló que una vez inaugurada la terminal aérea continuarán los trabajos de pruebas otro mes más.

Aunque la capacidad estimada de atención de este aeropuerto se preve que sea de más de 19 millones de pasajeros en un año, se espera que en las primeras semanas de operación podría tener una capacidad de atención para más de 5 mil viajes en llegadas y 4 mil para salidas.

Los ingenieros no brindaron mayores datos ni en cuanto a las aerolíneas ni sobre las salidas que ya están pactadas para la inauguración, sin embargo, desde octubre del año pasado Volaris anuncio que iniciará operaciones comerciales en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, a partir del 21 de marzo de 2022, con rutas comerciales con destino a Tijuana y Cancún.

Sugeyry Romina Gándara
Ha trabajado como reportera y fotoperiodista de nota roja en Chihuahua. Los últimos años, ya radicada en CdMx, los ha dedicado a cobertura sobre temas de desaparición, seguridad y víctimas de la violencia.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas