Ciudad de México, 3 de marzo (SinEmbargo).– Grupo Dish acusó a Javier Lozano Alarcón, Senador del Partido Acción Nacional (PAN), de pasar de ser promotor  en el sector de las Telecomunicaciones a “mercenario”.

En un comunicado, dijo que en 1995, como subsecretario de Comunicaciones y posteriormente en su calidad de presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones en el sexenio de Ernesto Zedillo, Lozano impulsó y defendió la compra por parte de Telmex de 49 por ciento de las acciones de Cablevisión. En esa ocasión, indicó la empresa en un comunicado de prensa, argumentó que la prohibición en el título de concesión de Telmex vigente desde 1990 era exclusivamente para servicios de televisión abierta radiodifundida.

Sin embargo, dijo que hoy el Senador Lozano opina exactamente lo contrario y exige que se cancele el título de concesión de Dish México, por una opción de compra.

Actualmente, Lozano es presidente de la Comisión de Comunicaciones. Su cargo es clave: es la que estará a cargo de dictaminar en el Senado de la República la la ley secundaria en materia convergente de telecomunicaciones y radiodifusión, la que dará cuerpo legal a la Reforma que se hizo hace 11 meses.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) emitió recientemente una resolución a favor del servicio gratuito de must carry y must offer, lo que beneficia a Grupo Dish, el cual defiende la retransmisión gratuita de los canales 2 y 5, de Televisa, y del 7 y 13, de TV Azteca, sus dos grandes rivales que supuestamente estarían relacionas, desde hace años, con el Senador Lozano.

A su vez, Lozano ha protagonizado en distintos momentos enfrentamientos con MVS, también opositora de Televisa; lo denunció, por ejemplo, por haber querido presionar cuando era Secretario del Trabajo con Felipe Calderón Hinojosa para que despidiera a la periodista Carmen Aristegui.

Apenas el 27 de febrero, en el Diario Oficial de la Federación dio a conocer los lineamientos sobre must offer y must carry por medio de los cuales Ifetel establece que los 4 canales de televisión abierta deben retransmitirse por cable junto con los canales públicos 22 y 11.

Lozano ha sido acusado, desde hace años, de usar sus distintos puestos para beneficiar a Televisa y TV Azteca.

En su comunicado, Dish acusó a Televisa y TV Azteca de emprender una “embestida” en su contra debido a su fobia por la competencia. Dijo que es atacada tanto en tribunales como en medios de comunicación para “presionar a las autoridades y malinformar a la opinión pública”.

“El discurso a favor de la competencia del duopolio televisivo, es sólo eso, un discurso”, dijo Dish. “Lo único cierto es que sus demandas y acciones han sido derrumbadas por las autoridades una tras otra y que su fobia a la competencia es muestra clara de su actuar”.

Javier Lozano, así como las televisoras, acusan a Dish de simular una alianza de facto con Telmex. En su comunicado lo niega; dice que la empresa de Carlos Slim Helú no tiene participación directa o indirecta en el capital social de Dish.

“Los diversos contratos celebrados entre ambas empresas, no implican en forma alguna la transferencia de partes sociales ni potestad alguna respecto del control y administración de Dish México, como lo demuestran los dictámenes que la empresa Deloitte ha realizado desde el año 2008 y cuya información fue entregada puntualmente a las autoridades”.

“Dish es una empresa de MVS y EchoStar, que son los únicos socios y las únicas empresas que ejercen control sobre Dish. La existencia de una opción de compra a favor de Telmex nunca ha sido secreta ni desconocida, numerosas notas de prensa –incluyendo declaraciones del presidente del Consejo de Administración de Dish México- han dado cuenta de esta opción, que por más que se insista con falsedades, es sólo una opción que podría verificarse o no, dependiendo de las condiciones y aprobación de las autoridades respectivas”, agregó.