La Habana, 3 mar (EFE).- Las FARC afirmaron hoy que no aceptarán un acuerdo de paz “que contemple un solo día de cárcel para ningún guerrillero” por ejercer su derecho a la rebelión, e insistieron en buscar alternativas jurídicas que reconozcan la “particularidad” del conflicto colombiano.

“Manifestamos que no es posible un acuerdo que contemple un sólo día de cárcel para ningún guerrillero por el hecho de haber ejercido el derecho a la rebelión, alto valor de humanidad, para acabar con las injusticias que ha padecido nuestro pueblo”, sostiene la delegación de paz de la guerrilla en un comunicado dado a conocer hoy en La Habana.

En esa declaración, leída ante medios por el negociador de la guerrilla Rodrigo Granda, alias “Ricardo Téllez”, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) reiteran que no eluden sus responsabilidades en el conflicto y que las vienen enfrentando “ética y políticamente desde siempre”.

“No son los miembros de las FARC quienes han gozado de impunidad a lo largo del conflicto colombiano, sino la oligarquía, la clase política gobernante y las fuerzas militares. Afirmar lo contrario es un mero ejercicio de propaganda política, además de un insulto a la inteligencia de todo el pueblo colombiano”, sostienen.

El grupo insurgente reiteró que el “punto de partida” para definir la justicia aplicable a las FARC, en un escenario de fin del conflicto, debe reconocer su “carácter político-militar”, sin tratamientos “reduccionistas” del accionar insurgente, y conllevará a una “redefinición amplia” del delito político y a “rediseños constitucionales”.

Para diseñar una “solución satisfactoria a la cuestión de la justicia” las FARC llaman a buscar ejemplos de “resolución política y jurídica de conflictos armados” con “especial atención” en las “numerosas experiencias de acuerdos políticos de amnistías e indultos”.

La guerrilla considera que esa justicia deberá fundamentarse en la doctrina de “margen de apreciación nacional”, la cual, precisan, permite construir un “balance más adecuado” entre especificidades históricas, derechos de las víctimas y solución política al asunto de la justicia en el contexto del proceso de paz.

Asimismo, piden dar prioridad a “alternativas” que ayuden “creativamente” a la paz y reconciliación nacional “a partir del reconocimiento de las particularidades del conflicto”, y abogan por “rediseños que superen el marco constitucional actual”.

El comunicado divulgado este martes da continuidad a las consideraciones sobre los mecanismos de justicia para garantizar los derechos de las víctimas colombianas que han presentado los insurgentes en los últimos días, como parte del ciclo 33 de los diálogos de paz con el Gobierno colombiano.

La mesa de negociaciones, con sede permanente en La Habana desde su instalación en noviembre de 2012, aborda actualmente el tema de las víctimas del conflicto, pero en paralelo avanza conversaciones sobre el punto referido al fin de las hostilidades y la dejación de las armas por parte de la guerrilla.

Con ese fin, llegarán mañana a La Habana seis altos mandos militares colombianos para participar en una reunión de la Subcomisión del Fin del Conflicto que tendrá lugar el jueves. EFE