La noche del martes, el Senado aprobó la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, enviada de manera preferente de López Obrador, cuyo principal cambio será eliminar el criterio económico para siempre despachar primero la electricidad de las plantas hidroeléctricas y de combustibles fósiles de la empresa del Estado, la CFE, sobre las centrales privadas de renovables y al último las de ciclo combinado.

Ciudad de México, 3 de marzo (SinEmbargo).- El peso terminó la sesión cotizando cerca de los 21 pesos por dólar. En la jornada se ubicó como la segunda divisa más depreciada debido a una mayor percepción de riesgo interno. La aprobación en el Senado de la República de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, sin alguna modificación ni un Parlamento Abierto y con sólo dos días de discusiones en comisiones y en pleno, es vista por los mercados como un riesgo para la inversión en el sector energético que comenzó una tendencia a la baja desde 2019.

“Es probable que la mayor percepción de riesgo sobre México genere presiones al alza sobre el tipo de cambio en el corto plazo y no se descarta la posibilidad de alcanzar nuevamente niveles cercanos a 21.00 pesos por dólar“, estimó Gabriela Siller, analista de Banco Base.

Con 68 votos a favor y 58 en contra el Senado aprobó la reforma que da prioridad a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la producción de energía eléctrica y deja al final la participación de privados.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador celebró esta mañana la aprobación de la reforma eléctrica. “Le agradezco mucho a los legisladores, esto nos va a ayudar a fortalecer a la CFE, a enfrentar momentos difíciles como lo que sucedió en Texas”, dijo en su conferencia de prensa diaria.

El peso cerró la sesión con una depreciación de 38 centavos, o 1.83 por ciento. El dólar spot se vende en 20.9900 pesos, en tanto que en ventanillas de Inbursa se coloca en los 21.30 pesos por cada billete verde. A lo largo de la sesión el tipo de cambio cotizó entre 20.8450 y 20.9920 pesos por dólar.

powered by Advanced iFrame free. Get the Pro version on CodeCanyon.

El IPC (S&P/BMV IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) arrancó la sesión con un avance apenas inferior del uno por ciento, luego de que la jornada anterior avanzó 800 puntos, equivalentes a dos por ciento. Al final de la sesión acumuló 3.52 por ciento de ganancias entre ayer y hoy.

El IPC se coloca en las 46 mil 377.47 unidades, un alza de 1.52 por ciento, equivalentes a 695.28 puntos.

Esta mañana el Presidente López Obrador criticó a los Senadores del partido de Adolfo López Mateos, el Revolucionario Institucional (PRI) que votaron en contra de la iniciativa que reforma el sector energético y que busca fortalecer la industria eléctrica nacional.

Los cambios a la Ley de la Industria Eléctrica, para fortalecer a la CFE, dijo el mandatario mexicano, sirven para enfrentar “momentos difíciles” como lo ocurrido durante las heladas en el estado de Texas, en Estados Unidos.

APROBACIÓN DE LA REFORMA

El Senado aprobó la noche del miércoles la polémica reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, con 68 votos a favor y 49 en contra, tras más de nueve horas de discusión el pleno y en sesión a distancia se aprobó la iniciativa preferente de López Obrador, avalada el mes pasado en la Cámara de Diputados.

La bancada mayoritaria de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y sus aliados del Partido del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES), que avalaron la reforma, defendieron el discurso del Presidente con ataques y señalamientos a las empresas privadas.

En su turno el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal, dijo que la reforma “es constitucional y es congruente ya que prioriza el interés nacional de brindar un servicio público de transmisión y de distribución de energía eléctrica”.

Precisó que si bien “no está descartada la generación de energía eléctrica a partir de plantas eólicas o solares, sólo se regula un orden para su despacho, es decir, México sí es promotor del uso de energías limpias“. Además, señaló que el documento “no atenta contra la libre competencia, sino que la regula. No es inconstitucional, promueve energías limpias que genera la CFE como las derivadas de hidroeléctricas, geotérmicas y termoeléctricas. Es una reforma indispensable”,

Previamente, senadores de la oposición anunciaron que, una vez que la reforma fuera aprobada por la Cámara Alta, presentarían un recurso de inconstitucionalidad contra la misma.

En la madrugada del martes, las comisiones de Energía, Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático, y la de Estudios Legislativos del Senado avalaron, con 23 votos a favor y 20 en contra y sin cambios, el dictamen que la Cámara de Diputados aprobó hace una semana.

CAMBIOS EN LA REFORMA

El principal cambio de la reforma será eliminar el criterio económico para siempre despachar primero la electricidad de las plantas hidroeléctricas y de combustibles fósiles de la empresa del Estado, la CFE, sobre las centrales privadas de renovables y al último las de ciclo combinado. También, de forma retroactiva, ordena revisar los contratos previos del Gobierno con particulares y cambia las reglas de los Certificados de Energía Limpia (CEL) para darlos a plantas de la CFE.

Desde que envió el 1 de febrero la iniciativa al Congreso con carácter preferente, para discutirse en un plazo de 30 días en cada Cámara, López Obrador pidió no cambiar “ni una coma” al dictamen, una instrucción que han seguido sus legisladores.

Apenas el pasado domingo, el Presidente aseguró que el Senado aprobaría su polémica reforma a la Ley de la Industria Eléctrica.

“Estoy seguro, se va a llevar a la práctica, se va a ejecutar, se va a aprobar porque es para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad”, expresó el mandatario en un evento en el estado de Zacatecas.

-Con información de EFE