Economía
Un edificio arde en llamas después de un bombardeo ruso en Kiev, Ucrania, el jueves 3 de marzo de 2022.

Fuerzas rusas ocupan Jersón, puerto clave y enlace con el Mar Negro y el Mar de Azov

03/03/2022 - 11:30 am

El intento de Moscú de tomar el control de la capital ucraniana aparentemente ha parado en los últimos días, y una enorme columna blindada al norte de Kiev ha sido paralizada, pero las fuerzas militares han realizado avances considerables en el sur de Ucrania como parte de los intentos de interrumpir la conexión del país con el Mar Negro y el Mar de Azov.

Por Jim Heintz, Yuras Karmanau, Mstyslav Chernov y Vladímir Isachenkov

KIEV, Ucrania (AP).— Las fuerzas rusas buscan tomar el control de una ciudad crucial en cuanto a la producción de energía en el sur de Ucrania el jueves y ganaron terreno en su propósito de separar al país de sus costas, al tiempo que autoridades ucranianas instan a la población a hacer uso de tácticas de guerrilla contra los invasores.

Los combates en la ciudad de Energodar, un centro en el Río Dnieper que representa aproximadamente el 25 por ciento de la generación de energía del país, ocurren cuando ambas partes se reúnen para otra ronda de conversaciones con que se busca poner fin a los combates que han obligado a más de un millón de personas a huir del país.

El Alcalde de Energodar, sede de la planta nuclear más grande de Europa, dijo que las fuerzas ucranianas se están enfrentando con las ropas rusas en las afueras de la ciudad. Dmytro Orlov pidió a la población a no salir de sus hogares.

Rusia informó que tenía el control de Jersón, y funcionarios ucranianos locales confirmaron que las fuerzas tomaron el mando de la sede del Gobierno local en el puerto sobre el Mar Negro de unos 280 mil habitantes, siendo la primera ciudad importante que cae en su poder desde el inicio de la invasión hace una semana.

La ofensiva rusa continuaba en varios frentes, aunque una columna de tanques y otros vehículos aparentemente estaba atascada desde hace días fuera de Kiev, la capital. El jueves se libraban combates intensos en las afueras de otra estratégica ciudad portuaria, Mariupol, frente al mar de Azov, que estaba sumida en la oscuridad, el aislamiento y el miedo. Las redes eléctrica y telefónica estaban caídas en gran medida, y la población enfrentaba escasez de agua y alimentos.

Sin comunicaciones telefónicas, los paramédicos no sabían adónde llevar a los heridos.

Una segunda ronda de conversaciones entre las delegaciones ucraniana y rusa inició en la vecina Bielorrusia, de acuerdo con la oficina del Presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy.

En esta imagen tomada de un video difundido por la oficina de prensa de la Presidencia de Ucrania, el mandatario ucraniano Volodymyr Zelenskyy se dirige a la Nación el domingo 27 de febrero de 2022, en Kiev, Ucrania.
En esta imagen tomada de un video difundido por la oficina de prensa de la Presidencia de Ucrania, el mandatario ucraniano Volodymyr Zelenskyy se dirige a la Nación el domingo 27 de febrero de 2022, en Kiev, Ucrania. Foto: Ukrainian Presidential Press Office vía AP

Sin embargo, los dos bandos aparentemente tenían pocos puntos en común cuando se preparaban para la reunión, y el Presidente ruso Vladímir Putin advirtió a Ucrania que debe aceptar rápidamente la exigencia del Kremlin de su “desmilitarización” y declararse neutral, con lo que renunciaría formalmente a sus intenciones de formar parte de la OTAN.

El Canciller ruso Serguei Lavrov señaló que las potencias occidentales han armado a Ucrania, entrenado sus tropas y construido bases para trasformar el país en un baluarte contra Rusia.

Putin ha afirmado desde hace tiempo que la tendencia de Ucrania de recurrir a Occidente es una amenaza para Moscú, un argumento que ha usado para justificar la invasión.

El Canciller ruso Serguei Lavrov señaló que las potencias occidentales han armado a Ucrania, entrenado sus tropas y construido bases para trasformar el país en un baluarte contra Rusia. En tan sólo siete días de combates, más del dos por ciento de la población de Ucrania se ha visto forzada a abandonar el país, según el recuento de la agencia de la ONU para los refugiados, al cual tuvo acceso The Associated Press.

El Presidente ruso Vladímir Putin asiste a una reunión del Gabinete por video, en la residencia Bocharov Ruchei, en Sochi, Rusia, el miércoles 24 de noviembre de 2021.
El Presidente ruso Vladímir Putin asiste a una reunión del Gabinete por video, en la residencia Bocharov Ruchei, en Sochi, Rusia, el miércoles 24 de noviembre de 2021. Foto: Mikhail Metzel, Sputnik, Kremlin Pool vía AP

La evacuación masiva estaba a la vista en Járkiv, una ciudad de 1.4 millones de habitantes y la segunda más grande del país. Los residentes desesperados por huir de la artillería y los bombardeos abarrotaban la estación ferroviaria y subían a los trenes, incluso sin saber adónde se dirigían.

En ese lapso han muerto al menos 227 civiles y otros 525 han sufrido heridas, de acuerdo con las cifras más recientes de la Alta Comisión de la ONU para los Derechos Humanos. La agencia reconoció que la verdadera cifra es mucho mayor, y Ucrania había indicado previamente que han muerto más de dos mil civiles, cifra que no se pudo verificar de manera independiente.

Estados Unidos y sus aliados insisten que la OTAN es una alianza defensiva que no amenaza a Rusia. Y Occidente teme que el objetivo de la invasión sea derrocar al Gobierno ucraniano e instaurar un régimen adicto, aunque Lavrov aseguró que Moscú permitiría a los ucranianos elegir el Gobierno que quieran.

Putin evocó el espectro de la guerra nuclear al poner a las fuerzas nucleares en alerta, pero ante las preguntas de si Rusia escalaría la guerra con armas nucleares el Canciller Lavrov dijo que eran habladurías de Occidente.

Una mujer sostiene un pasaporte ucraniano mientras espera a registrarse para tomar un autobús que llevará refugiados a Alemania, en la estación de tren de Przemysl, Polonia, el jueves 3 de marzo de 2022.
Una mujer sostiene un pasaporte ucraniano mientras espera a registrarse para tomar un autobús que llevará refugiados a Alemania, en la estación de tren de Przemysl, Polonia, el jueves 3 de marzo de 2022. Foto: Markus Schreiber, AP

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas