Por Anayeli García Martínez

MÉXICO, D.F. (apro-cimac).- Después de una serie de alegatos legales y resistencias para cumplir con la cuota de género, finalmente los siete partidos políticos, PRI, PAN, PRD, PVEM, PT Movimiento Ciudadano (MC) y Nueva Alianza (Panal), cumplieron con la postulación de sus candidaturas a diputaciones y senadurías que se disputarán en julio próximo en México.

Luego de que los institutos políticos esperaron hasta la última hora para presentar sus listas de candidaturas, el Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE) avaló el jueves 29 las candidaturas a diputados y senadores por las vías de mayoría relativa y representación proporcional.

Una semana antes, el 22 de marzo, venció el plazo legal para entregar las listas y fue hasta el lunes 26 que el IFE dio a conocer que los partidos no cumplieron con la cuota del 60-40 (excepto el Panal), por lo que dio un plazo de 48 horas para subsanar la omisión.

El miércoles 28, los partidos volvieron a entregar las listas, esta vez corregidas. Los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI), de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT), Panal, MC y Verde Ecologista de México cumplieron la cuota, por lo que los consejeros aplaudieron que se cumpliera la ley electoral.

La consejera María Macarita Elizondo recordó que, el 30 de noviembre pasado, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) estipuló que los institutos políticos debían postular un mínimo de 120 y 26 formulas del mismo sexo de candidatos para diputados y senadores, respectivamente.

Esta sentencia derivó de los recursos jurídicos que presentaron militantes de distintos partidos y de la campaña para promover la participación política que emprendieron mujeres como Patricia Mercado, Clara Scherer, Silvia Hernández, María Eugenia Schiller y Amalia García, quines estuvieron presentes en la sesión del jueves 29 del IFE.

“Las mujeres hemos visto de manera tortuosa la forma como se ha pretendido cumplimentar la ley y su interpretación judicial. Sin embargo, a pesar de las divergencias de su elección, hemos visto cómo todos los partidos y coaliciones entregaron las listas modificadas”, dijo la consejera Elizondo.

Advirtió que las militantes aún tienen que enfrentar obstáculos a la hora de querer participar en política. “Las mujeres estamos acostumbradas a hablar y que no nos escuchen, solamente nos escuchan los que quieren escucharnos”.

Para la consejera –quien no descartó que aún puedan darse impugnaciones–, las cuotas de género van más allá de un incremento de mujeres en la vida parlamentaria, pues aseguró que se trata de un avance en el tema de la igualdad.

Al respecto, la consejera María Marván Laborde dijo que nunca antes se habían registrado tantas candidatas mujeres como ahora y esto –sostuvo– “ameritaba una celebración”.

SE CUELGAN DEL GÉNERO

Durante la discusión del proyecto para avalar las candidaturas, Rogelio Carbajal Tejada, representante del PAN, aprovechó para promover a su candidata presidencial, Josefina Vázquez Mota, la primera mujer panista que compite por este cargo.

“Esperamos, desde luego, que así como Florentina Villalobos en 1964 fue la primera diputada federal del PAN, así como en 1967 Norma Villarreal fue la primera alcaldesa del PAN en San Pedro Garza García, Nuevo León; así, en 2012, Josefina Vázquez Mota sea también la primera presidenta de México”.

Carbajal Tejada señaló que, desde la Legislatura del 2000, el PAN ha sido el partido político que ha postulado el mayor número de legisladoras al Congreso de la Unión, lo cual –agregó– era motivo de orgullo y ejemplo de que sí cumplían la cuota de género.

En su oportunidad, Camerino Eleazar Márquez Madrid, representante del PRD, criticó la publicidad del PAN, e indicó que su partido político fue el primero en implantar la paridad, es decir, 50% de candidatos del mismo sexo –aunque no así en cumplirla–.

Al hacer alarde de que este instituto político apoya a las mujeres, Márquez Madrid afirmó que en la Ciudad de México la izquierda promovió políticas públicas para la población femenina, las madres solteras y las personas con discapacidad, entre otras.

En su intervención, Sebastián Lerdo de Tejada, representante del PRI, instituto político que tampoco cumplió con la cuota en un primer momento, también se congratuló por la presencia de más mujeres.

“Resolvimos no impugnar, desistirnos de la impugnación con la intención de allanar el debate, y por eso el PRI no está en el 60-40, está en (las candidaturas de) representación proporcional en el 50-50, y en las (candidaturas) de mayoría en el 60-40, un poco más de 40”.

Sin embargo, Lerdo de Tejada insistió en que el tema de las cuotas debe ser analizado, pues su partido no está de acuerdo con la normatividad establecida en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) y ratificada por el IFE y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), pues considera que con ese criterio se vulneran los derechos de sus militantes electos en procesos democráticos.

“Vayamos a una ley federal de partidos políticos y hagamos un arreglo institucional que permita darnos certeza a todos los actores, porque algunos, evidentemente, no somos mujeres, y tampoco ya somos jóvenes y, entonces, al rato los discriminados vamos a ser nosotros”, alegó.

Cabe resaltar que Luis Antonio González Roldán, representante del Panal, dijo que el “empoderamiento” de las mujeres, en este siglo, no puede ya estar a discusión.

Si bien los partidos se mostraron orgullosos de “cumplir” con el número de mujeres postuladas, en la sesión no se tocó el tema de las candidaturas dobles, es decir, que una mujer esté postulada por ambas vías, de mayoría relativa y plurinominal; ni que las candidatas no tengan trayectoria política.

Tampoco se consideró que algunas de las candidatas tienen lazos familiares o afectivos con militantes de los partidos, como el caso de María del Carmen Ordaz, quien contiende por una diputación que dejó su esposo José Luis Blanco; o bien, Victoria Vega, que ocupa la candidatura que le cedió su esposo Esteban Valenzuela.

En esta nueva modalidad de simulación del cumplimiento de las cuotas, también se encuentra la candidata plurinominal María Elvia Amaya, esposa del exalcalde de Tijuana Jorge Hank Rhon; y María Elena Barrera, exsecretaria particular del candidato presidencial del PRI, Enrique Peña Nieto, entre otras.