Los funcionarios mexicanos condenaron enérgicamente las expresiones de Donald Trump, pues incitan al odio, el racismo y la xenofobia, e invitaron a sus homólogos a combatir este tipo de declaraciones

 Ciudad de México, 3 abril (SinEmbargo).- La Junta de Coordinación Política del Senado de la República dio a conocer el envío de cartas dirigidas a legisladores estadounidenses en las que se condenan las recientes declaraciones del Presidente de Donald Trump con respecto al cierre de la frontera entre México y Estados Unidos.

El principal objetivo del documento enviado a los senadores norteamericanos es externar la desaprobación a las expresiones realizadas en fechas recientes por Trump, las cuales constituyen un agravio tanto para el gobierno mexicano, como para los ciudadanos, y por supuesto, para la comunidad migrante.

En sus palabras, el republicano aseguró que el Gobierno de México “no hace nada” para ayudar a detener el flujo de migrantes hacia EU, por lo que no ve otra solución más el cierre de “la maldita frontera”.

Estas declaraciones, según los funcionarios mexicanos lastiman y tensan la relación bilateral, por lo que hacen un llamado para buscar la reconciliación y cooperación entre ambos gobiernos para atender el tema migratorio.

“En respuesta a ese agravio, el Senado de la República presenta ante usted una formal y enérgica protesta por las expresiones vertidas por el Presidente Trump, mismas que degradan la amistad entre nuestros pueblos y contrastan con el espíritu de cooperación que el Estado mexicano ha demostrado para encontrar soluciones a los fenómenos que rodean nuestra relación bilateral”, afirma el oficio enviado este 2 de abril.

Se insiste en que lo dicho por Trump ha “causado heridas graves entre los pueblos de nuestras naciones incitando actitudes que xenofóbicas y dando paso a crímenes de odio contra la comunidad hispana en Estados Unidos”.

 Pusieron especial atención en que este tipo de declaraciones incitan al odio, el racismo y la xenofobia, hecho que es reprobable pues vienen del Presidente de la nación y ponen en situación de vulnerabilidad a la comunidad migrante en Estados Unidos.

Pusieron en perspectiva las implicaciones comerciales que podría tener para ambas naciones el cierre de la frontera e invitó a los estadounidenses a combatir este tipo de expresiones.