Ignacio Galán, presidente de la empresa energética Iberdrola, reafirmó en el Senado de la República el compromiso de la empresa de mantener “un respeto absoluto de las reglas del juego y de la ley”.

El representante de la multinacional añadió que la empresa ha tomado nota del interés del Gobierno por impulsar el desarrollo de la región sur-sureste del país, y que en concordancia con ello existen proyectos para construir nuevas centrales en los estados de Oaxaca, Yucatán, Veracruz y Puebla.

México, 3 de julio (EFE).- El presidente de la empresa energética Iberdrola, Ignacio Galán, reafirmó este miércoles el compromiso de construir las plantas de generación de electricidad que México requiera y respetando las “reglas del juego” que le fije el Gobierno federal.

“Respetaremos y apoyaremos aquello que el Gobierno tenga a bien pedirnos. Estamos satisfechos de que este país siempre ha tenido con nosotros una absoluta seguridad jurídica; siempre ha respetado las reglas a todos los niveles”, detalló Galán en un encuentro con representantes del Senado en la Ciudad de México.

Asimismo, reafirmó el compromiso de la empresa de mantener “un respeto absoluto de las reglas del juego y de la ley”.

Galán detalló que, de los 5,000 millones de dólares que la compañía se propone invertir en México durante la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador (2018-2024) “ya se han puesto en marcha inversiones por 1,000 millones de dólares” en la construcción de tres plantas.

El representante de la multinacional añadió que la empresa ha tomado nota del interés del Gobierno por impulsar el desarrollo de la región sur-sureste del país, y que en concordancia con ello existen proyectos para construir nuevas centrales en los estados de Oaxaca, Yucatán, Veracruz y Puebla.

“Algunos de ellos están en construcción en este momento, como es el caso de Puebla”, abundó.

El ejecutivo hizo el anuncio durante una reunión de trabajo con el presidente de la Comisión de Energía del Senado mexicano, Armando Guadiana, del gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena), y el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes.

A su vez, el presidente de Iberdrola México, Enrique Alba, señaló que la firma tiene 20 plantas generadoras en México y cinco en construcción que entrarán a lo largo de este año en operación.

“De hecho, hay dos que están ya prácticamente operando (en el estado de Nuevo León). Son 2,000 megavatios (MW) que van a contribuir a garantizar el suministro eléctrico tanto a la Comisión Federal de Electricidad como a la industria para que pueda ser competitiva”, apuntó.

Las nuevas infraestructuras que verán comenzar su construcción este año son una planta de ciclo combinado en Tuxpan (Veracruz), una cogeneración en San Juan del Río (Querétaro) y un parque fotovoltaico en el estado de Puebla.

En total, estas tres construcciones suponen una potencia instalada de 1,500 megavatios.

Por otro lado, señaló que Iberdrola, con más de 20 años de presencia en México, desarrolla diversos proyectos de impacto social, como un programa de becas para que mujeres estudien ingeniería en Oaxaca, un proyecto de electrificación en zonas rurales y un plan de reconstrucción de escuelas destruidas o dañadas por los sismos de 2017.

Finalmente, expresó el “absoluto compromiso de Iberdrola” con México, pues además de invertir en el país, la empresa “va a reforzar sus esfuerzos, como nos pide el Gobierno, por ayudar a los que más lo necesitan”.

En su turno de palabra, el senador Guadiana aplaudió el compromiso y confianza inversora de Iberdrola, y destacó que “ese equilibrio entre empresas con ética y el sector público es necesario en el desarrollo de México”.