Las declaraciones del Presidente tienen lugar un día después de que el Gobernador de Jalisco y la titular de la CNDH denunciaran amenazas.

Ciudad de México, 3 de julio (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana que días antes del atentado en contra del Secretario de Seguridad Ciudadana de la capital, Omar García Harfuch, se tuvo conocimiento de que un grupo de sicarios iría a la capital mexicana y que tenía a varios funcionarios como objetivo. Señaló que se decidió protegerlos.

Dijo que se supo por trabajos de inteligencia, pero que no podía revelar más.

“Constantemente hay llamadas de amenazas a servidores públicos y se toman precauciones siempre, en este caso creo que 10 días antes se tuvo información de que un grupo iba a trasladarse a la Ciudad de México para llevar a acabo una tentado, se mencionaba a los posibles blancos, entonces, se dio al instrucción primero de informales y de cuidarlos”, expuso en conferencia desde Palacio Nacional.

El mandatario aseguró que el trabajo de inteligencia, “y no espionaje” evitó que el atentado registrado la semana pasada tuviera más víctimas.

López Obrador atribuyó los ataques a la respuesta que ha tenido el Gobierno ante el crimen organizado.

“Se están afectando intereses creados, hay cambios, hay transformación, hay algunos que se sienten afectados”, dijo.

También aseguró que su administración no pactará con la delincuencia organizada. ” Tampoco hacemos acuerdo en lo oscurito con el Gobierno de Estados Unidos y no protegemos a unos para perseguir a otros”, añadió.

PROTECCIÓN A PIEDRA Y ALFARO

El Presidente López Obrador también dijo hoy que dio instrucciones a su Gabinete de seguridad para proteger a Rosario Piedra Ibarra, titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), y al Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, esto luego de que ayer ambos confirmaron que recibieron amenazas.

El Jefe del Ejecutivo reconoció hoy que sí estaba enterado de las amenazas al Gobernador de Jalisco, pero desconocía de las que se dirigieron a la titular de la CNDH, pero aseguró que se les dará protección.

“Que se establezca comunicación con el gobernador de Jalisco y, de acuerdo con lo que él considere, nosotros ayudemos en su seguridad; que nosotros podamos contribuir para su protección, que cuente con nosotros y lo mismo en el caso de la presidenta (de la CNDH). No lo sabía, pero tiene la instrucción el secretario de Seguridad”, dijo.

Ayer, Rosario Piedra Ibarra denunció  ue en las últimas semanas ha sido víctima de ataques y amenazas cibernéticas a raíz de casos similares al de Giovanni López, quien habría sido asesinado por policías de Jalisco.

La Comisionada precisó que los ataques se registraron el domingo 8 de junio. Según sus palabras, recibió una serie de amenazas por llamadas telefónicas, mensajes de texto, y por mensajería de WhatsApp.

Aseguró que éstas vinieron de distintas personas ubicadas en varios estados del país y que las llamadas, en las que también involucraban a miembros de su familia, llegaron de más de 100 números telefónicos de los que tiene registro.

A raíz de los múltiples hostigamientos, la encargada de la CNDH interpuso una demanda ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México.

Mientras que una fuente allegada al Gobierno de Jalisco confirmó ayer a SinEmbargo que el Gobernador de la entidad, Enrique Alfaro, está bajo amenaza del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que dirige Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”.

La amenaza se da apenas una semana después de que el Secretario García Harfuch fuera atacado en un operativo armado que incluyó sicarios, armas largas y cortas, granadas e incluso varias Barret, armas especializadas de alto poder. El funcionario sigue hospitalizado pero está fuera de peligro. Él mismo dijo que el atentado había sido ordenado por el Cártel Jalisco.