Mientras el Presidente Andrés Manuel López Obrador ya ha confirmado su visita la próxima semana a Washigton para celebrar el T-MEC, el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau dice que aún evalúa la necesidad de hacerlo.

Ciudad de México, 3 julio (SinEmbargo).- El Primer Ministro, Justin Trudeau, señaló que no está seguro de asistir el próximo 8 de julio a la reunión en Washigton para celebrar el Tratado Comercial con México y Estados Unidos (T-MEC), a la que el Presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador ha confirmado su presencia.

En conferencia de prensa el Primer Ministro dijo que el tema aún se encuentra en discusión, aunque su Gobierno se encuentra preocupado por los posibles aranceles que los estadounidenses propusieron recientemente, sobre el aluminio y el acero.

“Estamos discutiendo con los estadounidenses sobre si una cumbre trilateral la próxima semana tiene sentido, (…) obviamente estamos preocupados por la propuesta de aranceles sobre el aluminio y el acero”, dijo.

Por su parte el mandatario mexicano, informó que el próximo martes viajará a su encuentro con su homónimo estadounidense, Donald Trump.

“Ya compré los boletos para salir (…), el martes para estar un día antes del encuentro, es os e slo que está ya establecido, expresó.

PROTOCOLOS VISITA DE AMLO A EU

El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó este viernes que se haría la prueba de la COVID-19 si la Casa Blanca lo exige como protocolo para su reunión con Donald Trump el próximo miércoles.

“Creo que está en el protocolo y vamos a cumplir todos los protocolos, como lo tenemos que hacer. Si hace falta sí, todavía no sabemos, pero si está en el protocolo desde luego que sí, o sea, no me niego”, expresó el primer mandatario en su rueda de prensa matutina.

El Jefe del Ejecutivo mexicano adelantó más detalles sobre su visita a Washington el próximo 8 y 9 de julio, que será su primer viaje al exterior desde que asumió la Presidencia en diciembre de 2018.

Cuestionado sobre los temas que tratará con Trump, con quien tendrá una reunión de trabajo bilateral la tarde del miércoles, insistió en que lo principal es el arranque del nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Aun así, admitió que “seguramente van a platicar sobre otros temas”, al destacar que tanto Trump como él jugaban al béisbol cuando eran jóvenes.

Tampoco descartó hablar del tráfico de armas desde Estados Unidos y de “Rápido y Furioso”, un operativo estadounidense de 2009 que consistió en introducir armas a México para rastrear a narcotraficantes y que el Gobierno actual pide esclarecer.

“Entonces podemos hablar del béisbol, podemos hablar de muchas cosas, de todo, sin confrontación porque es un encuentro político, porque la política, entre otras cosas, se inventó para evitar la confrontación, la guerra, entonces es una relación amistosa y de trabajo”, manifestó.

Aunque empresarios mexicanos apoyan la visita de López Obrador a Trump para enviar señales a los inversionistas extranjeros, activistas de ambos lados de la frontera han criticado el encuentro.

Congresistas del Caucus Hispano de Estados Unidos enviaron esta semana una carta a Trump para exigirle que cancele su invitación a López Obrador, al acusarlo de politizar en líneas partidistas la relación de México con Estados Unidos.

En tanto, López Obrador descartó reunirse con grupos de migrantes en Estados Unidos pese a reconocer que recibió invitaciones de ellos, de congresistas, de académicos y de empresarios mexicanos que radican en ese país.

-Con información de EFE