A pesar de que transparentar la publicidad oficial fue una de las promesas que promovió con mayor fuerza el Presidente Enrique Peña Nieto al inicio de su administración, a un año de que termine el sexenio los montos son poco claros.

Hay cifras de la Secretaría de la Función Pública preliminares y definitivas con un gran marco de diferencia –que se publican casi seis meses después de terminado el año– y otras que están realizadas organizaciones civiles o incluso las que las mismas secretarías reportan a través de solicitudes de transparencia. Ninguna de esas es igual.

Aun con estas diferencias, el resultado es que la cantidad total emanada del Gobierno federal ha aumentado año con año, pese a los recortes anunciados y la austeridad prometida. Además, las cantidades, de acuerdo con las cuentas públicas anuales, aumentaron  respecto a lo aprobado en la Cámara de Diputados. En este contexto, son ocho los medios de comunicación los que acapara el 37 por ciento del monto erogado.

Ciudad de México, 3 de agosto (SinEmbargo).– De acuerdo con las Cuentas Públicas anuales del gobierno federal, los gastos de publicidad y comunicación social aumentaron 80 por ciento de 2013 a 2016 y en total se han gastado en ese rubro 25 mil 649 millones 236 mil 567 pesos, sin contar 2017.

Contrario al discurso de austeridad que promovieron las autoridades federales a inicios de 2015, luego de que se hiciera un recorte presupuestal a las finanzas públicas nacionales, el gasto dedicado a la publicidad aumentó. Sólo en 2014 el gasto disminuyó de 4 mil 766 millones a 4 mil 681 millones, es decir, sólo se redujo en 85 millones de pesos.

Para 2015, año del primer recorte al gasto público, el gasto aumentó a 7 mil 610 millones 869 mil 634 pesos, lo que representó un brinco de 2 mil 929 millones 089 mil 863 pesos.

Ya con las cifras definitivas de los gastos de comunicación social que son publicadas en el portal de la Secretaría de la Función Pública (SFP), para 2016, el gasto, de nueva cuenta, creció y se situó en 8 mil 589 millones 734 mil 606 pesos.

La cifra obtenida de las Cuentas Públicas anuales es una más de las que hay sobre publicidad oficial. Las organizaciones Artículo 19 y Fundar sostienen que la cifra es aún mayor y tienen en su registro la cifra de 34 mil 109 millones de pesos en los últimos cuatro años.

“La censura se alimenta de un sistema económico del que tanto el gobierno como los medios de comunicación son cómplices. Una relación perversa en la que la información está supeditada al dinero público que entra y sale de los bolsillos de los medios. Finalmente, la sociedad recibe información sesgada o a medias”, alertó Artículo 19 en su último reporte. “En este sentido, Article 19 recuerda al Congreso de la Unión la importancia de reglamentar el párrafo octavo del Artículo 134 de la Constitución, para que la publicidad oficial influya en la sociedad como un constante promotor del derecho a la información pública, promueva el reconocimiento de derechos, el cumplimiento de obligaciones y la rendición de cuentas en todo el Estado Mexicano”.

En su informe “Libertades en Resistencia”, la organización advirtió anteriormente que “quienes ejercen la libertad de expresión en México tienen que enfrentarse en un terreno que de facto los pone en desventaja con su adversario. Quien decide expresarse conoce —de entrada— las reglas del juego: la primera, que en la mayoría de los casos los ingresos de los medios de comunicación dependen directamente del dinero público y, por lo tanto, el gobierno incide en las líneas editoriales y trunca los alcances de una expresión plural, objetiva e independiente”.

En un ejercicio anterior realizado por SinEmbargo –basado en solicitudes de información hechas a las dependencias federales– se reportó  un total de 5 mil 014 millones 300 mil 283 pesos para 2016 y 4 mil 055 millones 699 mil 689 pesos en 2015; es decir, 3 mil 575 millones y 3 mil 555 millones menos de lo reportado en las cuentas públicas de esos años, en forma respectiva.

La cifra total de lo que se ha gastado en “Servicios de Comunicación Social y Publicidad”, es 155 por ciento mayor a lo que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) previó gastar, ya que de acuerdo con las primeras propuestas de los paquetes económicos de los últimos cuatro años, la cantidad que se podía emplear era de 10 mil 036 millones 409 mil 929 pesos, cerca de 2 mil 500 millones de pesos por año.

Además, cotejando las cifras con el presupuesto modificado –es decir, el final–, las dependencias federales recibieron en su conjunto 25 mil 719 millones 366 mil 245 pesos, lo que significa que 70 millones 129 mil 678 pesos no se ejercieron.

LAS CIFRAS DEFINITIVAS DE 2016

En las semanas pasadas la SFP difundió las cifras definitivas de los gastos de comunicación social de 2016 en los que se erogaron 8 mil 589 millones 734 mil 606 pesos. Del total del dinero, fueron ocho medios los que acapararon el 37 por ciento, es decir, 3 mil 187 millones 427 mil 841 pesos.

En primer lugar quedó Televisa, que recibió por 210 contratos mil 488 millones 934 mil 160 pesos o 4 millones 079 mil 271 pesos diarios por parte de las dependencias federales.

Le siguió Tv Azteca con 230 contratos, 921 millones 058 mil 921 pesos, el periódico Excélsior con 310 millones 611 mil 364 pesos por 450 contratos y El Universal con 157 mil 866 183 pesos por 400 contratos.

Los periódicos de la Organización Editorial Mexicana (OEM), La Prensa y “los soles”, recibieron en conjunto 151 millones 179 mil 555 pesos por 900 contratos.

Milenio y La Jornada recibieron 59 millones [650 contratos] y 53 millones de pesos ]300 contratos], respectivamente.

En medios radiofónicos, la más beneficiada fue Radio Fórmula con 44 millones 201 mil 066 pesos con 65 contratos.

El pasado fue el año que más se gastó en publicidad.

De acuerdo con el último ejercicio realizado por SinEmbargo, en 2016 la Secretaría de Salud (SSa), ya bajo el mando de José Narro Robes fue la que más gastó en publicidad y comunicación social, erogando mil 465 millones 579 mil 341 pesos.

Luego están el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), con un gasto de 543 millones 798 mil 483 pesos; la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), con 492 millones 643 mil 590 pesos; la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), con 403 millones 062 mil 658 pesos; la Secretaría de Economía (SE), con 232 millones 192 mil 839 pesos; el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), con 231 millones 458 mil 296 pesos, y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), con 207 millones 453 mil 419 pesos.

Una de las campañas en común –y a la que siete secretarías aportaron– fue la del Cuarto Informe de Gobierno, en la que se gastó 439 millones 875 mil 148 pesos. Fue el IMSS el que gastó más en promover las acciones anuales de la administración federal con 200 millones 639 mil 974 pesos, le siguió la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), con 94 millones 541 mil 231 pesos, y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), con 90 millones 517 mil 241 pesos.