Medios estadounidenses informaron que las autoridades creen que el presunto autor del tiroteo publicó un manifiesto, pero aún están reuniendo evidencia para demostrarlo.

–Con información de Infobae.

Ciudad de México, 3 de agosto (SinEmbargo/Infobae).– Patrick Crusius, un joven blanco de 21 años de edad y residente en el área de Dallas, en Texas, Estados Unidos, es el sospechoso de la masacre en el centro comercial Cielo Vista Mall de El Paso, que dejó a 20 personas muertas y 26 heridas.

El sospechoso, detenido por la Policía tras el tiroteo registrado en la tienda Walmart, habría dejado un largo manifiesto publicado cerca a las 10:15 horas en el sitio web 8Chan, en el escrito habría afirmado que cometería el asesinato en masa  en “respuesta a [la] invasión hispana de Texas” y no para “culpar a Trump”.

MSNBC informó que fuentes del Buró Federal de Investigaciones estadounidense (FBI, por sus siglas en inglés) están investigando el “manifiesto” presuntamente escrito por el sospechoso; CNN también afirmó que investigadores trabajan en estudiarlo.

Por su parte, Washington Post informó que “las autoridades creen que el hombre armado publicó la diatriba antiinmigrante, pero aún están reuniendo evidencia para demostrarlo, de acuerdo con las autoridades policiales”.

El manifiesto diría que Crusius simpatizaba con el autor de la masacre de Christchurch, Nueva Zelanda, donde 51 personas fueron asesinadas.

Aún se desconoce la causa de su ataque, pero usuarios en redes sociales, consternados por el crimen, no descartan que se trate de un crimen de odio porque el lugar es frecuentado por migrantes latinos en su mayoría mexicanos.

Las cámaras de seguridad del lugar mostraron a Crusius portando un rifle AK-47, considerado un arma de guerra. El joven vestía una camiseta negra, un pantalón claro y unos lentes.

Una mujer que iba a hacer compras en lugar le dijo a Fox News que escuchó “como fuegos artificiales” mientras buscaba un lugar para estacionar. “Me dirigí a la salida”, narró.

Imagen del presunto autor del tiroteo. Foto: Especial.

“Vi a un hombre con una camiseta negra y pantalones de camuflaje que llevaba lo que parecía un rifle, apuntaba a la gente y disparaba directamente a ellos, vi a tres o cuatro cayendo al suelo”, continuó.

MEXICANOS ENTRE LAS VÍCTIMAS

El Presidente Andrés Manuel informó que tres mexicanos perdieron la vida en el tiroteo registrado hoy en El Paso, Texas. Mientras que el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, confirmó que hay seis heridos connacionales, entre ellos una niña de 10 años.

La agresión armada en el centro comercial estadounidense dejó un total de 20 personas muertas y al menos 26 heridas, de acuerdo con datos brindados por el Gobernador de Texas, Greg Abbott.

Los mexicanos que resultaron heridos son Mario de Alba Montes, de 45 años de edad, el originario de Chihuahua recibió un balazo en la espalda; Olivia Mariscal Rodriguez, de 44 años, fue herida en el pecho y la mano y también es de Chihuahua; Erika de Alba Mariscal, de 10 años, resultó herida en la pierna y se encuentran en el Hospital UMC, de El Paso.

Marcelo Ebrard dio a conocer los nombres de los lesionados en su cuenta de Twitter y agregó que dos hombres y una mujer de Torreón, Coahuila,  y de Ciudad Juárez, Chihuahua, son los otros tres mexicanos heridos; los tres están recibiendo atención médica en el East Side, afirmó.

El Secretario informó que autoridades mexicanas tratan de localizar a otras personas que refirieron vía telefónica que estaban en el lugar. “En cuanto tengamos confirmación oficial de donde se encuentran y su estado de salud lo informaremos también”, expuso en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el Presidente estadounidense, Donald Trump, calificó de “acto de cobardía”

El tiroteo de hoy en El Paso no solo fue trágico, fue un acto de cobardía. Sé que estoy con todos en este país para condenar el acto de odio de hoy. No hay razones o excusas que alguna vez puedan justificar el asesinato de gente inocente”, declaró el mandatario a través de su cuenta en Twitter.

Además, afirmó que junto con su esposa envía sus oraciones al “gran pueblo de Texas”.