En octubre de 2017, la Procuraduría General de la República (PGR) removió a Santiago Nieto Castillo de su cargo como titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) “por faltar al código de conducta de la dependencia”. Santiago Nieto había conseguido, hasta ese entonces, órdenes de aprehensión en contra de los ex gobernadores de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, y de Chihuahua, César Duarte Jáquez, por el presunto desvío de recursos del erario público a campañas electorales.

Días antes de su destitución Nieto reveló en una entrevista con el diario Reforma que Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), lo presionó para que declarara públicamente su inocencia por presuntos desvíos de Odebrecht al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Ciudad de México, 3 de septiembre (SinEmbargo).- Santiago Nieto Castillo será el futuro titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP), en el Gobierno del Presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

Carlos Urzúa, próximo Secretario de Hacienda, hizo el anuncio esta tarde desde la casa de transición de López Obrador en la colonia Roma.

“El doctor Santiago Nieto Castillo será a partir del 1 de diciembre el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Pública”, dijo Urzúa en un mensaje.

El futuro titular de Hacienda precisó que esta unidad será “uno de los brazos más importantes de la Secretaría que encabezará. “Se encarga de seguirle la pista al dinero, al lavado de dinero y, evidentemente con ello, poder combatir de manera frontal la corrupción”.

Santiago Nieto destacó que será necesario trabajar de manera coordinada tanto con la PGR como con la Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE), pues aseguró que “uno de los temas centrales de todo sistema democrático es el combate a la corrupción, al lavado de dinero y al uso de recursos de procedencia ilícita”.

“Mi punto de partida es que la corrupción inicia en los procesos electorales a partir de la entrega de recursos en efectivo”, agregó.

El pasado 14 de agosto, Santiago Nieto, ex titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), se reunió con López Obrador para tratar de perfilar una mejora a los sistemas de impartición de justicia.

“Platiqué con el Presidente electo sobre un tema que le parece de gran importancia que es mejorar los sistemas de procuración y de impartición de justicia. Hemos estado conversando sobre cuáles son los elementos que podría tener la ley orgánica de la Fiscalía de la República”, dijo Nieto en la casa de transición de la colonia Roma, en la Ciudad de México.

SU PASO POR EL GOBIERNO DE EPN

En octubre de 2017, la PGR removió a Santiago Nieto Castillo de su cargo como titular de la Fepade “por faltar al código de conducta de la dependencia”. Santiago Nieto había conseguido, hasta ese entonces, órdenes de aprehensión en contra de los ex gobernadores de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, y de Chihuahua, César Duarte Jáquez, por el presunto desvío de recursos del erario público a campañas electorales.

Días antes de su destitución Nieto reveló en una entrevista con el diario Reforma que Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), lo presionó para que declarara públicamente su inocencia por presuntos desvíos de Odebrecht al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Le dijo al diario que Lozoya le envió una carta para evitar que se le inculpara en el desvío de recursos para el PRI durante la campaña presidencial de 2012.

“Me envió una carta diciendo que quiere que yo haga un pronunciamiento público sobre su inocencia y me envía un currículum diciéndome quién es su papá, quién es su mamá, en dónde estudió. Nunca entendí esta parte.

“Creo que esta carta refleja en gran medida la impunidad, es decir, el planteamiento de que ‘soy una figura pública. La autoridad se tiene que disculpar’. Esto es lo que me parecía particularmente grave”, denunció Nieto al diario Reforma.

En marzo pasado, Santiago Nieto también reveló al periodista Juan Montes de The Wall Street Journal, en la primera entrevista que da tras su despido: “intentaron comprarme para que guardara silencio. […] Acabo de responder: ‘Lo siento, pero no puedo recibir dinero de Peña Nieto’”.

Días después de que saliera expulsado de la Fepade, cuenta, fue citado en un hotel por un alto funcionario del Gobierno federal.

Ahí le dijeron que querían tener una buena relación con él. Y “como gesto de buena fe”, afirma, le ofrecieron dinero para “ayudarlo” tras quedarse sin empleo. Así lo dijo al diario el ahora ex Fiscal.