México
El Senador Manuel Añorve, del PRI, durante la Sesión Permanente en el pleno del Senado de la República.

El CEN priista y legisladores rechazan la firma de Carta de Madrid, como dijo Abascal

03/09/2021 - 1:20 pm

El encuentro de los senadores del Partido Acción Nacional (PAN) con el partido español Vox ha desatado una fuerte polémica entre los personajes de la política mexicana, por lo que ya varios han salido a deslindarse de la firma de la Carta de Madrid.

Ciudad de México, 3 de septiembre (SinEmbargo).– El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), así como Lorena Piñón Rivera y Manuel Añorve Baños, Diputada y Senador respectivamente, rechazaron hoy haber firmado la Carta de Madrid contra “el comunismo en Iberoamérica”, como dijo el partido español de ultraderecha Vox y su presidente, Santiago Abascal.

Ayer, Vox publicó en su página web: “El Foro Madrid aspira a convertirse en una respuesta al Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla, una coalición de partidos fundada en 1990 por Fidel Castro y Lula da Silva que ha sido determinante para el auge de la extrema izquierda en Iberoamérica. Entre los fundadores del Grupo de Puebla están Rafael Correa, José Múgica, Evo Morales, Irene Montero, José Luis Rodríguez Zapatero y Dilma Rouseff, entre otros”.

Agregó: “Tal y como ha anunciado Santiago Abascal, ‘el Foro Madrid contará con una estructura permanente y un plan de acción anual para hacer frente al avance del comunismo en las naciones de la Iberosfera’. Durante el encuentro mantenido esta mañana en el Senado para presentar el Foro Madrid, auspiciado por el Senador Julen Rementería, coordinador en el Senado del Partido de Acción Nacional (PAN), se han adherido a la Carta de Madrid 14 senadores del PAN, la mitad del Grupo Parlamentario, entre los que se encuentran Julen Rementería, Alejandra Reynoso, Lilly Téllez, Roberto Moya, Víctor Fuentes Solís, María Guadalupe Murguía, Gina Cruz Blackledge, Minerva Hernández Ramos, Mayuli Latifa Martínez, Indira de Jesús Rosales, Nadia Navarro, María Guadalupe Saldaña, Marco Antonio Gama y Juan Antonio Martín del Campo; los diputados de este mismo partido, América Rangel, Saraí Nuñez y Raúl Torres; así como los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Lorena Piñón y Manuel Añorve”.

Sin embargo, hoy la dirigencia del PRI mostró su rechazo a cualquier participación o acuerdo que se hubiera firmado, por lo que aclaró que si alguno de sus integrantes expresó su respaldo, se trata de una decisión personal que no representa al partido.

“Rechazamos cualquier participación o supuesto acuerdo del PRI Nacional con @vox_es. De haber ocurrido por parte de algún militante, se trataría de una decisión a título personal y no representaría ni la postura ni la voluntad de nuestro Instituto Político”, escribió en su cuenta de Twitter.

Posteriormente, a través de la red social de los senadores del tricolor, se explicó que el legislador Manuel Añorve Baños no participó en ninguna reunión con Vox y también se descartó que haya firmado la Carta de Madrid tal y como se había difundido.

“Para abundar en la información: nuestro Senador @manuelanorve no participó en ninguna reunión con @vox_es, y mucho menos firmó la Carta de Madrid, como consta en el mismo documento y en la fotografía oficial. La información difundida es FALSA”, se lee.

Mientras que Lorena Piñón Rivera, Diputada federal del PRI, desmintió que haya formado parte de las reuniones con el partido español o su aparición en cualquier carta donde salga su nombre. En su mensaje, sostuvo que no ha firmado ningún documento respaldando a ninguna postura y que no conoce a Santiago Abascal.

Legisladores del derechista PAN firmaron ayer la denominada Carta de Madrid, apoyada por el líder del partido español Vox, Santiago Abascal, la cual está destinada a frenar el avance del “comunismo” en la naciones de la “Iberosfera”.

La carta, que también se compartió en las redes de los senadores del PAN es impulsada por la Fundación Disenso que lidera Abascal, quien ha usado regularmente el concepto de “Iberosfera”, una comunidad de naciones libres con más de 700 millones de personas que comparten una herencia cultural.

Luego de que adquiriera relevancia el hecho y generara diversas críticas, varios militantes del blanquiazul se deslindaron. Uno de ellos fue Héctor Larios Córdova, Secretario General de Acción Nacional y quien ha sido Diputado federal y Senador, aseguró que el partido “no comparte con Vox sus propuestas que violentan Derechos Humanos”.

Hasta Julen Rementería, coordinador de senadores del PAN y quien encabezó la firma de la Carta Madrid con el líder de Vox, tuvo que aclarar en conferencia de prensa que las y los legisladores firmaron el escrito a título personal y ello no significa que fomenten el ultraderechismo.

“No supone ningún ultraderechismo, nada que ver con eso, la [firma de la carta la] pusimos a consideración del grupo, por eso acudieron algunos de ellos, no todos”, mencionó el Senador.

“El partido no tiene nada que ver con esto y no hay alianza con nadie, esto fue estrictamente a título personal porque creemos en esto que está contemplado”, agregó al ser cuestionado por medios.

Gustavo Madero Muñoz, presidente de Acción Nacional (PAN) del 4 de diciembre de 2010 al 21 de agosto de 2015, fue otro de los políticos que se pronunció en contra.

“Lamento el corrimiento del partido @AccionNacional y de mi GPPAN [Grupo Parlamentario del PAN] a la derecha cuando más se requerimos ser una alternativa democrática comprometida con los derechos humanos, económicos, políticos y sociales para cerrar brechas de desigualdad y la exclusión (sic.)”, expuso en su cuenta de Twitter.

En el mismo sentido se pronunció Roberto Gil Zuarth, quien ha sido Diputado federal y dos veces Senador por el PAN, además de secretario particular de Felipe Calderón Hinojosa, al asegurar que no encuentra similitud entre los principios del PAN y Vox.

“Imitar o importar estrategias de polarización nada más refleja un vacío crónico de identidad. O, por lo menos, una carencia absoluta de creatividad”, escribió en la misma red social.

El dirigente del PAN en la Ciudad de México, Andrés Atayde, se deslindó de Vox al afirmar que “los extremos no ayudan a la sana convivencia social”. Al contrario, opinó, promueven la polarización.

Laura Rojas, expresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados en la pasada Legislatura, consideró que la cercanía del PAN con Vox no ayuda al partido a conseguir y ampliar los derechos. “Más centro, menos extremos”, difundió en sus redes.

Xóchitl Gálvez Ruiz también dedicó un breve mensaje: “Yo, con Vox… ni a la esquina”. La panista es Senadora, fue Alcaldesa en Miguel Hidalgo, Ciudad de México, por ese partido y es excandidata al Gobierno de Hidalgo en la elección de 2010.

Y hace unas horas, el expresidente Felipe Calderón reprobó el acuerdo entre el partido Vox de España y Acción Nacional, destinado a frenar el avance del comunismo en las naciones de la “Iberosfera”. Además, afirmó que es hora de cambiar la dirigencia blanquiazul.

A través de sus redes sociales, Calderón aseguró que por dicha unión y más cuestiones, muchas personas, él incluido, decidieron abandonar el PAN. Además, su dirigencia lleva mucho tiempo perdida.

“La dirigencia del PAN hace buen rato que está extraviada. Hoy, una vez más, el acuerdo con Vox lo demuestra. Y que no vengan con el cuento de que no les hacen caso los senadores, eso está peor. Ojalá cambien ya de dirigencia. Por esas y otras cosas salimos muchos”, comentó Calderón en su cuenta de Twitter.

Por la mañana, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que el partido Vox de España y Acción Nacional de México son lo mismo, “casi fascistas”, aunque han simulado ser demócratas.

“Ya ven hasta ayer vinieron unos extremistas de España, del Vox. Se unieron con el PAN porque son lo mismo. Nada más que simulaban los del PAN, otros, que eran demócratas y no; son conservadores y ultraconservadores, casi fascistas y está retoñando todo eso en España“, aseguró.

En su intervención frente a la prensa, López Obrador consideró que su regreso en España es un hecho “muy lamentable”, ya que el pueblo de ese país es “liberal, progresista, muy trabajador, muy honesto y esto que está retoñando es lo peor”.

“Son lo más autoritarios, clasistas, racistas, corruptos. Hay todo un escándalo que tiene que ver con el rey [Juan Carlos I] sobre la utilización de influencias para sacar provecho en lo personal, para enriquecerse. Toda una inmundicia que no tiene que ver con la mayoría del pueblo español. Esta es una minoría, pero que está tomando mucha fuerza. Es como un retoño del franquismo”, afirmó.

Más adelante, el mandatario agregó: “Hay un besamanos. Una vergüenza. Llegan todos los senadores, creo que 16, a un besamanos a este grupo que es equivalente a El Yunque: ultraconservadores”.

–Con información de EFE

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas