México

El PAN se desgarra por el abrazo a Vox. Unos capitalizan; otros reniegan, o callan

03/09/2021 - 3:30 pm

El PAN se ha autogenerado una crisis luego de que el jueves algunos de sus senadores respaldaran a Santiago Abascal, líder del partido nacionalista español Vox. La situación ha llevado a unos cuadros del blanquiazul a criticar esta alianza, mientras que otros han renegado de la misma. Lo cierto, es que también ha salido a relucir los vínculos del panismo con la ultraderecha.

Ciudad de México, 3 de septiembre (SinEmbargo).– Cada quien utilizó “el resbalón” para su causa. Felipe Calderón para presionar a la actual dirigencia del Partido Acción Nacional (PAN). Lilly Téllez para mostrar su lealtad a las causas de extrema derecha. Gustavo Madero para enfatizar su desacuerdo con el actual liderazgo después de años de recibir golpes. 

Y al final, hasta los senadores blanquiazules que convivieron con el presidente de Vox, Santiago Abascal, terminaron renegando de sus actos. La firma de ayer de la Carta de Madrid, realizada en el Senado de la República, y a la que se sumaron tanto miembros del PAN como del PRI ha provocado un huracán del que muchos intentan salvarse.

Pero lo cierto es que el arraigo de los principios de Vox en el PAN es profundo. Una muestra de ello es la relación entre este partido de ultraderecha español y la organización mexicana El Yunque que suele hacerse pasar también como la Organización del Bien Común, como se registró en España, donde tiene gran influencia a través de membretes como HazteOir y CiticenGo.

El Yunque es una organización secreta de ultraderecha que data de la década de 1950 que se ha infiltrado en ámbitos educativos, sociales, económicos y políticos de México. Su misión es “defender el reino de Dios” de las amenazas anticatólicas. Algunos de sus integrantes han formado parte de la política mexicana, en particular dentro del PAN, como ocurrió en los sexenios de Vicente Fox y Felipe Calderón, este último que ha pretendido desmarcarse de lo ocurrido ayer.

“El PAN se inspiró en Action Française (un movimiento político de extrema derecha), rancia derecha nacionalista y antisemita. Su alianza actual con Vox lo devuelve a ese origen detestable”, escribió en ese sentido el historiador Enrique Krauze, un intelectual de derecha que ha tenido afinidad lo mismo con presidentes del priismo que del panismo. 

Pero la relación entre el panismo y la extrema derecha ha dado paso a un crisis y una serie de deslindes de importantes figuras de la derecha mexicana como ocurrió con el expresidente Felipe Calderón, cuya esposa, Margarita Zavala, y su cuñado, Juan Ignacio Zavala, han participado activamente en la asociación Yo Influyo, asociada a las organizaciones españolas de ultraderecha Hazte Oír y Citizen Go como captadora de recursos y centro de operación en México.

“La dirigencia del PAN hace buen rato que está extraviada. Hoy, una vez más, el acuerdo con Vox lo demuestra. Y que no vengan con el cuento de que no les hacen caso los senadores, eso está peor. Ojalá cambien ya de dirigencia. Por esas y otras cosas salimos muchos”, escribió Calderón este viernes, quien precisamente dejó el PAN luego de que le cerraran el paso a su esposa, Margarita Zavala, a la candidatura presidencial.

Otra muestra de la relación entre el panismo, que ahora quiere deslindarse, y Vox es la alianza trazada de tiempo atrás con Fernando Rodríguez Doval, exvocero de la campaña presidencial de Ricardo Anaya, quien precisamente suscribió la Carta de Madrid en octubre de 2020.

En ese entonces, Doval fue el único líder mexicano que apareció en el listado de las firmas que suscribieron el documento y que presentó el líder del partido Vox, Santiago Abascal, con la intención de aglutinar a los movimientos de su ideología ultraderechista y nacionalista.

Los vínculos con la ultraderecha española han permitido además que senadores que comparten esta ideología muestren su lealtad a estas causas, como es el caso de la legisladora Lilly Téllez que llegó a la Cámara Alta de la mano de Morena, pero cuyas posiciones en contra de la agenda progresista la llevaron a sumarse al PAN y posicionarse como una crítica del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

De hecho, el Presidente López Obrador aprovechó su conferencia diaria para señalar que Vox y el PAN son lo mismo:

“Nada más que simulaban los del PAN, otros, que eran demócratas y no; son conservadores y ultraconservadores, casi fascistas y está retoñando todo eso en España“, expresó el Presidente.

PANISTAS RECLAMAN A SENADORES ALIANZA CON VOX

Este jueves un grupo de Senadores del PAN firmaron la Carta de Madrid, un documento que aspira a convertirse en una respuesta al Foro de São Paulo y el Grupo de Puebla, “una coalición de partidos fundado en 1990 por Fidel Castro y Lula da Silva que, según explica Vox, ‘ha sido determinante para el auge de la extrema izquierda en Iberoamérica’. Entre sus fundadores están Rafael Correa, José Mújica, Evo Morales, Irene Montero, José Luis Rodríguez Zapatero y Alberto Fernández”, según reseñó el diario español El Mundo.

En el Senado mexicano se adhirieron a la iniciativa los senadores del PAN Julen Rementería, Alejandra Reynoso, Martha Márquez, Lilly Téllez y Roberto Moya además de diputados panistas: América Rangel y Raúl Torres. También se unió el Diputado del PRI y vicecoordinador del grupo parlamentario, Manuel Añorve Baños, quienes posaron junto al presidente de Vox, el ultraderechista Santiago Abascal, en una foto que después fue borrada de la cuenta de los senadores albiazules.

No obstante, el Grupo Parlamentario de Acción Nacional en el Senado defendió en un comunicado que se sumó a la Carta Madrid porque considera al comunismo como “una gran amenaza a la prosperidad y al desarrollo, así como para las libertades y el Estado de Derecho”.

En respuesta, panistas como Gustavo Madero, Roberto Gil Zuart, Héctor Larios y Xóchitl Gálvez cuestionaron al partido por apoyar al líder de Vox en esta iniciativa que pretende frenar “el avance del comunismo”.

Gustavo Madero Muñoz, presidente de Acción Nacional (PAN) del 4 de diciembre de 2010 al 21 de agosto de 2015, fue uno de los políticos que se pronunció en contra. “Lamento el corrimiento del partido @AccionNacional y de mi GPPAN [Grupo Parlamentario del PAN] a la derecha cuando más se requerimos ser una alternativa democrática comprometida con los derechos humanos, económicos, políticos y sociales para cerrar brechas de desigualdad y la exclusión (sic.)”, expuso en su cuenta de Twitter.

En el mismo sentido se pronunció Roberto Gil Zuarth, quien ha sido Diputado federal y dos veces Senador por el PAN, además de secretario particular de Felipe Calderón Hinojosa, al asegurar que no encuentra similitud entre los principios del PAN y Vox.

“Imitar o importar estrategias de polarización nada más refleja un vacío crónico de identidad. O, por lo menos, una carencia absoluta de creatividad”, escribió en la misma red social.

Héctor Larios Córdova, Secretario General de Acción Nacional (PAN) y quien ha sido varias veces Diputado federal y Senador, aseguró a su vez que el partido “no comparte con VOX sus propuestas que violentan Derechos Humanos”.

En tanto, el dirigente del PAN en la Ciudad de México, Andrés Atayde, se deslindó de Vox al afirmar que “los extremos no ayudan a la sana convivencia social”. Al contrario, opinó, promueven la polarización.

Una de las voces que también cuestionó que se haya abierto la puerta a la ultraderecha española fue la del empresario Gustavo de Hoyos, exdirigente de la Coparmex y uno de los promotores de la alianza entre el PAN, PRI y PRD.

EL COORDINADOR DE LOS SENADORES DEL PAN SE DESLINDA

Ante el escándalo generado, Julen Rementería, coordinador de senadores del PAN y quien encabezó la firma de la Carta Madrid con el líder de Vox, tuvo que aclarar en conferencia de prensa que los legisladores firmaron el escrito a título personal y ello no significa que fomenten el ultraderechismo.

“No supone ningún ultraderechismo, nada que ver con eso, la [firma de la carta la] pusimos a consideración del grupo, por eso acudieron algunos de ellos, no todos”, mencionó el Senador. “El partido no tiene nada que ver con esto y no hay alianza con nadie, esto fue estrictamente a título personal porque creemos en esto que está contemplado”, agregó al ser cuestionado por medios.

“En ningún momento, lo quiero dejar muy claro, en ningún momento supone ninguna alianza con nadie, simplemente el poder hacer un esfuerzo conjunto para defender lo que aquí, en esta parte, en lo que habla precisamente de los compromisos que ya he dado lectura, tiene que para poder entre todos hacer el esfuerzo a nivel, en este caso, prácticamente mundial, cuando hablamos de Latinoamérica”, agregó la noche de ayer Rementería.

…Y LOS SENADORES BORRAN TUIT

A la par que la polémica ha crecido, el PAN atizó las críticas en su contra al eliminar una publicación de sus redes sociales sobre el acuerdo firmado con Santiago Abascal, líder Vox.

Mediante su cuenta de Twitter, los senadores del PAN habían compartido la fotografía donde dieron a conocer que habían firmado la Carta Madrid y le daban la bienvenida a Santiago Abascal, sin embargo, después de toda la polémica y comentarios en contra, borraron el tuit.

El tuit borrado.

“Por la defensa de la democracia, la libertad y la propiedad privada, hoy firmamos la Carta de Madrid para detener el avance del comunismo. México nunca será comunista, nunca. Muchas gracias a Santiago Abascal por su visita. ¡Bienvenido a México!”, decía el tuit publicado por la cuenta Senadores del PAN.

Usuarios de redes sociales recopilaron una imagen de la publicación y también criticaron la actitud de la bancada panista, que no ha salido a precisar por qué eliminó la imagen.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas