Camila Sodi denunció, por medio de las plataformas digitales, la existencia de maquinas expendedoras en un albergue de Juchitán, Oaxaca, donde se vendía el agua a los damnificados del sismo del 7 de septiembre. La refresquera reaccionó positivamente ante la denuncia que se hizo viral.

Ciudad de México, 3 de octubre (SinEmbargo).- Tras la circulación en las redes del video donde la actriz Camila Sodi mostraba las máquinas expendedoras de la marca Coca-Cola en el albergue, los cibernautas hicieron viral la denuncia. La refresquera respondió retirando las máquinas del lugar.

En el video, Sodi, de manera enérgica, llama a la indignación por este tipo de acciones por parte de la empresa. “Coca Cola puso tres máquinas donde les vende las cosas, les vende el agua a los que están hospedados en el albergue”, dice en la grabación

“Les están vendiendo el agua. Coca Cola no puso una, sino tres (…) estamos documentado esto porque no puede ser que le hagan esto a la gente”, añadió la actriz.

La respuesta por parte de la corporación fue contundente al retirar las máquinas del albergue y aclaró que “además de la donación de producto, agua, leche, jugos y bebidas isotónicas por parte de nuestros socios embotelladores a los rescatistas, centros de acopio y albergues, The Coca-Cola Foundation estará donando 1 millón de dólares a la Cruz Roja Mexicana”.

En un tuit la empresa aclaró el asunto y retiró las máquinas del lugar. Foto: especial

La actriz agradeció la difusión del vídeo y la respuesta que este había generado en la empresa, con un mensaje en Twitter.

Este episodio se suscitó  tras la visita de Camila Sodi en el albergue, lugar al que llevó ayuda a las personas refugiadas, entregó donaciones y alentó a los niños que viven ahí temporalmente.