El videojuego nacido en 1998 regresa renovado para encontrarse con las nuevas generaciones y mantener a los antiguos jugadores.

Madrid, 3 de noviembre (EFE).- Medievil, uno de los videojuegos más icónicos de la PS1 que vio la luz en 1998, reaparece con una imagen completamente renovada en un remake que apela a la nostalgia de los viejos jugadores y trata de reinventarse para atraer a toda una nueva generación.

El videojuego, que se lanzó a nivel mundial y en exclusiva para PlayStation el 25 de octubre fue uno de los primeros títulos en subirse a la ola del 3D ya que, entonces, se ganó a los jugadores por su dirección artística oscura y onírica y su atmósfera inmersiva.

“Por aquel entonces fue algo muy nuevo”, explicaba este miércoles Jeff Nachbaur, productor ejecutivo de Other Ocean, el estudio canadiense encargado del desarrollo del remake, que ha presentado el videojuego hoy en Madrid.

“El mayor reto ha sido movernos en la fina línea entre mantener a los antiguos jugadores y tratar atraer a los que todavía no lo han probado”, señaló.

“Espero que quienes lo jugaron en 1998 lo encuentren familiar, aunque también habrá sorpresas para ellos”, reconoce.

Medievil se presenta con una imagen gráfica completamente renovada, aunque completamente fiel al original. En su versión ha tratado de solventar los elementos más “frustrantes” del título original, como el ángulo de la cámara o el movimiento del personaje.

El videojuego de acción se mantiene fiel a su versión anterior. Foto: Twitter vía @PlayStation

Se trata de un videojuego de acción clásico que mezcla combate, exploración, resolución de puzzles y plataformas.

La historia es una clásica trama de la lucha entre el bien y el mal y esta ambientada en el reino de Gallowmere, inspirado en Escocia. Su protagonista es Sir Daniel Fortesque, un caballero que es resucitado por equivocación tras morir de una manera poco épica.

Su éxito entre los jugadores fue tal, que PlayStation lanzó una secuela en 2000 y una remasterización para PSP en 2005. Todos ellos fueron creados por SCE Studio Cambrisge.

El estudio canadiense Other Ocean ha partido fundamentalmente del primer título, aunque ha usado partes de la adaptación posterior allí donde la calidad gráfica lo requería, subrayó Nachbaur.

La narrativa de los videojuegos ha evolucionado desde que Medievil vio la luz por primera vez, los avances técnicos permiten más complejidad. Other Ocean ha tratado de incorporar estas nuevas dinámicas al remake.

“No diría que es más desafiante, pero sí hemos intentado incorporar más complejidad”, subrayó Nachbaur, cuyo equipo ha trabajado las armas y las habilidades.

En el proceso de creación -que se ha prolongado dos años- ha participado un estudio español y los creadores del título original, Chris Sorrell y Jason Wilson, que han colaborado como consultores, así como los creadores de la banda sonora del título original Bob&Barn, que han creado varios temas nuevos.