“Soy filósofa y estoy estudiando el doctorado en Historia del Arte, me voy a ir a un Congreso, me acaban de aceptar una ponencia para irme a España, sin embargo, no alcancé apoyo de mi universidad porque me aceptaron la ponencia en octubre y para esas altura la universidad ya no tenía presupuesto. Es un viaje que me va costar mucho trabajo costearlo sola y yo siempre he hecho mis zapatos porque es una cosa que me gusta mucho hacer y se me ocurrió avisar en Twitter si por favor podían comprarme esto que es una cosa que hago con mi mamá”, dijo Ana María a Magazine.

Ciudad de México, 3 de noviembre (SinEmbargo).- Ana María Pimentel Arámbula es filosofa y estudiante de Doctorado en Historia de Arte, hace unos días uno de sus tweets se hizo viral: la joven tiene un viaje en puerta para participar en un Congreso en España organizado por la Universidad del País Vasco pero no alcanzó apoyo de la institución así que para juntar el dinero que necesita compartió en su red social el trabajo que realiza al diseñar y confeccionar zapatos a mano.

Ana platicó con Magazine y compartió detalles acerca del trabajo artesanal que realiza con el calzado y del viaje que tiene en puerta para el que busca apoyo.

“Soy filósofa y estoy estudiando el doctorado en Historia del Arte, me voy a ir a un Congreso, me acaban de aceptar una ponencia para irme a España, sin embargo, no alcancé apoyo de mi universidad porque me aceptaron la ponencia en octubre y para esas altura la universidad ya no tenía presupuesto. Es un viaje que me va costar mucho trabajo costearlo sola y yo siempre he hecho mis zapatos porque es una cosa que me gusta mucho hacer y se me ocurrió avisar en Twitter si por favor podían comprarme esto que es una cosa que hago con mi mamá y con los chicos de taller con mucho gusto… y pegó sin querer y ya lleva cuatro mil likes”, contó la joven.

María hizo hincapié en que no es que la escuela no quisiera apoyarla sino que ya no tienen presupuesto.

Ana María explicó que a raíz de la publicación en Twitter le han llegado muchos mails y mensajes a sus redes sociales y comentó feliz que ya consiguió hacer una venta, además de que hay personas de diversos lugares del país como Monterrey, Los Cabos y Saltillo interesadas en su producto. “Si yo pudiera cumplir con toda esa demanda e investigar los precios para mandarlo [el calzado] estaría genial”, dijo.

La estudiante de doctorado contó que su incursión en diseñar y hacer zapatos comenzó por su mamá, ella tenía la inquietud de aprender a diseñar calzado debido a que su padre (abuelo de Ana María) impulsó la industria del calzado en León y hacía zapatos de mujer desde pequeño. “Mi mamá era de los hijos más chicos de la familia y siempre tuvo ganas de entrar a un curso de diseño de calzado entonces yo encontré uno en la Facultad de Artes y Diseño de la UNAM y lo daba el maestro Alberto García y entramos con él, y estuvo padrísimo, eso fue hace 3 años y desde ahí empezamos y no paramos. Decidí inscribir a mi mamá y a mera hora me emocioné igual que ella y me inscribí yo también”, señaló Ana.

La señora Evangelina Arámbula, madre de Ana, explicó que su hija es muy emprendedora y que ambas se apoyan e impulsan en sus proyectos. “A mí siempre me gustó, yo era de las que corría entre las maquinas, brincaba en la cortadora y me gustaba mucho la forma en que mi papá curtía las pieles y hacía los zapatos que fueran ergonómicos”, señaló Evangelina.

Por otra parte, el maestro Alberto García dijo sentirse sorprendido por el impacto de la publicación la joven y esperar que ayude para que Ana cumpla su meta de participar en el Congreso.

La joven, que además es cantante soprano, ha llevado a la par sus estudios con la confección de zapatos. Ana María debe viajar el 26 de noviembre así que quien quiera ayudar puede ponerse en contacto a través de sus redes sociales o en el correo [email protected] .