John Prince, el protagonista de la saga “Modern Warfare” está de regreso en este reboot y nos ayuda, de la mano de nuestro personaje jugable, que conocemos como “Alex”, a comenzar una nueva historia en la saga. Esta nueva historia nos llevará a escenarios ficticios en Londres, Rusia o Arabia Saudita para recuperar y detener la producción de gases químicos que pueden acabar con cientos de personas que lo inhalen, dando paso a unas de las más grandes luchas terroristas de la franquicia.

Ciudad de México, 3 de noviembre (SinEmbargo).- Desde que conocimos que la nueva entrega en la franquicia de Call of Duty no sería una secuela a Infinite Warfare (que vimos en 2016), sino un reboot por completo, específicamente hablando en la saga de “Modern Warafare”, surgieron muchas preguntas respecto al futuro de la saga: qué personajes veríamos nuevamente o si se trataba de un “borrón y cuenta nueva” por completo para reescribir una de las historias más memorables de la franquicia desde Call of Duty 4: Modern Warfare hasta Call of Duty: Modern Warfare 3.

John Prince, el protagonista de la saga “Modern Warfare” está de regreso en este reboot y nos ayuda, de la mano de nuestro personaje jugable, que conocemos como “Alex”, a comenzar una nueva historia en la saga. Esta nueva historia nos llevará a escenarios ficticios en Londres, Rusia o Arabia Saudita para recuperar y detener la producción de gases químicos que pueden acabar con cientos de personas que lo inhalen, dando paso a unas de las más grandes luchas terroristas de la franquicia. Además de introducir a personajes como “Farah” y “Karim” quienes tienen una serie de antecedentes como la oposición que luchaba contra el ejército ruso en el medio oriente y conforme avanza la historia varios cabos sueltos van tomando forma hasta comprender por completo que es lo que ha pasado con el tiempo y con los personajes que vamos conociendo.

En el apartado gráfico vemos mejoras bastante notables. Foto: Especial

La historia es bastante buena y podemos asegurar que es la mejor campaña de un juego de Call of Duty en los últimos 5 años, además de que te tomará alrededor de 15-20 horas terminarla por completo, lo más importante de este conflicto es el obvio inicio de una nueva saga de “Modern Warfare”, donde seguramente para quienes han seguido la saga en los últimos años reconocerán nombres  o deducirán algunos otros de personajes que veremos en las próximas entregas de “Modern Warfare”.

En el apartado gráfico vemos mejoras bastante notables. Por primera vez en mucho tiempo los desarrolladores han utilizado un nuevo motor gráfico; en su versión para PC, el juego soporta la nueva tecnología de Nvidia Ray Tracing, por lo que los efectos visuales son realmente impresionantes. Los escenarios son impecables, tanto en las ciudades que visitamos como en el campo o desierto, además de que la iluminación de cada uno de ellos es impresionante.

Por el lado del multijugador, tenemos una gran variedad de modos de juego desde los clásicos free for all, el cual es un modo de todos contra todos; team deathmatch, un duelo por equipos; kill confirmed, un duelo por equipos donde tienes que recoger los “tags” de tus oponentes para confirmar su baja y juntar puntos; y search & destroy, donde buscas una bomba y gana el primer equipo en eliminar a todo el equipo contrario o el primer equipo en detonar la bomba, entre otros. Todos y cada uno de estos modos de juego que hemos visto en entregas anteriores. Además, contamos con la adición del modo ground war, el cual es uno de los modos con mayor número de personas que hemos visto en la saga de Call of Duty, es un duelo de 32 vs 32 personas y ganará el primero en llegar a la meta de puntos. O modos de juego como Cyber atack, el cual consiste en enfrentamiento de dos equipos y si eres eliminado, la única forma de regresar a la partida será si algún miembro de tu equipo te reanima, de lo contrario, permanecerás como observador.

Tenemos una gran variedad de modos de juego. Foto: Especial

Pero lo más destacable del multijugador de Modern Warfare es la adición de la función “Cross-Play” por primera vez en un juego de este tipo y desde su lanzamiento, podrás disfrutar del juego con tus amigos de PC, PS4 o Xbox One, algo que sin duda da mucho más valor al título.

Fuera de esto, conocemos que más modos de juego se irán añadiendo en meses posteriores a su lanzamiento para ofrecer nuevas experiencias más divertidas y competitivas, pero por el momento tenemos un repertorio bastante amplio de modos de juego, aunque nada que no hayamos visto en el pasado.

Modern Warafare ofrece una nueva visión de lo que le depara en un futuro cercano a la saga y aunque vemos innovación en cuando gráficos o funciones multijugador como el “cross-play”, tal vez la historia pudo haber sido mucho más ambiciosa y con mayor fuerza sabiendo que representa un reboot de la que es posiblemente la saga más aclamada de la serie, además de que el multijugador fuera de sentirse como regresar a los años gloriosos de Modern Warfare 2 o Modern Warafare 3, nos deja en modos de juego que si bien son divertidos, con grandes escenarios y que te harán pasar horas de juego; carece de arriesgarse a algo nuevo e innovador.