Mundo

Trump gana Texas y avanza con 213 votos electorales por 225 de Biden; la disputa sigue cerrada

03/11/2020 - 11:58 pm

Millones de estadounidenses votaron este martes en ciudades blindadas y entre negocios tapiados, un panorama extraordinario que reflejó el temor a un estallido de violencia derivado de la extrema polarización que vive el país.

Ciudad de México, 3 de noviembre (SinEmbargo).– Joe Biden, candidato demócrata se mantenía a la cabeza de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, con 236 delegados a favor; mientras Donald Trump acumulaba 213, hasta el corte de las 2:00 de la mañana de México.

La última campanada del a jornada electoral la dio Trump en  Texas, un estado que desde 1976 no ha votado por un demócrata, como fue el caso de Jimmy Carter, repitió la fórmula y le dio la madrugada de este miércoles su voto al Presidente republicano Donald Trumb.

Texas es el segundo estado que más votos aporta en el Colegio Electoral de Estados Unidos, con 38, y en esta jornada electoral decidió darlos a Trump, quien hace cuatro años también obtuvo en esta entidad una victoria holgada sobre la candidata demócrata Hillary Clinton.

A pesar de que el 39.4 por ciento de la población de Texas es de origen latino, y en ese sector mayoritariamente mexicana, y es la proporción más alta del país después de Nuevo México, con 48.8 por ciento, esa entidad decidió seguir siendo republicana y que su Presidente por los próximos cuatro años sea Trump.

Texas dio el respaldo a Trump. Foto: David J. Phillip, AP.

La elección se cerró alrededor de las 23:30 horas, tiempo de México, cuando Trump sumó a su cuenta los 29 votos que dota Florida y 38 más que da Texas en el Colegio Electoral.

Por otro lado, están pendientes de cerrar los conteos en Arizona, que representa 11 votos electorales, y que tradicionalmente ha votado por republicanos. Sin embargo, esta noche, Biden lidera esa votación, lo que podría marcar una diferencia, además de Nevada, que da 6 votos electorales.

Si Biden, como marcan las tendencias, puede tomar estas plazas, se abriría camino a la Casa Blanca.

Otra de las grandes batallas se dan en estados que son considerados clave, y que el Presidente ganó fácilmente hace cuatro años: Texas y Ohio, donde las encuestas y las previsiones de los medios de comunicación estadounidenses muestran una votación pareja.

Millones de estadounidenses votan por su nuevo Presidente. Foto: Charlie Riedel, AP.

Biden tenía Nueva York (29); Nuevo México (5); Illinois (20); Virginia (13) delegados; Maryland (10); Delaware (3), Nueva Jersey (14); Connecticut (7); Rhode Island, (4); Massachussets (11); Vermont (3); Colorado (9); Columbia (3).

Trump se adjudicó Oklahoma y sus 7 delegados; Arkansas (6); Misisipí (6); Alabama (6); Tennessee (11); Kentucky (8); Indiana (11); Virginia Occidental (5) delegados; y Carolina de Sur (11); Luisiana (8); Oklahoma (7); Nebraska (1) Dakota del Norte (3); Dakota del Sur (3), Misuri (10) y Wyoming (3).

Millones de estadounidenses votaron este martes en ciudades blindadas y entre negocios tapiados, un panorama extraordinario que reflejó el temor a un estallido de violencia derivado de la extrema polarización que vive el país.

En Washington, Filadelfia, Detroit y otras localidades estadounidenses se han diseñado planes para evitar posibles brotes violentos, mientras los diferentes comercios instalaron tablones de madera en los vidrieras y puertas, ante la posibilidad de que se registren disturbios.

Los estadounidenses escogen este martes al futuro presidente entre el actual mandatario, el republicano Donald Trump, y el candidato demócrata, Joe Biden, pero también a los 435 miembros de la Cámara de Representantes y a un tercio de los cien miembros del Senado.

Los votantes también eligen una decena de gobernadores y se pronuncian sobre numerosas iniciativas populares que, de prosperar, son tenidas en cuenta por las legislaturas estatales.

Estas elecciones se han visto condicionadas por la pandemia del coronavirus, que ha causado más de 9,3 millones de contagios confirmados y 232 mil muertes en Estados Unidos.

Debido a esto, la participación anticipada alcanzó un récord al superar los 100 millones de electores, de los que 35,9 millones corresponden a sufragios emitidos en persona en las pasadas jornadas y otros 64,8 millones a votos por correo, según la organización U.S. Elections Project de la Universidad de Florida.

Con esta cifra, sumada a los votos depositados este martes y los enviados por correo y que aún no han sido contabilizados, se espera que la participación rebase con creces los 136,6 millones de votantes, o un 55,7 % del electorado, que participaron en los comicios de 2016.

Las últimas encuestas dan al demócrata Joe Biden una ventaja de 7,2 puntos frente al presidente Donald Trump, que aspira a la reelección, según el promedio de sondeos de RealClearPolitics.

-Con información de EFE y AP.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas