La agencia calificó a México como ejemplo de la divergencia en el desempeño de las manufacturas porque en el tercer trimestre de 2020 recuperó 90 por ciento de lo perdido en el segundo, sin embargo, el sector de servicios solo recuperó la mitad.

Ciudad de México, 3 de diciembre (SinEmbargo).- Standard and Poor’s (S&P) mejoró la expectativa de la caída del Producto Interno Bruto (PIB) de México para 2020 del (-)10.4 por ciento al (-)9.3. Además estimó que las economías emergentes como la mexicana tendrán una de las recuperaciones más débiles por un panorama desfavorable para la inversión y la leve respuesta gubernamental ante la política fiscal.

La calificadora estimó que para 2021 el PIB de México crecerá un 3.9 por ciento desde el 3.4 estimado anterior y para 2022 estimó un crecimiento del 2.9 por ciento.

La mayoría de las economías latinoamericanas, regresaran a su nivel del PIB anterior a la pandemia hasta la segunda mitad de 2022, pero México lo hará hasta 2023, estimó S&P. La economía argentina, golpeada fuertemente por sus déficits tardará aún más en hacerlo.

La agencia recordó que durante septiembre las exportaciones de manufactura mexicana aumentaron 4 por ciento a tasa anual; además calificó a México como ejemplo de la divergencia en el desempeño de las manufacturas porque en el tercer trimestre de 2020 recuperó 90 por ciento de lo perdido en el segundo, sin embargo, el sector de servicios solo recuperó la mitad.

S&P indicó que México tiene un panorama de inversiones negativo posterior a la COVID-19 por las tendencias desfavorables que ya existían antes de la pandemia. Recordó que la inversión privada disminuyó en ocho de los últimos 10 trimestres por la falta de apoyo del Gobierno, dinámica que continuó a lo largo de la contingencia sanitaria.

Estimó que el desempleo crecerá 2.5 veces sin tomar en cuenta el subempleo, que es del 15 por ciento en el país, más del doble de la cifra final del 2019. El impacto de la pandemia dejará daños fuertes en la mano de obra por lo que volver a los niveles previos a la contingencia llevará varios años.