En una reunión en la que participaron Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM, y José Manuel López Campos, coordinador de Concanaco-Servytur, Salazar llamó al sector empresarial a también ser “hacedores de política púbica”.

Dijo que los intereses políticos pueden ser de corto plazo o “no tienen en cuenta los impactos que eso tiene en nuestras propias actividades”.

Ciudad de México, 3 de diciembre (SinEmbargo).- Carlos Salazar Lomelí, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), arremetió en contra de la iniciativa del Presidente Andrés Manuel López Obrador para eliminar la práctica de la subcontratación que desencadenó mayores conflictos para el sector laboral. Para el empresario la autoridad elimina de un tajo el árbol en lugar de quitar las manzanas podridas.

“Para quitar una manzana podrida lo que está intentando de hacer, a veces, la autoridad es tumbar los árboles, dices ¡no jodas! En vez de quitar las manzanas podridas talan los árboles y nos quedamos sin nada”, expresó Salazar en una reunión con la vicepresidencia de Asuntos Fiscales y de Financiamiento al Desarrollo Económico y Empresarial de Concanaco.

En la reunión, en la que también participaron Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM, y José Manuel López Campos, coordinador de Concanaco-Servytur, Salazar llamó al sector empresarial a también ser “hacedores de política púbica” que no se puede dejar sólo a los políticos, pues los intereses de estos son de corto plazo o “no tiene en cuenta los impactos que eso tiene en nuestras propias actividades”.

La iniciativa de “eliminar de un tajo” la práctica del outsourcing impacta directamente al empresariado que no hizo mal uso de este modelo. El presidente del CCE dijo que han intentado hacer entender a la administración del país que una iniciativa, que puede tener un buen impacto como la reforma al insourcing y outsourcing, “puede dejar consecuencias desastrosas en la economía”.

Recordó que desde abril el CCE empezó con convocatorias de análisis de estudio para hacer frente a la crisis política que dejó la pandemia de la COVID-19.

“Nos han visto muy activos con el programa de infraestructura. Estamos convencidos que sin inversión jamás va a haber recuperación y sin inversión no va a haber crecimiento de empleos. Sin inversión no va a haber tampoco bienestar o vamos a tener un impacto positivo en las condiciones del país”, aseguró el empresario.

Dijo que con el segundo paquete de infraestructura, de 68 proyectos, que ya están en un proceso de implementación que provocará 400 mil empleos, de acuerdo con la Secretaría de Hacienda.

“No podemos hacer una ley que, de alguna manera, deje a ciertos sectores de la economía con las manos atadas y que, de alguna manera, eso tenga un impacto en la forma en que las organizaciones pueden operar” y llamó a “ser cuidadosos” con las consecuencias de la implementación de alguna reforma fiscal.

Además, Salazar Lomelí aseguró que México terminará el sexenio con una economía “más chiquita” frente a la que recibió.

El 12 de noviembre la Administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador envió al Congreso una reforma en materia laboral para modificar el esquema de subcontratación con el fin de ordenar el esquema y deje de ser una posibilidad para la evasión fiscal y afectar a la población trabajadora en sus prestaciones.

El outsourcing afecta fuertemente a la población, aseguró el Presidente López Obrador, porque hacia finales del año eran despedidos y este mecanismo fue develado con mayor intensidad durante la pandemia de la COVID-19. Relató que una sola empresa realizó despidos masivos de miles de empleados y eso mostró las dimensiones de las compañías.