México

Sofía Abigail desapareció al intentar cruzar a EU. ONGs exigen continuar su búsqueda

03/12/2022 - 8:10 pm

A más de seis meses desde su desaparición, la organización que acompaña el caso de Sofía Abigail ha denunciado que las autoridades mexicanas han sido omisas en agotar todas las líneas de investigación que podrían apuntar al paradero de la niña nicaragüense de cuatro años.

Ciudad de México, 3 de diciembre (SinEmbargo).– Sofía Abigail tenía casi cuatro años de edad cuando intentó cruzar el Río Bravo junto con su madre, Irma Yaritza, su tío y alrededor de 50 otras personas migrantes. El agua en la corriente se volvió peligrosa, y separó a las dos nicaragüenses del resto de su familia; el cuerpo de la mujer fue encontrado sin vida, pero aún no hay rastro de la niña a más de seis meses de su desaparición y la organización que ha dado el seguimiento al caso ha acusado omisiones en su búsqueda.

Aunque las labores de búsqueda dieron inicio poco después del 17 de mayo, fecha de los hechos, las autoridades federales y de Coahuila –donde sucedió el intento de cruce a la altura de Piedras Negras– no habían considerado como línea de investigación el posible hecho de que la niña haya caído en redes de trata de personas o sido víctima de este delito, por lo que un Juez de la Ciudad de México exigió a la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra) abrir una carpeta a efecto de agotar todas las hipótesis sobre el paradero de Sofía Abigail.

“Dentro de las líneas [de investigación], porque seguimos sin encontrar a Sofi, ni en vida ni desde los forense, de ahí que una de las líneas que debe de agotarse es el delito de trata de personas“, expresó la abogada Daniela Varela de la Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho (FJEDD) y encargada del caso, a SinEmbargo. 

Irma viajaba con su hija de tres años y 11 meses y estaba a 10 metros de llegar a territorio estadounidense cuando la corriente la arrastró. Su muerte fue casi inmediata, pero “Pulga” sigue desaparecida. Foto: Twitter @FJEDD

Aunque la organización civil promovió una denuncia ante la institución, la Fevimtra le remitió un oficio a finales de junio en el cual indicó que “no era competente en el caso” y remitió la queja ante la Fiscalía del estado de Coahuila. “Pero ni siquiera abrieron un expediente y simplemente se limitaron a emitir este oficio, realmente sin hacer un estudio de fondo”, detalló al respecto la litigante.

Por esta razón y ante la omisión de buscar otras líneas de investigación, la Fundación impugnó la determinación y finalmente el Juez de control Marco Antonio Fuerte Tapia, adscrito al Centro de Justicia Penal Federal con sede en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México giró la orden a la Fiscalía especializada de aperturar una carpeta de investigación por el posible delito de trata de personas.

Además de esto, pidió que las autoridades mexicanas formalicen una colaboración con los agentes migratorios de Estados Unidos, pues no descartan que la niña haya sido encontrada del lado norte de la frontera, y lamentó que aún no exista esta asistencia jurídica internacional.

“Si bien han habido comunicaciones informales donde no hemos obtenido una respuesta, (…) [la colaboración] no se ha hecho de manera formal y creemos que se debe hacer así para que realmente se haga con una metodología y se agoten todas las líneas o hipótesis [de los hechos] que pudieron haber ocurrido”, indicó.

Sofía y su mamá, Irma, estaban a 10 metros de llegar a territorio estadounidense cuando la corriente las arrastró. Foto: FJEDD, cortesía para SinEmbargo.

Varela hizo énfasis en la necesidad de que se investiguen también las actuaciones de todas las autoridades que estuvieron involucradas en el operativo realizado la noche del 17 de mayo para rescatar y detener a migrantes que intentaron cruzar el Río Bravo junto con Sofía e Irma, entre ellos agentes del Grupo Beta del Instituto Nacional de Migración (INM).

“Dentro de los testigos que hemos podido contactar de inicio, desde que supimos del caso, personas migrantes refirieron que en ese día de los hechos se rescataron a varias personas. No necesariamente señalan el rescate de Sofi, pero se rescataron a otras personas y dentro de las autoridades que había [en el operativo], señalan entre ellas al Grupo Beta del Instituto Nacional de Migración”, dijo la abogada. “Esperamos que las autoridades actúen con la debida diligencia y en atención del interés superior de la niñez, que en el caso de Sofi además atraviesan distintas situaciones que vulneran su situación, por ser migrante, por ser niña, por ser mujer, también”.

Ubicación aproximada donde Irma y Sofía Abigail intentaron cruzar el Río Bravo con dirección hacia Estados Unidos. Foto: Captura de pantalla.

SU FAMILIA LA ESPERA

En los casi siete meses desde que su nieta fue reportada como desaparecida, Elia Centeno no ha perdido la fe de volver a saber de ella, y ve la resolución del Juez como un “rayito de luz”, una muestra de esperanza que se siguen teniendo esfuerzos para que Sofía pueda reunirse con su papá, el señor Hanier, quien la esperaba en Estados Unidos para que su familia volviera a estar junta.

“Para mí, como su abuela, yo siento que es allí donde el Dios está actuando. Yo pienso que Dios tocó el corazón de ese Juez, y si se lo tocó a él se lo va a seguir tocando a las autoridades. Confiamos en Dios y en las gestiones que se están haciendo, que las autoridades [de México, Nicaragua y Estados Unidos] se van a unir, que nos van a apoyar y que van a trabajar en conjunto con las demás personas que nos están ayudando a buscar a Sofía”, compartió la señora.

Tras recibir la noticia de la muerte de su nuera y la desaparición de su nieta, inicialmente sintió mucho dolor, además que empezaron a correr rumores que Sofía Abigail había sido rescatada y que estaba en los albergues. Con el paso del tiempo, ha llegado a creer que quizá alguien “se encariñó” de la niña y está con alguna familia.

“Si no tenemos un cuerpo, si encontramos a Yaritza y se han encontrado otros cuerpos, ¿por qué el cuerpo de mi nieta no ha aparecido? Y si se han buscado en morgues, ¿por qué tampoco? No sé, en mi pensar, digo yo: ¿será que alguna familia la tiene, será que la alguien la encontró y se apoderó de ella y se encariñó con ella? Porque la verdad es que mi nieta es alguien de que cualquiera se enamora de ella; basta verle esos ojitos, como brillan, o sea, cualquiera se enamora de ella”, expresó Centeno.

“Pulga”, como le decía su familia a Sofía, fue vista por última vez con una licra color negra, camisa color rosa, calcetas color rosa y tenía su cabello negro peinado con dos coletas. Foto: FJEDD, cortesía para SinEmbargo.

“Pero la verdad que es que Sofía tiene una familia que sufre por ella; nadie debe quedarse con ella porque Sofía tiene una familia que era bien unida; Sofía era todo para su mamá y su papá, para ese matrimonio y no es justo que Sofía ya perdió a su mamá, que tampoco viva separada de su papá y de nosotros que somos su familia. Yo la extraño mucho”, enfatizó.

La abuela paterna de Sofía apuntó que su familia ya tendría una respuesta si las autoridades de los distintos países involucrados, particularmente México y Estados Unidos, realmente se involucraran en la búsqueda de la niña, pues son los únicos que “tienen el poder” de avanzar las diligencias.

“Yo digo que si las autoridades en realidad quisieran ayudarnos, ya hubiéramos encontrado a Sofía porque, con los métodos que hay ahora, que tienen en esos lugares desarrollados, yo pienso que ya hubiéramos encontrado a mi nieta, pero yo no pierdo la esperanza ni la fe”, ahondó. “Desgraciadamente, [las autoridades nicaragüenses] no nos han escuchado, es como si mi nieta no hubiera nacido en este país o como si ella no contara”.

En lo que va del 2022, el INM ha detenido a más de 95 mil personas migrantes que transitaban por México. Foto: Christian Chavez, AP.

“Sofía necesita ir a terminar este ese sueño que dejó, que no se terminó de concluir, porque la esperanza de ella era seguir estando al lado de su papá. Nosotros sólo queremos recuperar a Sofía, y yo sólo quiero que mi hijo sea feliz. Yo quiero que mi hijo tenga paz y tranquilidad, y mientras no tengamos respuesta de Sofía, nosotros no vamos tener ni paz ni tranquilidad”, concluyó la señora Elia.

Entre enero y octubre de 2022, 95 mil 210 personas migrantes fueron detenidas por el Instituto Nacional de Migración (INM) por encontrarse en México bajo una condición irregular, de las cuales la mayoría provenían de países sudamericanos como Colombia, Ecuador y Venezuela; y América Central, principalmente Honduras, Guatemala y Nicaragua.

De acuerdo con Missing Migrants Project, un conteo hecho por la Organización Internacional de Migración (OIM) respecto a personas migrantes muertas y desaparecidas desde el 2014, en el cruce fronterizo entre México y Estados Unidos se han reportado cuatro mil 150 casos. La organización precisó que en el 2022 se reportaron 498 personas migrantes muertas o desaparecidas, de las cuales 26 eran niñas o niños.

Tamara Mares Rivera
Periodista por la UNAM. Sus principales intereses son derechos humanos, política y género. Es somnolienta sin café y apasionada de la mar.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video