Author image

Pedro Mellado Rodríguez

03/12/2022 - 12:05 am

Cacique de UdeG, a dos fuegos

“En agosto del 2021, después que se fracturó política la alianza política con el Grupo UdeG, Alfaro Ramírez anunció la reasignación de 140 millones de pesos que originalmente estaban etiquetados para el Museo de Ciencias Ambientales, para utilizarlos en la construcción del Hospital Civil de Oriente, en Tonalá, instalaciones que también estarían bajo la tutela de la UdeG”.

Los duros señalamientos que el Gobernador de Jalisco Enrique Alfaro Ramírez ha hecho contra el cacique Raúl Padilla López, exrector de la Universidad de Guadalajara 1989-1995, quien junto con su grupo político tienen secuestrada a esa institución educativa desde hace 33 años, no pueden quedar en el simple terreno de lo anecdótico y deben estar respaldados por firmes acciones jurídicas.

El pasado viernes 25 de noviembre del 2022 el Gobernador anunció que ningún funcionario de su Gobierno acudiría a los eventos de la Feria Internacional del Libro, cuyo patronato preside el jefe político de la UdeG.

“No se puede mantener silencio ante los actos que está generando el personaje que tiene secuestrada a la Universidad de Guadalajara y su grupo de lacayos, nosotros no vamos a guardar silencio ante esta situación (…) El Gobierno de Jalisco no va a estar presente en la Feria Internacional del Libro ni en la inauguración ni en eventos posteriores. Queremos a la FIL, pero queremos una FIL libre de caciques y vamos a hacer lo que esté a nuestro alcance para lograrlo”, expresó Alfaro Ramírez.

Además, Alfaro agregó: “Lo que no vamos a hacer es permanecer callados y permitir que un mafioso disfrazado de promotor cultural siga engañando a la comunidad cultural del país y a la comunidad internacional (…) Esa historia se acabó, el silencio es lo que ha lastimado tanto a la universidad, tener a una universidad secuestrada es algo que no se puede permitir y por eso llegó también el momento de decir que a Raúl Padilla se le acabó el veinte”.

El Gobernador de Jalisco sostuvo que ya inició el proceso para liberar a la UdeG del cacicazgo de Padilla López y que una de las primeras acciones fue el desmantelamiento de la red de corrupción que tenían en los tres Poderes de Jalisco, publicó el periódico Mural el pasado viernes 25 de noviembre del 2022.

Ha habido otros pronunciamientos muy severos de Alfaro Ramírez contra el cacique. Tras reiterar que la Universidad de Guadalajara (UdeG) sí tendría apoyo en el Presupuesto de Egresos del 2022, el Gobernador Enrique Alfaro lamentó que Ricardo Villanueva hubiese dejado su papel de Rector general de esa institución para convertirse en mandadero de Raúl Padilla, publicó el 19 de noviembre del 2021 el periódico Mural.

Reclamó Alfaro: “El Rector decidió dejar de ser Rector para convertirse en mandadero y emisario de Padilla, bueno, es su decisión, lo lamento mucho (…) El mensaje es muy claro, a la universidad se le va a apoyar para hacer escuelas, para hacer preparatorias, para hacer centros universitarios, para cumplir su función sustantiva, no para que siga haciendo negocios Raúl Padilla, se acabó esa historia”.

Alfaro y Padilla fueron aliados políticos en la contienda presidencial del 2018, cuando ambos apoyaron la coalición opositora PAN-PRI-PRD que respaldó al panista Ricardo Anaya Cortés, mientras que en el ámbito estatal esa coalición sólo operó en Jalisco para diputados locales y federales.

El sábado 2 de diciembre del 2017 Mural publicó que las cabezas del autodenominado Frente Ciudadano por México se habían reunido la noche del jueves 30 de noviembre del 2017 en casa de Raúl Padilla López, en medio de las negociaciones para conformar una coalición electoral con miras a los comicios federales del 2018.

Al domicilio particular del presidente de la Feria Internacional del Libro de  Guadalajara llegaron los líderes nacionales del PAN, PRD y MC, Ricardo Anaya, Alejandra Barrales y Dante Delgado, así como el Alcalde emecista de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez.

Producto de estas negociaciones, en los comicios del 2018, en los que Enrique Alfaro ganó la gubernatura de Jalisco, el Grupo UdeG de Raúl Padilla logró, con el apoyo de MC, PAN y PRD, los cargos de elección más importantes de su historia.

El exrector Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla ganó una diputación federal plurinominal que le permitió después ser nombrado coordinador de la fracción de Movimiento Ciudadano en el Congreso de la Unión; el expresidente de la Federación de Estudiantes Universitarios, Alberto Galarza Villaseñor, fue ubicado como suplente del senador emecistas José Clemente Castañeda.

Con apoyo de esta alianza, el Grupo de Raúl Padilla colocó dos diputados en el Congreso de Jalisco: Mara Nadiezhda Robles Villaseñor y Enrique Velázquez González, así como dos diputadas federales: Mónica Almeida López y Abril Alcalá Padilla.

Pero esa alianza se fracturó en el 2021 cuando Padilla López impulsó, al amparo de la nómina de la Universidad de Guadalajara, el surgimiento del partido estatal Hagamos. El cacique universitario quedó entonces como virtual dueño de Hagamos, partido estatal y del PRD Jalisco, muy disminuido cascarón de partido político presuntamente nacional.

En agosto del 2021, después que se fracturó política la alianza política con el Grupo UdeG, Alfaro Ramírez anunció la reasignación de 140 millones de pesos que originalmente estaban etiquetados para el Museo de Ciencias Ambientales, para utilizarlos en la construcción del Hospital Civil de Oriente, en Tonalá, instalaciones que también estarían bajo la tutela de la UdeG.

Esa reasignación molestó al cacique Padilla López, pues el Museo de Ciencias Ambientales es parte del Centro Cultural Universitario, feudo exclusivo y privilegiado del exrector.

Además de manejar con mano férrea la institución en general, a través de la manipulación del Consejo General Universitario, que se nutre con representantes surgidos de los gremios de profesores, trabajadores y alumnos, también controlados por Padilla López y su gente, el cacique tiene su feudo particular, que administra en forma personalísima, discrecional y patrimonialista: el Corporativo de Empresas Universitarias, que este año aglutina 14 unidades económicas, con un presupuesto de egresos de 545 millones de pesos.

El corporativo de Empresas Universitarias, cuyo Consejo de Administración preside Padilla López, está integrado por el Centro Internacional de Animación Taller del Chucho, Desarrolladora de Software Empresarial y de Negocios PIXVS, Editorial Universitaria, Estación Gourmet, Feria Internacional del Libro de Guadalajara, Hoteles y Club Deportivo de la Universidad de Guadalajara, Inmobiliaria Universitaria Uniterra, Librería Carlos Fuentes, Operadora Auditorio Metropolitano, Operadora Centro Cultural Universitario, Operadora de Servicios Integrales, Operadora Universitaria de Energía y Operadora de Prevención de Riesgos, Sistema Corporativo Proulex-Comlex.

¿Cuánto dinero de sus utilidades le aportan estas empresas a la Universidad de Guadalajara, para el financiamiento de algún programa educativo, docente o de investigación?

Si revisamos los presupuestos oficiales de egresos de la UdeG de los más recientes 13 años y en particular los referidos al Corporativo de Empresas Universitarias encontraremos datos muy ilustrativos.

En ocho años de operaciones de las empresas universitarias, entre 2010 y 2017 se aplicó la misma norma: “De las utilidades que se generen se realizará el pago de los intereses y abono a capital del crédito otorgado al auditorio Metropolitano”.

En 2018 y 2019 se estableció el mismo criterio con respecto a estas empresas: “Las utilidades serán reinvertidas en las empresas y nuevos proyectos productivos”.

En 2020 se decidió que: “El 50 por ciento de las utilidades serán para la Universidad de Guadalajara y el resto serán invertidas en las empresas y nuevos proyectos productivos”.

En 2021 y 2022 el criterio establecido por el Consejo General Universitario fue: “Las utilidades serán reinvertidas en las empresas y nuevos proyectos productivos”.

“El complejo inmobiliario que construye la Universidad de Guadalajara bajo el nombre de Centro Cultural Universitario y que contará con áreas comerciales y habitacionales —además de hoteles, oficinas y espacios culturales—, está por alcanzar los 5 mil millones de pesos de inversión pública”, refiere el 11 de febrero del 2021 el periódico Reporte Índigo, que cita información oficial de la UdeG, en una nota firmada por el reportero Luis Herrera.

Para esta obra faraónica que impulsa y opera discrecionalmente Raúl Padilla, se habían invertido, entre 2001 y 2020 un total de cuatro mil 856 millones de pesos, de los cuales 1,332 millones fueron aportados por los gobiernos estatales y mil 422 millones por las administraciones federales.

Otros 962 millones de pesos fueron invertidos directamente por la Universidad de Guadalajara, 297 millones por el Ayuntamiento de Zapopan, 10 millones aportó el Ayuntamiento de Guadalajara y 832 millones fueron de otras fuentes, entre ellas, créditos bancarios, advierte la información publicada por Reporte Índigo.

El auditorio Telmex costó 590 millones de pesos, la Biblioteca Pública 577 millones y el Conjunto Santander de Artes Escénicas mil 722 millones. El controvertido Museo de Ciencias Ambientales, que está en proceso de construcción, costará mil 358 millones de pesos.

En 2019 el Gobierno de Jalisco etiquetó 200 millones de pesos para el Centro Cultural Universitario; en 2020 otros 120 millones; en 2021 fueron 140 millones de pesos e igual cantidad en 2022. Para 2023 no hay recursos etiquetados para el Centro Cultural Universitario que maneja Padilla López.

En los últimos 13 años, de 2010 a 2022, las empresas universitarias han dispuesto de un total de siete mil 787 millones de pesos; 599 millones de pesos anuales en promedio.

En los más recientes 13 años, según cifras oficiales de la Universidad de Guadalajara, ha sido rechazado el 57.32 por ciento de aspirantes a cursar una licenciatura en esa institución, por falta de cupo.

Para 2023 el Gobierno de Jalisco se comprometió con la Universidad de Guadalajara a que le dará apoyo para construir infraestructura, nuevos planteles para centros universitarios y preparatorias, pero que serán edificados directamente por la administración estatal, sin que ese dinero pase por las manos de funcionarios universitarios.

Si las dudas y señalamientos que hace el Gobernador Alfaro tienen algún sustento real, debería convocar a la Auditoría Superior de la Federación y a la Auditoría Superior de Jalisco para que hicieran una revisión detallada del gasto de la UdeG y en particular de las empresas que opera Padilla López.

Igual tarea tendrían que realizar en sus ámbitos de competencia la Contraloría de Jalisco y la Secretaría de la función Pública, en Coordinación con la Secretaría de Educación Pública federal, que provee directamente a la UdeG de la mitad de su presupuesto anual. Y por supuesto, para darle seguimiento al dinero, no debería descartarse la intervención de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda.

No son tiempos buenos para Padilla López, pues también el Presidente Andrés Manuel López obrador ha hecho señalamiento duros contra su cacicazgo, el más reciente apenas el pasado miércoles 30 de noviembre del 2022. El cacique de la UdeG está atrapado a dos fuegos.

Pedro Mellado Rodríguez
Periodista que durante más de cuatro décadas ha sido un acucioso y crítico observador de la vida pública en el país. Ha cubierto todas las fuentes informativas y ha desempeñado todas las responsabilidades posibles en medios de comunicación. Su columna Puntos y Contrapuntos se ha publicado desde hace más de tres décadas, en periódicos como El Occidental, Siglo 21 y Mural, en Guadalajara, Jalisco. Es profesor de periodismo en el ITESO, la Universidad jesuita de Guadalajara.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video