Ciudad de México, 4 de ene (SinEmbargo).- “En el conjunto de mi obra retrató lo que las mujeres grandes representan para mí”, manifiesta el fotógrafo Yossi Loloi en su sitio de internet. El proyecto llamado “Full Beauty” (Belleza plena) consta de desnudos, sin embargo, en el lugar habitual de las exageradamente delgadas modelos, las protagonistas son mujeres de más de 150 kilogramos de peso.

“Lo que estas mujeres de talle grande representan para mí es simplemente una forma diferente de belleza. Creo que poseemos la ‘libertad de gustos’ y uno no debería negarse a expresar sus inclinaciones. Limitar esta libertad es vivir en una dictadura de la estética.”, escribe Loloi.

Las musas desnudas de Loloi irradian sensualidad con sus poses y esta queda plasmada en cada fotografía. A la manera de Lucian Freud o de Peter Paul Rubens cada imagen es una celebración del cuerpo sin que importen sus formas o dimensiones. “Me enfoco en su plenitud y feminidad como una forma de protestar contra la discriminación impuesta por los medios y la sociedad actual.”, explica Yossi sobre su trabajo con las modelos.

La percepción de la belleza femenina y su estandarización ha tenido lugar en el mundo del arte desde sus inicios, y se ha ramificado a otros ámbitos en el último siglo. Este proyecto, más que un regreso a una preferencia añeja, se enfoca en la liberación de cualquier estereotipo. “Creo que hay muchas variantes de lo que se percibe como belleza, y esta no es medible y tampoco tiene una medida estándar”, apunta.

En un mundo dominado por filtros y retoques digitales, los retratos de Yossi Loloi son una apreciación cruda de la realidad; pero no por eso su propuesta es menos bella que las cientos de imagenes manipuladas que llenan las revistas de moda. Se trata de una belleza mucho más profunda que no es producto de un ordenador.”Fotografío a mis modelos desnudas y serenas, para crear una representación cómoda, constructiva y orgullosa de ellas mismas a los ojos del espectador.”, finaliza el fotógrafo.