La mujer fue llevada del municipio de Chalco Estado de México al hospital. Foto: Cuartoscuro

La mujer fue llevada del municipio de Chalco Estado de México al hospital. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 4 de enero (SinEmbargo).– La señora Guadalupe Ramírez Vizcaína de 75 años, falleció ayer sábado sentada en su silla de ruedas afuera del Hospital Materno Infantil “Dolores Sanz” luego de que personal del nosocomio le negara la atención médica.

La mujer fue llevada del municipio de Chalco, Estado de México, al hospital que se ubica en la calle de Estrella y Cerrada de Estrella en la colonia Guerrero del Distrito Federal. Dos de sus primas señalaron que la mujer de la tercera edad padecía de diabetes y cuando la quisieron ingresar al hospital privado fue rechazada por personal del mismo argumentado que estaba muy grave y sería mejor que la llevaran al Hospital General.

La señora Guadalupe y sus dos acompañantes tomaron un taxi en Valle de Chalco y por segunda vez acudieron al tratamiento de hemodiálisis de la mujer que padecía diabetes e hipertiroidismo. En el camino la mujer se mostró inestable.

Los familiares denunciaron además que pagaron 900 pesos por el tratamiento de hemodiálisis. Sin embargo, Ramírez Vizcaína comenzó a sentirse mal, quedó inconsciente y el personal médico informó a las personas que la acompañaban que no podían atenderla.

Por ello, las dos mujeres recogieron el dinero que habían pagado, salieron del hospital y se dirigieron en busca de un taxi. Sin embargo cuando se percataron, Guadalupe ya había fallecido.

Doña Guadalupe murió en la calle a escasos metros del nosocomio por falta de atención médica.

El cadáver permaneció al menos dos horas en la calle de Estrella. Abajo de la banqueta el cuerpo de Guadalupe fue cubierto por una cobija y protegido por sus dos familiares.

Tras la muerte de la señora, el hospital continuó con sus actividades, pero al percatarse de que los medios de comunicación estaban afuera de las instalaciones, cerraron las puertas y no atendieron a más pacientes. Sin embargo, momentos antes, el hospital aseguró que la mujer salió viva y consciente de sus instalaciones, y que en ningún momento le negaron la atención. Sin embargo, la versión no es oficial.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal no ejerció acción en contra del hospital debido a que la causa de la muerte de la paciente fue “enfermedad”.

En el año 2014, la Comisión Nacional de Derechos Humanos documentó más de 10 casos de inadecuada atención médica por parte de doctores y empleados de servicios públicos de salud en cinco entidades de la República, entre ellas el Distrito Federal, además de Oaxaca, Estado de México, Guanajuato y Yucatán.

En tanto, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), se pronunció por negligencia médica de menores de edad. El pasado 1 de octubre emitió la Recomendación 5/2014 a la Secretaría de Salud Capitalina por vulnerar el derecho a la salud de 18 niñas y niños cuando necesitaron de atención médica pediátrica, lo que originó que 10 infantes murieran y dos presentaran alguna discapacidad.

En esa ocasión, la Doctora Perla Gómez Gallardo pidió a la Secretaría de Salud del DF indemnizar a las víctimas directas o indirectas, según sea el caso, por el concepto de daño material e inmaterial; incluir a las víctimas que así lo requieran a los programas sociales de su elección; realizar las gestiones necesarias para que las niñas y niños agraviados obtengan una beca escolar hasta el nivel medio superior; prestar el apoyo necesario a los infantes con discapacidad para su adecuada rehabilitación; y elaborar un diagnóstico de los centros hospitalarios y centros de salud de la red que atienden a niñas y niños.

El cadáver permaneció al menos dos horas en la calle de Estrella. Foto: Cuartoscuro

El cadáver permaneció al menos dos horas en la calle de Estrella. Foto: Cuartoscuro