El fin de semana, el Subsecretario Hugo López-Gatell fue captado mientras vacacionaba en playas de Oaxaca, al parecer Zipolite. 

Ciudad de México, 4 de enero (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador optó esta mañana por dejar que sea el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, quien explique su viaje a una playa de Oaxaca en plena pandemia y cuando el Gobierno federal, al que sirve, hizo un llamado a los mexicanos para que no se movilizaran durante las fiestas.

“Ha estado trabajando bastante, muy intenso. Ha estado cumpliendo cabalmente con su responsabilidad. Es muy buen servidor público, un especialista, un profesional, eso es lo que puedo comentar. Su situación personal, aunque sí es un asunto público, prefiero que él sea el que lo explique”, dijo el mandatario durante su conferencia en Palacio Nacional.

“Tenemos que reconocer lo que están haciendo los servidores públicos, más cuando están muy lampareados, muy observados todos. Qué bien que hay ese escrutinio, pero también el servidor público tiene derechos”, agregó.

Los riesgos de contagio por la expansión de la pandemia y el aumento en el número de enfermos de COVID-19 no inhibe el deseo de algunos mexicanos para irse a la playa. Además del encargado de la estrategia contra el SARS-CoV-2, Hugo López-Gatell; un oftalmólogo que está entre los privilegiados por la vacuna y cientos más fueron sorprendidos, por cámaras de ciudadanos o por las autoridades, en destinos de playa.

Apenas el 16 de diciembre, a unos días de la Navidad, el Presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a los mexicanos y en especial a los capitalinos a no salir de sus casas “o sólo salir por lo indispensable”, debido a los altos niveles de contagio del virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19.

Los llamados fueron insistentes por parte de autoridades federales y locales. Sin embargo, eso no impidió que miles celebraran la llegada del 2021 en las playas de varios estados.

El Gobierno mexicano registró el domingo 5 mil 211 nuevos casos del coronavirus SARS-CoV-2 y 362 muertes por la COVID-19 hasta totalizar un millón 448 mil 755 contagios y 127 mil 213 fallecidos. Estas cifras implican una tasa de incidencia de 1.123,3 contagios acumulados por cada 100.000 habitantes, indicó la Secretaría de Salud (SSa) en su comunicado técnico diario.

Con este panorama, México es el cuarto país del mundo con más muertes por la pandemia, solo por debajo de Estados Unidos, Brasil y la India, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins. Además, de acuerdo con esta misma institución, México es el decimotercer país del mundo en cuanto a número de contagios.

El país también ocupa la decimotercera posición en muertes en proporción a su población, al tener más de 900 por cada millón de habitantes. Por estado, Ciudad de México concentra casi una cuarta parte del total de casos acumulados, el 23 por ciento del total, lo que equivale a más de 337 mil.

La capital del país también representa casi una de cada cinco muertes por COVID-19, más de 220 mil, detalló la dependencia.

La Secretaría de Salud ha reconocido que México experimenta “un segundo pico” de la pandemia por la temporada invernal, como refleja la saturación hospitalaria. Para la semana que inicia, el Gobierno ha declarado color rojo o nivel máximo de alerta en el semáforo epidemiológico en cinco de los 32 estados: Baja California, Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato y Morelos, lo que implica el cierre de actividades económicas no esenciales.