Mundo

VIDEO: Policías dispersan con balas de goma a turistas que vacacionaban en playa de Argentina

04/01/2021 - 5:15 pm

“Queremos evitar heridos, por eso usamos balazos de goma; no nos interesa confrontar, sólo que respeten las medidas de distanciamiento”, señaló Lucas Ventoso, secretario de Seguridad de Pinama.

Ciudad de México, 4 de enero (SinEmbargo).- Policías de la Unidad Táctica de Operaciones inmediatas  dispersaron con balas de goma a cientos de jóvenes que vacacionaban en playas de Pinamar, Argentina, pese a la pandemia de coronavirus que azota al mundo.

Un video que circula en redes sociales muestra el momento en que los gendarmes, a bordo de sus unidades especiales, pasan entre los vacacionistas y disparan balas de goma, lo que provoca que los turistas se dispersen.

El material se viralizó en la Red y provocó que usuarios aplaudieran el accionar de la policía, aunque también hubo quienes consideraron que fue una medida exagerada.


Los hechos ocurrieron el pasado 2 de enero en playas de la ciudad de Pinamar, en Argentina.

Fue el Ministerio de Seguridad de la ciudad quien tomó la determinación pues, dijo, confían más en esta fuerza que en los agentes de comisarías.

“Queremos evitar heridos, por eso usamos balazos de goma; no nos interesa confrontar, sólo que respeten las medidas de distanciamiento”, señaló Lucas Ventoso, secretario de Seguridad de Pinama.

“Actualmente, contamos con 550 policías de las fuerzas especiales que están en espacios públicos en Pinamar actuando para disipar las concentraciones, con el objetivo de que no se produzcan incidentes ni contagios”, detalló.

ENERO, ÉPOCA DE FIESTAS

Argentina se sumerge en una temporada vacacional estival marcada por la desatención de gran parte de la población a las medidas sanitarias contra la covid-19, con fiestas clandestinas y playas llenas mientras los contagios vuelven a escalar tras varias semanas en descenso.

Cada enero, la costa argentina, en especial ciudades bonaerenses como Mar del Plata, Pinamar, Villa Gesell y Cariló, se inunda de turistas en busca de sol y playa, y aunque este año los empresarios turísticos alertan de una caída de visitantes -fruto de la crisis económica que vive el país y la incertidumbre por la pandemia-, las estampas de descuido que deja el inicio del verano han puesto en alerta a las autoridades.

“Lo que más necesitamos es que todos tengamos responsabilidad social, cuidarnos nosotros para de ese modo cuidar a quien tengo al lado, porque si esto no pasa, el riesgo de que todo vuelva a paralizarse existe”, dijo este lunes el presidente, Alberto Fernández, en un acto en el que llamó la atención en especial a los jóvenes, “que no advierten el riesgo que se está viviendo”.

A esto se suma la multitud de fiestas clandestinas desmanteladas en diversas zonas del país: “Tal vez los jóvenes no sean los que más padecen la enfermedad, pero seguro estoy que son lamentablemente extraordinarios vectores, personas necesarias para contagiar a adultos mayores que definitivamente cuando se contagian no la suelen pasar bien, la suelen pasar mal”, señaló hoy Fernández.

El Presidente insiste en que, a pesar de que ya se comenzó a vacunar a la población -desde el pasado martes al personal sanitario, con las primeras 300 mil dosis recibidas de la vacuna rusa Sputnik-V-, el “problema persiste” y es crucial mantener las medidas de distanciamiento social para evitar los rebrotes.

El último parte oficial indica que desde que en marzo de 2019 se detecto el primer caso de coronavirus en el país, se han registrado 1.64 millones de personas contagiadas, de las que aún siguen con la enfermedad 147.223 y 43.634 fallecieron, lo que ubica a Argentina en el duodécimo lugar por contagios y muertes según el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

A fines de octubre, y tras siete meses de medidas de cuarentena y constante aumento de casos -el pico se dio el día 21 de ese mes, con 18 mil 326 nuevos positivos- la curva de contagios comenzó a caer, aunque siempre contándose por miles, a la par que crecían las expectativas en una mejora de la situación por el ascenso de las temperaturas y la proximidad del verano.

Pero en diciembre la tendencia empezó a revertirse y de nuevo en los últimos días se han vuelto a dar cifras superiores a los 11 mil contagiados en solo 24 horas -las camas de cuidados intensivos están al 53 por ciento de capacidad-, la mayoría con residencia en la ciudad y la provincia de Buenos Aires.

Este lunes se registraron 8 mil 222 positivos y 152 muertes en todo el país.

-Con información de EFE.