Los organismos civiles dijeron a Francisco que los estados que visitará, Estado de México, Chiapas, Chihuahua y Michoacán, han vivido en los últimos años episodios de violencia como ejecuciones por parte de fuerzas del gobierno de México, desplazamientos forzados de familias enteras, además de violaciones a los derechos humanos, económicos, sociales, culturales y ambientales de los habitantes.

El día de ayer el Papa Francisco exhortó a los mexicanos a luchar juntos contra el crimen organizado y la corrupción. Foto: EFE.

El día de ayer el Papa Francisco exhortó a los mexicanos a luchar juntos contra el crimen organizado y la corrupción. Foto: EFE.

Ciudad de México, 4 de febrero (SinEmbargo).– Más de cien organizaciones no gubernamentales pidieron al Papa Francisco referirse “a la alarmante situación por la que atraviesa México en materia de derechos humanos” en los encuentros que sostendrá con las autoridades en su próxima visita el país que tendrá lugar del 12 al 17 de febrero.

El día de ayer el Papa Francisco exhortó a los mexicanos a luchar juntos contra el crimen organizado y la corrupción, y los instó a usar el diálogo para alcanzar la paz, durante una entrevista concedida a la agencia de noticias mexicana Notimex, poco antes de su visita al país del 12 al 17 de febrero.

En la entrevista, que fue difundida este miércoles a través de YouTube, el Papa dijo:

“Violencia, corrupción, guerra, niños que no pueden ir a la escuela por sus países en Guerra, tráfico, fabricantes de armas que venden armas para que las guerras en el mundo puedan seguir. Más o menos este es el clima que vivimos en el mundo.Ustedes están viviendo su pedacito de guerra, su pedacito de guerra entre comillas, su pedacito se sufrimiento, de violencia, de tráfico organizado. Si yo voy a ir es para recibir lo mejor de ustedes y para rezar con ustedes para que los problemas de violencia, de corrupción y de todo lo que ustedes saben que está sucediendo se solucionen”.

Este jueves, más de 30 grupos civiles, entre ellos Freedom House, el Centro Prodh, Fundar, Cadhac, Católicas por el Derecho a Decidir, Serapaz, además de las 79 organizaciones que conforman la Red Nacional “Todos los Derechos para Todas y Todos”, pidieron al Máximo Pontífice considerar a las víctimas de la violencia en sus reuniones oficiales.

Por medio de una carta pública, los organismos civiles dijeron a Francisco que los estados que visitará, Estado de México, Chiapas, Chihuahua y Michoacán, han vivido en los últimos años episodios de violencia como ejecuciones por parte de fuerzas del gobierno de México, desplazamientos forzados de familias enteras, además de violaciones a los derechos humanos, económicos, sociales, culturales y ambientales de los habitantes.

“Pese a diversos señalamientos en los últimos 6 años por parte de organismos internacionales sobre el carácter generalizado de la violencia e impunidad, y la falta de garantías para la exigibilidad de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, la postura del Gobierno mexicano, particularmente en la presente administración, ha consistido en minimizar y señalar los casos de graves violaciones a derechos humanos como hechos aislados”, dijeron los representantes de la sociedad civil.

Lamentaron que se haya “emprendido o tolerado” campañas de desprestigio en contra de los titulares de mecanismos internacionales de derechos humanos, como se hizo en contra del Relator Especial de Naciones Unidas sobre tortura, Juan Méndez y con los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Internacional de Derechos Humanos (CIDH) que coadyuva en la investigación del caso Iguala.

“Las organizaciones que suscribimos esta carta, reconocemos la labor de la Santa Sede en la promoción del derecho humanitario internacional, así como por la defensa de la dignidad humana durante los conflictos armados y en tiempos de paz, por lo que confiamos en que, no solo su mensaje espiritual, sino su solidaridad internacional hacia las víctimas, ayudará a que no se pierda fe en la paz y la justicia en nuestro país”, dijeron.

Promo-PAPA

Las organizaciones le recordaron al Papa que en Michoacán “tan solo el año pasado fueron asesinados al menos 50 civiles a manos de la Policía Federal en los municipios de Apatzingán y Tanhuato, y un niño de 12 años fue arbitrariamente privado de su vida por elementos militares en la localidad de Ostula en un enfrentamiento armado”.

Las organizaciones dijeron al Papa que en el Estado de México “se han registrado niveles alarmantes de violencia contra las mujeres”, como en Ecatepec cuando “en 2014 se encontraron 7 mil restos óseos en un canal de aproximadamente 19 kilómetros [de] 16 cadáveres correspondieron a mujeres”.

“De manera similar, en Chihuahua, uno de los estados que más ha resultado afectado por la violencia generada por la guerra contra las drogas, 2 mil 361 mujeres han sido víctimas de feminicidio en los últimos 20 años. Hasta el momento, no existen sentencias significativas que envíen un mensaje a la sociedad que esos delitos no son aceptables en México”, se lee en la misiva.

Las organizaciones dijeron que en el caso de Ciudad Juárez, y sus alrededores, “se estima que 254 mil 426 personas dejaron sus hogares a causa de la violencia en el periodo de 2007 a 2011; el 41 por ciento de ellas cruzaron hacia Estados Unidos”.

Lamentaron que pese a la falta de una cuantificación y dimensión por parte del Estado mexicano de esta “tragedia de carácter humanitario”, en el transcurso del 2015 se registraron en el estado tres eventos de desplazamiento forzado de al menos 560 familias que decidieron abandonar sus hogares a causa de la fuerte prevalencia de delitos como homicidios, extorsiones, secuestros, así como de violaciones a derechos humanos.

Las asociaciones le recordaron al Papa que en Chiapas, desde el conflicto armado interno de 1994 al día de hoy se estima que más de 30 mil personas “se encuentran en condición de desplazamiento interno forzado prolongado”.

Además alertaron ante los altos índices de extrema pobreza y marginación en la entidad  y dijeron que éstos han sido utilizados “como un instrumento de represión y manipulación” por parte del Gobierno del estado, que ahora encabeza Manuel Velasco Coello.

Dijeron que en Chiapas, sin una política pública integral, se han implementado medidas paliativas para lucrar con la pobreza de la población e incentivar estructuras clientelares y serviles a favor de su partido político.

También le pidieron que como parte de los diálogos que sostendrá en encuentros oficiales “no se omitan los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, incluyendo los derechos colectivos de los pueblos indígenas a la tierra, el territorio, recursos naturales, así como a decidir sobre sus formas de organización”.

“Se trata de derechos que son sistemáticamente vulnerados en las entidades que visitará, y que a lo largo y ancho del país afecta a cientos de comunidades, producto de una política económica basada en el extractivismo que se ha visto materializada en las llamadas ‘reformas estructurales’ del Presidente Enrique Peña Nieto”, dijeron las organizaciones.