La crisis eléctrica en Gaza afecta a al menos 13 centros médicos y pone en “alto riesgo” a pacientes

04/02/2018 - 1:49 pm

Gaza lleva once años bajo el control de Hamás y sometida a un férreo bloqueo israelí, lo que ha deteriorado gravemente la situación económica y humanitaria en la zona.

Palestinos refugiados permanecen fuera de sus casas durante un corte de luz en el campo de refugiados de Al Shateaa. Foto: EFE

Jerusalén, 4 febrero (EFE).- Otros tres centros médicos dejaron hoy de ofrecer servicios en la Franja de Gaza por falta de la electricidad y el combustible necesarios para hacer funcionar los generadores, lo que aumentó a trece el número de centros afectados, anunció hoy Ministerio de Salud.

Se trata de tres clínicas en la localidad de Rafah (en el sur, fronteriza con Egipto), en Beit Hanun (en el norte) y en el campo de refugiados Al Shaat (al norte de la capital), que dejaron hoy de atender pacientes, informó el portavoz de ese Ministerio en Gaza, Ashraf al Qedra, que advirtió del “alto riesgo para la salud”.

Estas se suman al cierre de otros siete centros médicos y de tres hospitales, que permanecen también inoperativos debido a la aguda escasez de electricidad que sufre el enclave desde hace meses.

El movimiento islamista Hamás culpa a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) de la crisis eléctrica, por no enviar las cantidades de medicinas y combustible necesarias.

La ANP, por su parte, acusa a Hamás de difundir “hechos engañosos y distorsionados” sobre la situación del sistema de salud en la Franja, informó esta semana la agencia oficial palestina Wafa.

Para paliar esta crisis, el Gobierno israelí anunció hace unos días que permitirá la entrada de generadores al enclave -vetados por el bloqueo que mantiene sobre el territorio desde 2007- siempre que se garantice que estos no irán a parar a manos de Hamás o de facciones armadas en la Franja.

Gaza lleva once años bajo el control de Hamás y sometida a un férreo bloqueo israelí, apoyado por Egipto, lo que ha deteriorado gravemente la situación económica y humanitaria en la zona.

En octubre de 2017 los islamistas firmaron un pacto de reconciliación para ceder el control a la ANP, pero esta transferencia es gradual y por el momento está lejos de completarse.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas