México
A FONDO EDOMEX

Fue a tantas oficinas en Edomex a pedir ayuda para Lizbeth, su hija, que borraron evidencia en video

04/02/2019 - 5:28 pm

Lizbeth Hernández Cervantes, madre de una niña de cinco años, fue reportada como desaparecida el 16 de junio del 2018. Salió de su trabajo y nunca más volvió a la casa de su madre, en la colonia Lomas de Tecámac.

La madre afligida fue al Centro de Justicia de San Cristóbal en Ecatepec. De allí la mandaron a Tultitlán. De allí se tuvo que ir al Ministerio Público de Tecámac. De allí le dijeron que debía presentarse en un Ministerio Público de San Agustín.

Cuando buscaron los videos para averiguar algo, ya era muy tarde: estaban borrados.

Por Beda Peñaloza

Ecatepec, 4 de febrero (A Fondo Edomex/SinEmbargo).– Siete meses de sufrimiento y problemas de salud ha tenido que enfrentar Angélica. Busca a su hija Lizbeth, de 26 años de edad. Desapareció al salir de su trabajo en Tultitlán, Estado de México. Iba rumbo a su casa, en el municipio de Tecámac. Y aunque las autoridades siguen investigando el caso, no hay pistas sobre su paradero.

Lizbeth Hernández Cervantes, madre de una niña de cinco años, fue reportada como desaparecida el 16 de junio del 2018. No volvió a la casa de su madre, en la colonia Lomas de Tecámac, donde vivía con su hija luego de separarse de su pareja.

Angélica, madre de Lizbeth, dio a conocer que su hija terminó su jornada laboral en la empresa donde tenía mes y medio laborando, en el municipio de Tultitlán, y de ahí, según versiones de sus compañeros de trabajo, se acompañaron hasta la avenida José López Portillo, donde cada uno tomó rumbos distintos. Nadie se percató si abordó la Línea 2 del Mexibús, la ruta que tomaba para trasladarse a su hogar.

Los datos que hay no los investigó la policía del Estado de México, por supuesto.Esto fue investigado primero por la madre, al ver que no regresó a su casa. Después de buscarla con amigos y familiares y de llamarla por teléfono, que siempre estuvo apagado, pasaron los días. Preocupada, se trasladó a buscarla a la empresa de telemarketing, donde tampoco tuvo éxito. Su desesperación creció al saber que nadie, ni su ex pareja, sabían en donde estaba Lizbeth.

El calvario para Angélica, quien tiene otro hijo y también es madre soltera, la llevó a trasladarse al Centro de Justicia de San Cristóbal en Ecatepec a realizar la denuncia. Sin embargo, por no ser el lugar donde su hija había desaparecido, la enviaron a Tultitlán, donde también se negaron a iniciar su demanda. Posteriormente fue enviada al Ministerio Público de Tecámac.

Y ya en Tecámac, le dijeron que debía presentarse en un Ministerio Público de San Agustín.

Durante tres días n0 pudo iniciar su demanda.  Finalmente quedó registrada en la carpeta de investigación NUC: ECA/ECA/ECA/034/125052/18/06.

Por las horas transcurridas desde su desaparición, cuando autoridades trataron de verificar las cámaras de seguridad de los lugares donde posiblemente estuvo. Pero las imágenes ya se habían actualizado. Se había perdido tiempo vital.

Cuando Lizbeth desapareció, tenía alrededor de ocho meses de haberse separado de su ex pareja. Su hija ahora está al cuidado de su padre.

Angélica señaló que ha trabajado en conjunto con personal de la Fiscalía de San Agustín e inclusive con apoyo de federales. Sin embargo, a siete meses de su desaparición no hay ninguna pista. La mujer ha visitado el Servicio Médico Forense y hospitales, pero tampoco encuentra rastro de su hija, quien tenía varios planes a futuro, entre ellos fincar su propio departamento para vivir con su hija. La preocupación y el sufrimiento de Angélica ha provocado que presente problemas de salud.

La madre no pierde la esperanza de encontrar a Lizbeth, y exhorta a la ciudadanía para que también la apoyen a difundir la imagen de su hija.

DESAPARICIÓN EN EL EDOMEX

La Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la violencia contra las mujeres (Conavim) admitió en junio pasado la solicitud promovida por la sociedad civil para declarar una segunda Alerta de Género en el Estado de México, pero en esta ocasión, específicamente por la desaparición de mujeres.

En el Estado de México ya opera una medida previa por violencia feminicida en 11 municipios, pero esta petición está fundamentada por el alto grado de vulnerabilidad de las mujeres debido a la excesiva persistencia de los casos de desaparición y la ausencia de políticas claras y concretas para investigar y prevenir estos hechos, explicó Juan Carlos Gutiérrez, director de I(dh)eas.

En los últimos tres años, la desaparición y/o extravío de niñas, adolescentes y mujeres se disparó 227 por ciento en cinco de los municipios más peligrosos de Edomex, de acuerdo al “Diagnóstico sobre Desaparición de Niñas, Adolescentes y Mujeres en el Estado de México”, realizado por la citada organización civil.

El estudio revela que mientras las cifras oficiales de feminicidios y homicidios dolosos registran un decrecimiento de 27 y 30 por ciento, respectivamente, los casos de personas desaparecidas y/o extraviadas se triplicaron en los municipios de Toluca de Lerdo, Ecatepec de Morelos, Nezahualcóyotl, Chimalhuacán y Cuautitlán Izcalli.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE A FONDO EDOMEX. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.  

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas