Este tipo de actos delincuenciales de clonación de tarjetas se han expandido a zonas turísticas como la Riviera Nayarita, los Cabos y Puerto Vallarta.

Ciudad de México, 04 febrero (SinEmbargo).- Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) informó que han sido bloqueadas 79 cuentas de personas físicas y morales de nacionalidad rumana y mexicana que se dedicaban a clonar tarjetas bancarias en los destinos turísticos.

La banda era liderada presuntamente por Florian Tudor, quien fue detenido en 2019 por militares y entregado a la Fiscalía General de la República (FGR), y operaba en la Riviera Maya en Quintana Roo donde clonaban tarjetas de crédito y débito de turistas nacionales e internacionales, para luego vaciarlas por hackers.

Para la determinación la UIF realizó un análisis de un total de 277 operaciones inusuales por un monto de 337 millones 500 pesos, así como reportes de operaciones relevantes por más de 125 millones de pesos y transferencias internacionales a 730 envíos de numerario por un monto de 251 millones 200 mil pesos y la recepción de 333 transferencias por un monto mayor a 232 millones de pesos .

De acuerdo con las investigaciones este tipo de actos delincuenciales se han expandido a otras zonas turísticas como la Riviera Nayarita, los Cabos y Puerto Vallarta.

LA SCJN DETERMUNA QUE BANCOS REEMBOLSEN RETIROS NO RECONOCIDOS

Al considerar que las instituciones financieras tienen la responsabilidad de cuidar el dinero de los cuentahabientes, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió que estas deben reembolsar al titular de la cuenta el importe de cargos no reconocidos o retiros no autorizados.

“El depositario tiene un deber de cuidado sobre el dinero que le entrega el depositante, el deber de conservación del patrimonio y de restitución”, indicó al SCJN a través de la tesis publicada en el Semanario Judicial de la Federación.

También señaló que en caso de no devolver las sumas retiradas, las instituciones bancarias deberán pagar intereses ordinarios y moratorios por el retraso.

“La institución bancaria debe retribuir las cantidades retiradas y, en caso de no hacerlo, pagar intereses ordinarios y moratorios por el retraso en que incurra a razón del 6 por ciento”, se lee en la tesis.

 “Si alguien distinto al titular de la cuenta realiza un cargo que éste no reconoce y genera un menoscabo en su patrimonio, es posible presumir un descuido y, por ende, la obligación del depositario de responder al depositante, lo que lo coloca en una posición de deudor frente al tarjetahabiente acreedor”, se añade.

La tesis se publicó eL viernes 11 de diciembre del año pasado en el Semanario Judicial de la Federación, lo que significa que esta ley entrará en vigor a partir del lunes 14 de este mismo mes.

La resolución se da luego de que cuentahabientes de diversos bancos expusieran retiros de sumas considerables que ellos no reconocen.