México es una de las pocas naciones de Latinoamérica, y del mundo, que prácticamente no ha instituido restricciones al turismo por la pandemia, y no requiere de pruebas diagnósticas ni aislamiento al ingresar al país.

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — En una época en que otros países realizan pruebas diagnósticas en aeropuertos, rastreo de contactos y ordenan aislamiento obligatorio, las autoridades mexicanas se jactaron el miércoles de la velocidad con que los turistas salen de la terminal aérea del destino costero de Cancún.

A los visitantes les tomó de uno a dos minutos en promedio ingresar al país, informó el Instituto Nacional de Migración (INM).

“El INM trabaja para mantener y brindar una atención expedita, con calidad y calidez, con total respeto a los derechos humanos de las personas en contexto de movilidad”, indicó la agencia en un comunicado.

Durante las horas de mayor tránsito el martes, los puntos de revisión en el aeropuerto de Cancún procesaron a casi 9 mil turistas que llegaron en docenas de vuelos.

México no ha recuperado los niveles de turismo de los que gozaba antes de la pandemia. El total de visitantes que llegó al aeropuerto de Cancún, uno de los de mayor actividad del país, fue de cerca de 1.3 millones durante el mes de enero, un 54.7 por ciento menos que en el mismo mes de 2020, cuando casi 2.3 millones de pasajeros llegaron a la localidad.

Pero México es una de las pocas naciones de Latinoamérica, y del mundo, que prácticamente no ha instituido restricciones al turismo por la pandemia, y no requiere de pruebas diagnósticas ni aislamiento al ingresar al país.

Los pasajeros con destino a México sólo deben responder un cuestionario sobre los factores de riesgo de un posible contagio de COVID-19 y su información de contacto.

Las llegadas internacionales a Cancún fueron las más afectadas durante enero. Sin embargo, los arribos de turistas nacionales se redujeron apenas en un 18 por ciento.

Los vuelos procedentes de Estados Unidos disminuyeron drásticamente la primavera pasada a medida que la pandemia se afianzaba, pero retomaron niveles casi normales durante las festividades navideñas. En diciembre, Quintana Roo, el estado donde se ubica Cancún, promedió 460 arribos y salidas al día, en comparación con un promedio de 500 vuelos antes de la pandemia. El turismo representa el 87 por ciento del producto interno bruto de Quintana Roo.