EPN y Chuayffet endurecen el discurso contra maestros disidentes, y difunden su nueva cercanía con el SNTE

04/04/2013 - 12:04 am
Nuevas relaciones. Foto: Cuartoscuro
Nuevas relaciones. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 4 de abril (SinEmbargo).– El martes pasado por la tarde, Presidencia de la República dio a conocer el encuentro de Enrique Peña Nieto con el nuevo dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores e la Educación (SNTE). En la reunión había un tercero: Emilio Chuayffet, Secretario de Educación, un politico mexiquense con fama de duro.

Juan Díaz de la Torre, quien sustituyó a Elba Esther Gordillo, fue involucrado por un testigo clave, su ex colaboradora Nora Guadalupe Ugarte –causa penal 11/2013–, en el desvío de 1.2 mil millones de pesos del Sindicato.

Presidencia no explicó de qué hablaron. Sólo se difundieron las fotos de los tres, sonrientes. La Procuraduría General de la República (PGR) tampoco ha informado sobre estas acusaciones contra el líder magisterial.

Pero en la jerga de la política mexicana, la difusión de la foto fue rápidamente interpretada como un signo de cordialidad y concordia entre ambos: gobierno y sindicato. O como el perdón.

El SNTE salió de los controles del PRI durante los gobiernos de Acción Nacional (PAN).

Menos de 24 horas después del encuentro, los tres asistentes de esa reunión se reencontraron. Y el gobierno endureció su discurso.

Peña Nieto advirtió ayer que  “no se permitirán retrocesos” en la aplicación de la Reforma Educativa al mismo tiempo que en Oaxaca y Guerrero los maestros se armaban de palos y piedras, tomaban centros comerciales y radiofusoras para manifestar su rechazo a las nuevas condiciones establecidas por el Congreso federal.

“Ningún intento de presión pondrá en riesgo la formación y el desarrollo de las nuevas generaciones”, dijo el Ejecutivo en el Foro México con calidad educativa para todos, realizado  en Veracruz.

Por su parte, el Secretario de Educación Publica advirtió que el derecho a la educación de los niños y jóvenes “no puede seguir siendo quebrantada lesionando sus posibilidades de un mejor futuro”.

“El que argumenta que lucha por la educación y viola los derechos de terceros, carece de razón legal y más aún, de autoridad moral”, los descalificó.

En presencia del Presidente de la Republica y del mismo Juan Díaz de la Torre dijo que “la Constitución y las leyes marcan el camino a seguir”, en clara referencia a los disidentes.

“Sólo hay un límite infranqueable, no hay derecho contra el derecho. El derecho a la educación que asiste a nuestros niños no puede seguir siendo quebrantado, lesionando sus posibilidades de un mejor futuro”, dijo.

El 25 de febrero, Chuayffet también endureció el discurso. Advirtió que no hay marcha atrás en la Reforma Educativa, a pesar de que “se han propalado rumores falsos, difundidos por ignorancia y por mala fe”.

Condenó los “chantajes” y expuso que “nada es más falso frente a los vientos de la transparencia y calidad que inspiran la reforma [cuando] hay quienes izan las banderas de la confusión”.

El día siguiente, Elba Esther Gordillo estaba en la cárcel.

RUMBO A CHINA

En la víspera de la manifestación convocada para hoy por la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y la disidente Coordinadora, el Presidente Enrique Peña Nieto dijo muy firme en Veracruz que no modificará ni un ápice la reforma educativa y tampoco –recalcó- admitirá presiones que pongan en riesgo la transformación y el desarrollo de las nuevas generaciones.

En la marcha de hoy en la ciudad de México participarán cientos de profesores de Oaxaca, Guerrero, Michoacán y Chiapas para buscar una mesa de diálogo con el Gobierno Federal. Aspiran a que el Ejecutivo desista de la reforma educativa, antes de regresar a clases el próximo lunes 8 de abril. Sobre todo, se oponen a la evaluación en la carrera magisterial.

Pero Peña Nieto fue muy claro. Volvió a poner como máxima de la reforma constitucional la frase que usó el día que la promulgó: “El Estado retoma la rectoría y la función reguladora que le corresponde, a fin de acelerar la transformación educativa del país”.

Mencionó otra vez los tres ejes de acción de la enmienda: que los alumnos sean educados por los mejores maestros, que la evaluación sea un instrumento para elevar la calidad de la enseñanza (para lo cual, se otorgó plena autonomía al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación) y que la educación se convierta en una responsabilidad compartida.

El mediodía de ayer, en la instalación del Foro “México con Educación de Calidad para todos” que se desprende del Plan nacional de Desarrollo, el Presidente habló por primera vez de ese tema después de la detención de la dirigente del SNTE, Elba Esther Gordillo. Estaban presentes, el secretario de Educación, Emilio Chuayffet Chemor; el Gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa y el nuevo dirigente magisterial, Juan Díaz de la Torre.

Por la noche, el primer mandatario partió hacia China, país en donde asistirá al Foro Boao que se efectuará en la isla de Hainan. Peña Nieto y su comitiva también visitarán Japón donde buscará “instrumentar la estrategia para posicionar a México dentro de la región Asia-Pacífico”.

De modo que el Presidente no se encontrará hoy en la oficina de Los Pinos, a donde se dirigirá la marcha de los maestros inconformes con la reforma educativa y para la cual, en prevención de sus dimensiones, el Gobierno del Distrito Federal ha instaurado un operativo.

LO RECIBEN CON HUAPANGOS

Al llegar al WTC de Veracruz, Peña Nieto caminó al lado del Gobernador Javier Duarte quien había recibido el día anterior de la Asociación Mexicana de Editores (Amed) un galardón por la defensa de los derechos de los periodistas. Su estado es el más señalado por los observatorios de la defensa del ejercicio periodístico como la organización Artículo 19. En el gobierno de Duarte nueve informadores fueron asesinados o fueron encontrados muertos, tres continúan desaparecidos y una decena ha tenido que abandonar la entidad.

El huapango acompañó el arribo de los políticos. Los asistentes intentaban tocarlos y saludarlos como en tiempos de campaña.

Duarte, al tomar el micrófono, dijo: “Somos el estado con mayor número de escuelas. Tenemos, además, una arraigada tradición educativa y nos da mucho orgullo decir que somos el estado que cuenta con el mayor número de maestras y de maestros del país”.

¿Por qué Veracruz? El Secretario de Educación, Emilio Chuayffet se encargó de explicar la razón. “Por el peso singular que tiene en la formación y evaluación de la educación y la cultura nacionales. Aquí, se abrazaron dos razas que dieron nacimiento a la nuestra. Aquí, surgió el primer ayuntamiento como paso inicial, pero significativo de nuestra cultura política”.

¿DE QUIÉN ES LA CULPA?

“El fracaso es culpa de todos. Todos hemos fallado en lo que nos corresponde al impulsar la más relevante de las actividades sociales”, expuso Gilberto Guevara Niebla, uno de los investigadores más reconocidos en el campo educativo y quien fuera Subsecretario de Educación Básica en 1992, en el salinismo.

El discurso del académico fue interrumpido cuando aludió a la herencia de la dirigente magisterial, Elba Esther Gordillo. En su ponencia, puso énfasis en la falta de autonomía en las escuelas y las aulas, escenarios donde al final se toman las decisiones en la educación. Dijo que se aplican programas diseñados en el centro, en la SEP, lo que omite a los docentes. “Esto es absurdo. Esa fue otra herencia perversa de la ex líder magisterial”, dijo y motivó los aplausos.

Guevara Niebla recordó que la actual versión de la Ley General de Educación implica que los consejos educativos actuales sean entidades sin función sustantiva alguna. “Fueron despojados de todo poder por influencia activa por varios representantes del SNTE que vieron en ellos una amenaza para ejercer su control político en las escuelas. Y en los hechos, el asunto de las plazas fue monopolizado por le sindicato y con frecuencia se hizo caso omiso de toda regla jurídica o moral, a tal punto que llegó a ser común que la plaza docente se vendiera o se transmitiera como herencia de padres a hijos”.

Con esas palabras, Guevara Niebla justificó que “el Estado debe recuperar la rectoría de la Educación y ello supone disminuir el poder que ha detentado el SNTE”.

Enseguida, habló el Presidente Enrique Peña Nieto.