Según archivos develados en el libro Nadia si Securitatea (Nadia y la Securitate), las mejores gimnastas rumanas fueron sometidas a métodos crueles y “terminaron sufriendo de bulimia”.

Ciudad de México, 4 de mayo (RT).– El célebre entrenador deportivo rumano Béla Károlyi, conocido por haber entrenado a nueve gimnastas mundiales y quince olímpicas, empleaba métodos crueles para la preparación de sus pupilas, afirma el historiador Stejarel Olaru.

En un nuevo libro basado en archivos de la Securitate, Policía secreta de la extinta República Socialista de Rumania, Olaru asevera que las educandas de Károlyi se enfrentaban con severas restricciones de comida e incluso agua.

“Hacer padecer de hambre a las gimnastas era una práctica habitual de los Károlyis. […] En algunos casos hablaron en secreto sobre beber del tanque del inodoro, porque a menudo no se les permitía tomar agua”, indica el texto citado por The Daily Mail.

Como resultado, las deportistas —entre ellas la afamada Nadia Comaneci, que en 1976 fue la primera gimnasta en obtener la puntuación máxima en una competición olímpica— constantemente pensaban en comer.

“Las niñas comían pasta de dientes por la noche antes de acostarse; así de hambrientas estaban. […] Algunas terminaron sufriendo de bulimia. Se volvieron expertas en robar comida, que escondían en lugares que pensaban que nadie descubriría, como el dobladillo de la cortina”, escribe el historiador.

Foto: Editorial Epica

ABUSOS FÍSICOS

Asimismo, Olaru resalta la “actitud de terror y brutalidad” del entrenador hacia las gimnastas. En particular, cita un informe de 1974 según el cual “las chicas fueron golpeadas hasta hacerlas sangrar por la nariz y castigadas con ejercicios físicos hasta el agotamiento”.

En un comentario para AFP, Károlyi ni confirmó ni refutó explícitamente las acusaciones de Olaru. “Por naturaleza, nunca estoy satisfecho: nunca es suficiente, nunca. Mis gimnastas son las mejor preparadas del mundo. Y ganan. Eso es todo”, dijo el entrenador.

La publicación del libro tiene lugar en medio de un prolongado escándalo alrededor de la figura de Károlyi, quien vive en EU desde que desertó durante una visita a ese país en 1981. En particular se resalta que fue en su centro de entrenamiento donde trabajó el doctor Larry Nassar, pedófilo sentenciado en 2018 a entre de 40 y 125 años de prisión por abusar sexualmente de centenares de niñas y adolescentes y por posesión de pornografía infantil.

El libro de Olaru, Nadia si Securitatea (Nadia y la Securitate), fue publicado luz en marzo y hasta el momento solo está disponible en rumano.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.