El diario español El País dice hoy que Ancira “huyó de México, según la información policial, unos días antes de que se hiciera pública su orden de arresto”, lo que sugiere que fue informado por alguien que las autoridades mexicanas iban a detenerlo.

El juez español le negó la libertad por “la posibilidad de que pudiera fugarse, en vista de que ‘el vuelo de salida de Mallorca estaba previsto para el 5 de junio, cambiando repentinamente de salida para el día de ayer, probablemente hacia Canadá y no a los Estados Unidos’”.

El abogado español de Ancira dijo a Notimex que no sabía nada y que no se iba a fugar a Canadá, sino que tenía un viaje programado a Estados Unidos.

Ciudad de México, 4 de junio (SinEmbargo).– El empresario Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México SA (AHMSA), huyó del antes días antes de que se diera a conocer que tenía una orden de arresto, de acuerdo con informes policiales dados a conocer por el periódico madrileño El País.

“Todos lo esperaban en Madrid, no en Mallorca”, dice el texto firmado por Elena Reina y fechado en México. “El propietario de Altos Hornos de México, Alonso Ancira, perseguido por la justicia mexicana por una presunta trama de corrupción conectada con el caso Odebrecht, había comprado un vuelo comercial y algunos agentes enviados por la oficina de la Interpol mexicana se encontraban esperándolo en el aeropuerto de Barajas”, según información policial a la que ha tenido acceso El País.

La UIF congeló las cuentas bancarias con las que opera la empresa Altos Hornos de México en Monclova. Foto: Rogelio Morales, Cuartoscuro

“Pero mientras volaba a Europa, la policía había descubierto su plan secreto: un vuelo privado, procedente de Nueva York, matrícula XA-ASI, estaba a punto de aterrizar en Palma de Mallorca. El empresario fue capturado por agentes del Grupo de Localización de Fugitivos español a su llegada a la isla el martes pasado”, agrega el texto de El País.

Los días felices: Emilio Lozoya y Alonso Ancira en una imagen de septiembre de 2013. Foto: Juan Pablo Zamora, Cuartoscuro

Ancirahuyó de México, según la información policial, unos días antes de que se hiciera pública su orden de arresto. El historial de vuelo de la aeronave en la que viajó a Mallorca indica que despegó del aeropuerto privado de Toluca con destino a Nueva York el pasado 23 de mayo. Dos días después, ese mismo avión salió de Nueva Jersey con destino a Palma de Mallorca, según la información oficial que las autoridades mexicanas le compartieron a sus homólogos en España”, dice el diario español.

“En este avión privado viajaba Ancira junto a cinco pasajeros más. Las autoridades no han investigado cuántos de ellos formaban parte de la tripulación ni si había algún acompañante del empresario mexicano”, agregó.

Según su abogado español, Ismael Oliver, Ancira no trataba de huir a Canadá y no supo que iban a detenerlo.

El dato es importante: si Ancira huyó, habría entonces recibido un “pitazo”, es decir, le habrían informado de manera anticipada que lo iban a detener.

La agencia del Estado mexicano Notimex realizó una cronología basada en esa información. Comienza el jueves 23 de mayo, cuando Ancira viajó hasta Nueva York para asistir a la graduación de su hija. “Días antes, había estado en la Ciudad de México acudiendo a varias reuniones de trabajo”.

Foto del 2013 donde se ve a Juan José Guerra Abud, ex titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Alonso Ancira, entonces presidente de la Cámara Nacional del Acero. Foto: Juan Pablo Zamora, Cuartoscuro

“El señor Ancira no sabía que existía una orden de detención contra él. Nunca se le había comunicado que existiese una investigación ni se le pidió jamás aclaración o documentación alguna”, dijo el abogado.

El día 25 de mayo, cuando se dictó la orden de detención contra Ancira, seguía en Nueva York, precisó el abogado a Notimex.

“La policía mexicana tenía controlado a Ancira, conocía su paradero y el vuelo que iba a tomar con rumbo a Mallorca. No se quiso detener a Ancira en Estados Unidos, porque allí jamás se hubiera decretado la prisión provisional para él”, indicó.

Oliver dijo que el objetivo de la orden de detención era “obtener la fotografía de Alonso Ancira con esposas, detenido y encarcelado cuanto más tiempo, mejor; algo que ni en México ni en Estados Unidos hubiera sido posible”.

El pasado 29 de mayo, un despacho de la agencia española EFE firmado en Palma, España, indicó que el juez envió a prisión provisional al empresario “ante el riesgo de que se fugue, puesto que adelantó un vuelo que tenía previsto para el 5 de junio y se iba a marchar anoche a Canadá”.

Emilio Lozoya y Alonso Ancira en la firma de un acuerdo con la Canacero. Foto: Juan Pablo Zamora, Cuartoscuro

“En el auto de prisión de Ancira, al que tuvo acceso EFE, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz tiene en cuenta esta circunstancia a la hora de enviarle a prisión, después de que el empresario se negado a ser extraditado a México y pidiera su libertad”.

En el escrito el juez destaca la “gravedad del hecho imputado” por México (delitos de blanqueo y corrupción) “y la posibilidad de que pudiera fugarse, en vista de que ‘el vuelo de salida de Mallorca estaba previsto para el 5 de junio, cambiando repentinamente de salida para el día de ayer, probablemente hacia Canadá y no a los Estados Unidos’”.

El juez también tuvo en cuenta que no tiene arraigo en el país europeo. “El hecho de tener una vivienda en España no puede así considerarse”.

Antes de su captura en Palma, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ordenó congelar las cuentas bancarias de Ancira y de su empresa siderúrgica Altos Hornos de México. Posteriormente liberó las cuentas de la empresa para permitirle funcionar.