El video muestra a dos agentes de la policía de Sarasota cuando someten a Patrick Carroll, de 27 años, al acudir a una denuncia de violencia doméstica. Un tercer agente observa la escena.

SARASOTA, Florida, EU (AP) — El video de un espectador casual que muestra a un agente de policía apretando con la rodilla el cuello de un hombre afroamericano esposado una semana antes de la muerte de George Floyd ha dado lugar a una investigación con promesas de transparencia en Florida.

El video muestra a dos agentes de la policía de Sarasota cuando someten a Patrick Carroll, de 27 años, al acudir a una denuncia de violencia doméstica. Un tercer agente observa la escena.

“Colocar la rodilla sobre el cuello de alguien no es parte del entrenamiento”, dijo el subjefe de la policía de Sarasota, Patrick Robinson. “No lo autorizamos ni lo justificamos”.

El departamento dijo a la prensa que no estaba enterado del caso hasta que el video apareció en redes sociales el lunes. En un informe policial emitido por el departamento, un agente declaró que “se utilizó fuerza leve para colocar al sujeto en el suelo y sostenerlo hasta que se tranquilizó”.

El departamento dijo por Facebook que “el individuo no requirió atención médica ni se quejó de lesiones durante el incidente”.

La familia de Carroll lo niega. Dijo al diario Herald-Tribune que se le negó la atención médica que pidió en la cárcel y que están consultando con abogados.

Un video desde el aire distribuido por el departamento el martes muestra más detalles del incidente. Se ve a los agentes hablar con Carroll durante varios minutos antes de esposarlo. Luego se resiste a que lo introduzcan en la patrulla y los agentes lo tumban.

Carroll dijo que intentaba preguntar por qué lo detenían. Dijo que padece asma y escoliosis de la columna y que tenía dificultades para respirar.

“Yo podría estar muerto en el suelo, no aquí hablando con ustedes en este momento”, dijo Carroll a la prensa esta semana en medio de las protestas mundiales por la muerte de Floyd, quien dijo que no podía respirar cuando un agente le apretaba el cuello con la rodilla en Minneapolis el 25 de mayo.

El agente que puso la rodilla sobre el cuello de Carroll está bajo licencia administrativa, dijo el departamento, que no lo identificó. Los otros dos cumplen “tareas de escritorio” mientras se investiga el caso, dijeron medios de prensa.

Por su parte, Carroll está acusado de violencia doméstica, posesión de municiones por un delincuente convicto y resistencia a la autoridad.