10 CLAVES | Los nombres y lugares que ligan a Humberto Moreira con el saqueo en Coahuila

04/07/2015 - 12:02 am
Foto: Cuartoscuro
Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 4 de julio (SinEmbargo).– Durante la administración del ex Gobernador de Coahuila, Humberto Moreira Valdés, una red de políticos y empresarios desviaron recursos de las arcas estatales para invertir millones de dólares en negocios ilegales, entre ellos, medios de comunicación y del sector minero, en el estado de Texas, Estados Unidos, de acuerdo con declaraciones de uno de los implicados: Rolando González Treviño, que en los últimos días ha empezado a soltar nombres, fechas, montos y lugares.

De acuerdo con documentos de la Corte de Texas, difundidos primero, por el diario San Antonio Express, hoy en poder de SinEmbargo, en esta red de lavado de recursos públicos sería encabezada por el también ex presidente del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Humberto Moreira Valdés.

Aunque en el texto no se menciona el nombre de Humberto Moreira, “simplemente dice que es un ex Gobernador que comenzó a robar dinero del estado [de Coahuila] en 2006”, el diario fronterizo deduce que podría tratarse debido a que Moreira asumió la gubernatura de Coahuila el 1 de diciembre de 2005 y terminó su mandato el 4 de enero de 2011.

El empresario González Treviño habría prestado sus empresas de medios de comunicación para el lavado de recursos públicos, de acuerdo con la Corte federal. Ahora, en espera de una sentencia programada originalmente para el 15 o 16 de septiembre y ante la posibilidad de que se le reduzca la pena o quede en una multa, el acusado empezó a ofrecer más información a los fiscales.

Propiedades, negocios y cuentas bancarias por un monto mayor a los 20 millones de dólares [más de 300 millones de pesos], fueron presuntamente financiados con dinero proveniente de la deuda de Coahuila.

Desde que Humberto Moreira dejó la gubernatura de Coahuila para ser presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), la oposición lo acusó de haber endeudado al estado, incluso, el 25 de agosto de 2011, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) publicó que había una deuda de 34 mil millones de pesos que adquirió el estado durante la gestión de Humberto como Gobernador.

Durante la gestión de Humberto Moreira, funcionarios estatales tramitaron créditos bancarios por al menos 3 mil 100 millones de pesos, utilizando documentación apócrifa, según consta en denuncias presentadas por la Secretaría de Hacienda ante la Procuraduría General de la República (PGR).

El alegato por medio del cual Rolando González se declara culpable y ofrece cooperar con las autoridades estadounidenses indica fechas de operaciones realizadas y reuniones efectuadas por los involucrados en la “Conexión Coahuila”; da detalles de lo que los fiscales creen que fue conspiración; menciona vuelos, ciudades, sitios específicos de encuentros e incluso describe diálogos y entornos en los que se dio el supuesto acuerdo para operar los recursos obtenidos de manera ilícita de las arcas públicas de Coahuila.

La red de desvío de recursos públicos de Coahuila para ser lavados en Texas, en la que presuntamente está involucrado Moreira Valdéz, incluye a otros 10 personajes, la mayoría ex funcionarios de su administración, de acuerdo con esos documentos judiciales de la Corte federal de Estados Unidos.

De acuerdo con información difundida en el diario San Antonio Express News, la llamada “Conexión Coahuila” estaría integrada por ex funcionarios del Gobierno de Moreira, sus familiares y empresarios.

A la cabeza de esta red estaría Humberto Moreira Valdéz, quien en enero de 2009, voló en un jet privado con su esposa, guardaespaldas y su Secretario de Finanzas, Héctor Villarreal Hernández, hacia la ciudad de San Antonio, Texas, Estados Unidos. La visita era para encontrarse con su hija, que vivía en esa ciudad y discutir una estrategia del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Pero el grupo de mexicanos connotados iba con un tercer plan: encontrarse con Rolando González Treviño y su hermano Raúl, para comprar una cadena de estaciones de radio con dinero que habían robado de las arcas del Gobierno de Coahuila.

Otro de los personajes involucrados es el ex Gobernador interino de Coahuila, Jorge Juan López Torres, actualmente indiciado por lavado de dinero y fraude en Corpus Christi, Texas. Los fiscales estadounidenses aseguran que Torres es propietario de una casa en el lago Conroe cerca de Houston, la cual adquirió con dinero ilícito producto de diversos fraudes en México.

Un tercer implicado es Vicente Chaires Chávez, quien se desempeñó como director de Administración del Gobierno de Coahuila de 2005 a 2010. Posteriormente fue coordinador administrativo del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI. En 2011 senadores estadounidenses pidieron que se le investigara, pero hasta ahora no se le han imputado cargos.

Héctor Javier Villarreal Hernández, ex Tesorero de Coahuila, es otra de las figuras que aparece en esta red. El 12 de febrero de 2012 fue detenido en El Paso, Texas, en Estados Unidos, donde era buscado por lavado de dinero y robo de recursos del erario estatal. Antes de su detención, las autoridades federales de Texas le habían incautado 2.2 millones de dólares depositados en una cuenta y habría perdido otros 2.3 millones.

El empresario lagunero Guillermo Flores Cordero es el quinto implicado en este caso, él y su esposa, Leticia María de Guadalupe Galán Villalobos, fueron detenidos en San Antonio, Texas, acusados de mantener en Estados Unidos un negocio ilícito de envío de dinero desde 2005.

Las autoridades estadounidenses dijeron que Flores le ayudaba a políticos mexicanos lavar dinero en ese país. Su arresto estuvo ligado a la investigación sobre el ex Tesorero de Coahuila, Héctor Javier Villarreal.

La sexta ficha corresponde a Lorenzo Schuessler, concuño de Héctor Javier Villarreal Hernández, quien se entregó a las autoridades estadounidenses en septiembre de 2013. Era acusado de presunto lavado de dinero y narcotráfico. Schuessler se convirtió en testigo protegido y aceptó colaborar con las autoridades en el caso de Javier Villarreal a cambio de inmunidad.

Otra de las piezas claves de esta presunta red de lavado es Raúl González Treviño, quien era el representante de Coahuila en San Antonio durante el Gobierno de Humberto Moreira, el gobierno de Estados Unidos lo ha investigado por la compra de casas. En 2013, su hijo fue arrestado por tráfico de drogas.

El octavo implicado en este caso es Francisco Xavier Flores Valdez, sobrino del ex Gobernador Humberto Moreira. En diciembre de 2013 la Fiscalía de San Antonio Texas trató de demostrar que había depositado 6.5 millones de dólares en un banco de Estados Unidos, que presuntamente habrían sido robados al estado de Coahuila, pero no se le fincaron cargos.

Hasta el momento Flores Valdez no ha sido acusado de ningún delito, pero se sospecha de que su enriquecimiento proviene desde la época en que Héctor Villareal comenzó a realizar trasferencias y negocios millonarios en Estados Unidos.

Rolando González Treviño, se ubica en el noveno puesto de los personajes involucrados en el caso de lavado de dinero. El miércoles 27 de mayo se declaró culpable ante la Corte y el 1 de julio, de acuerdo con el diario San Antonio Express News, el empresario habría alcanzado un acuerdo con la Corte Federal que lo investiga, revelando detalles de cómo lavaron dinero en Coahuila.

Su hermano, Roberto Casimiro González Treviño, también aparece en la lista de la conexión, críticos aseguran que el también empresario de medios de comunicación se vio beneficiado por “favores” durante la administración de Moreira.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas