Los internautas se quejaron de que en una toma de Moscú correspondiente al segundo capítulo se ve la Plaza Roja con su aspecto actual y no con el que tendría en la fecha mencionada.

Ciudad de México, 4 de julio (RT).- Los errores del nuevo docudrama estadounidense The Last Czars (Los últimos zares) de Netflix, que trata del fin de la dinastía Romanov en el Imperio ruso a principios del siglo XX, no han pasado desapercibidos para los espectadores. Uno de ellos se aprecia en una toma de la Plaza Roja de Moscú en el año 1905. Hay en ella algo que de ninguna manera podía estar en la capital rusa en aquella época: el mausoleo del líder comunista Vladimir Lenin, cuyo aspecto actual data de 1930 (las primeras dos versiones del edificio se construyeron en madera en 1924). Los internautas lo han hecho notar con sus críticas.

Los últimos zares trata del fin de la dinastía Romanov en el Imperio ruso a principios del siglo XX. Foto: Netflix

La temporada que ha salido esta semana tiene seis episodios y cuenta la vida del último zar ruso, Nicolás II, antes de la Revolución de Octubre. Los creadores de Los últimos zares combinaron la reconstrucción histórica, las imágenes documentales y las entrevistas con expertos e historiadores que comentan los acontecimientos.

La serie fue dirigida por los británicos Adrian Mcdowall y Gareth Tunley, la protagonizan actores británicos poco conocidos y está producida por la compañía Nutopia.

Los internautas se quejaron de que en una toma de Moscú correspondiente al segundo capítulo se ve la Plaza Roja con su aspecto actual y no con el que tendría en la fecha mencionada. Uno de los espectadores incluso publicó imágenes del céntrico espacio en aquella época diciendo que a los creadores de la serie “les dio pereza incluso buscar en Google”.

Otro usuario de Twitter también observó que en aquella época los muros del Kremlin eran de color blanco.

“Episodio 2 de Los últimos zares en Netflix. Fíjense en el mausoleo de Lenin de hormigón y mármol en medio de la Plaza Roja (construido en 1930)”, escribió un internauta, que agregó la etiqueta #timetravel (viajes en el tiempo).

La presencia del mausoleo del líder revolucionario no es el único descuido histórico de la serie. Otro es la presencia en una imagen de San Petersburgo de 1894, en el primer episodio, de la mezquita de la ciudad, cuya construcción (1909-1920) finalizó después de la muerte de Nicolás II.

La construcción de la mezquita finalizó después de la muerte de Nicolás II. Foto: Netflix

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.