El optimismo de los consumidores tanto a nivel nacional como en sus hogares en junio tocó el nivel más bajo desde principios del Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, pero se colocó  6.7 por ciento arriba del mismo mes de 2018, cuando se ubicó en 37.5 puntos.

Ciudad de México, 4 de julio (SinEmbargo).- La confianza de los consumidores mexicanos se localizó en 44.2 por ciento durante el mes de junio, 0.6 puntos porcentuales menos que el mes inmediato anterior, pero 6.7 por ciento arriba del mismo mes de 2018, cuando se ubicó en 37.5 puntos.

Durante los últimos cuatro meses, el Indice de Confianza del Consumidor (ICC), elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Banco de México ha mostrado descensos, pero no se asemeja a las cifras demostradas en años anteriores, como los descensos de 2014 a 2017.

En el sexto mes del año, el ICC mostró bajas en tres de sus cinco componentes: situación económica esperada dentro de 12 meses, respecto a la actual (-0.7 por ciento); situación económica del país dentro de 12 meses, respecto a la actual (-2.0) y posibilidades actuales para realizar compras (-1.5).

Esto quiere decir que la población encuestada observó que dentro un año la situación económica nacional será peor, pero se mostró optimista sobre las finanzas personales (0.1 por ciento) y nacionales (0.5) con respecto a 2018.

A tasa anual, el subindicador que más crecimiento registró fue el de la situación económica del país con respecto a los 12 meses anteriores, registrando una subida de 10.5 por ciento.

El optimismo de los consumidores tanto a nivel nacional como en sus hogares en junio tocaron el nivel más bajo desde principios del Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante esta administración, el ICC ha alcanzado niveles de hasta el 48.6 por ciento, muy cercano al 50 por ciento.

El indicador repuntó después del mes de febrero de 2018 y despegó luego de julio de 2018, mes en el que se desarrollaron las elecciones federales.