Ciudad de México a 4 de agosto (SinEmbargo).– Durante los últimos 12 meses, desde el derrame de 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico en el Río Sonora, Grupo México ha mentido a la población sobre el estado de la reparación, solapado por omisión por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), informó hoy el Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (PODER).

La organización internacional realizó una investigación a través de transparencia en donde encontró que la mina Buenavista del Cobre incumplió la Ley al avisar dos días después del derrame a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), sin que la autoridad hiciera absolutamente nada para sancionarla.

Julieta Lambert, investigadora de PODER, informó que a un año del derrame Buenavista del Cobre no se cuenta con un Plan de Remediación Ambiental Integral que abarque todo el terreno afectado y que sea aprobado por la Semarnat.

Contrario a lo que han declarado a SinEmbargo autoridades de la Profepa, la empresa propiedad de Germán Larrea sólo ha entregado, hasta julio de 2015, el plan que corresponde a la Zona uno, a 30 kilómetros a la redonda, cuando son cinco zonas.

“A 12 meses del derrame, tanto el gobierno federal y Buenavista del Cobre han sido omisos en la remediación: el gobierno federal omiso en la atención y Grupo México ha estado mintiendo a la población de que el río está limpio y que el problema se solucionó”, dijo este martes Lambert.

Rio-Sonora-PROMO-Investigacion

DERRAME FUE UNA NEGLIGENCIA

La organización PODER también encontró que el derrame se debió a una negligencia de Grupo México y de Profepa y no al exceso de lluvia como indicó la empresa.

“Las sustancias que llegan a Tinajas 1 debían ser conducidas a través de un sistema hidráulico a otra área de la mina. Pero en el momento en que llegó la solución de cobre acidulado a Tinajas 1, el sistema hidráulico se encontraba en reparación y además el represo no tenía ningún tipo de válvula para la que se pudiera controlar el flujo de salida. El sulfato salió del represo sin control hacia el arroyo Tinajas que llega al Río Bacanuchi y después se conecta con el Río Sonora”, indicó Lambert.

PODER descubrió que Buenavista del Cobre maneja sus residuos peligrosos sin las autorizaciones de Semarnat, como lo obliga la Ley.

En 2011 la minera envió a la Semarnat su Plan de Manejo de Residuos y un año después, en 2012, la dependencia le solicitó más información para autorizarlo. Pero Grupo México realizó en ese lapso el manejo de los residuos.

Buenavista del Cobre solicitó una prórroga y durante tres años la Semarnat no exigió la información a la minera, por lo que la compañía no la entregó y el trámite continuaba pendiente, al menos hasta abril de 2015 según la solicitud de acceso a la información a la Semarnat SAI-folio 00016000577715.

Aunado a esta información, PODER encontró que Profepa señaló que el terreno en donde se encuentran los represos, tienen un avance de 50 por ciento en la construcción.

PROMO-AZNALCÓLLAR

GRUPO MÉXICO CALLÓ A POLÍTICOS

La compañía minera Grupo México repartió los recursos del Fideicomiso Río Sonora a discreción y a los políticos de los municipios afectados por el derrame, para callarlos y dividir a la población, todo con la anuencia de las autoridades federales, denunciaron miembros del Sindicato Minero Sección 65 de Cananea y del Frente Unidos Todos contra Grupo México.

“Desde anoche leí la información sobre el reparto de los recursos del Fideicomiso, y lo que puedo decir es se comprueba lo que hemos dicho, que parte de los recursos se dedicó a políticos y a personas relacionadas como autoridad, para que no le movieran mucho al asunto”, dijo Antonio Navarrete Aguirre, miembro del Sindicato Minero Sección 65 de Cananea.

Este medio publicó que los siete alcaldes de los municipios afectados por el derrame de 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico de la mina Buenavista del Cobre de Grupo México en el Río Sonora, y sus familiares cercanos cobraron cheques jugosos por resarcimientos de acuerdo con la lista de beneficiarios del Fideicomiso Río Sonora.

También obtuvieron cuantiosas sumas varios políticos del Partido Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI) de renombre y peso en Sonora, de acuerdo con la información entregada por la Unidad de Transparencia de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) a SinEmbargo.

La información da cuenta de 536 millones 382 mil 249 pesos con 49 centavos –de los 2 mil millones de pesos del Fideicomiso– que fueron entregados al 16 de junio de este año, excluyendo los datos de las personas que recibieron resarcimientos por concepto de salud, por considerarlos información clasificada.

Navarrete Aguirre indicó que el tema del reparto de los recursos ha originado golpes y pleitos entre la población que no recibió resarcimiento y los que sí le sacaron “jugo” al Fideicomiso, como los alcaldes, sus familias y políticos del PRI y del PAN, como documentó SinEmbargo.

“Es realmente una irresponsabilidad de las autoridades federales, que usó unos recursos que no eran de ellos, se creó una división en el río y queremos cuentas claras en torno a los recursos del Fideicomiso y los resultados en salud”, dijo.

grupo-mexico-sonora_promo

ARSÉNICO Y ALUMINIO POR ARRIBA DE LA NORMA

En días pasados activistas del Frente Unidos dieron a conocer que el agua que se empezó a desfogar de la presa Rodolfo Félix Valdés “El Molinito” a la Abelardo L. Rodríguez en Hermosillo desde el 10 de junio, contiene arsénico y aluminio por arriba de la norma, de acuerdo con unos estudios de laboratorio que varios activistas costearon de sus bolsillos en laboratorios privados.

De acuerdo con el Laboratorio Analítica del Norte, el agua superficial del afluente que va de “El Molinito” a la presa de Hermosillo contiene entre siete y 12 ug/L (microgramos por litro) de arsénico, por encima de las normas internaciones como la de Estados Unidos (NAS) que ubica como niveles normales tres mg/L, y de Canadá que considera en el límite cinco ug/L, informó Reina Castro Longoria, profesora e investigadora de la Universidad de Sonora (Unison) y doctora en Ecología.

El arsénico también se encontró en los pozos aledaños a la presa El Molinito, en el ejido El Molino de Camou en un rango entre ocho y 14 ug/L.

“Estos resultados son elevadísimos, es en el agua que dijeron que estaba limpia. Las autoridades mexicanas dicen que estaba limpia porque los niveles de arsénico de la norma mexicana es de 25 microgramos por litro”, dijo Castro Longoria.

En cuanto al aluminio la norma mexicana indica dentro de la aceptable 200 ug/L, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que son 20 ug/ L y la EPA entre 50 y 200 ug/L.

Sin embargo las aguas cercanas a la presa Abelardo L. Rodríguez, a unos dos kilómetros de distancia, en el ejido La Victoria, el aluminio salió con niveles entre 221 y 670 microgramos por litro.

En el agua no se encontró cobre, pero sí fierro en dos de los seis pozos analizados.

“Con estos datos vamos a elaborar un informe y lo vamos a adherir a una demanda por daño ambiental y ecológico contra Grupo México”, dijo la investigadora.

Los investigadores pagaron estudios de metales pesados en seis personas al Laboratorio Bio Químico San José, los cuales detectaron arsénico, aluminio, fierro y cobre en la sangre.

Las seis personas que se realizaron los estudios tienen edad entre 15 y 66 años. Cuatro mujeres y dos hombres.

Los análisis costaron 3 mil pesos cada uno y arrojaron que al arsénico dieron positivo seis de seis; cobre seis de seis; fierro cuatro de seis y aluminio uno de seis. El método fue por medio de Absorción Atómica por Aspiración directa en Flama.

La Agency For Toxic Substances & Disease Registry, ATDSR indica que el límite normal de una persona sana debe estar en 1 µg/L y en este caso los pacientes de “El Molinito” tienen en su sangre de 2.2 a 19.3 µg/L, dijo Castro Longoria.

La académica indicó que entre las personas más afectadas está Nadia Gómez Moraga, de 32 años, con 19.3 microgramos por litro en la sangre. Fue la más alta.Nadia fue entrevistada por SinEmbargo en  junio en un recorrido que este medio realizó por la zona afectada.

Entre los altos niveles de arsénico también está María de Jesús Ramírez, con 18 ug/L, también entrevista en junio. Además de Gloria Alcaraz Arce, con 18.7 ug/L de arsénico en la Sangre.