Fue el pasado 30 de julio cuando García Luna fue acusado del delito de empresa continua, por el que podría ser sentenciado a 20 años de prisión, según detalló el Fiscal de Distrito del Este de Nueva York, Seth D. Ducharme en un comunicado.

Ciudad de México, 4 de agosto (SinEmbargo).- Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública durante el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, solicitó al Juez federal de Brooklyn, Brian Cogan, desechar una nueva acusación en su contra por el delito de empresa criminal continua, al considerar que existen dudas sobre la legalidad en la integración del jurado que lo acusó.

De acuerdo con un reporte del periodista Keegan Hamilton, la defensa del exfuncionario de Felipe Calderón Hinojosa ha pedido al Juez que publique los registros del Gran Jurado y se los proporcione a un matemático y economista de las universidades de Vanderbilt y Chicago, identificado como Jeffrey O’Neal Martin, para que analice la integración del jurado.

Con ello, la defensa busca que la acusación en contra de García Luna por el delito de empresa criminal continua sea desestimada.

Para la defensa del exfuncionario mexicano, “su derecho a un gran jurado seleccionado de una acción transversal de la comunidad” estuvo “comprometido” por la pandemia del coronavirus.

Hamilton publicó la moción que el despacho que representa a García Luna hizo llevar al Juez Cogan. En el documento se señala que la petición está sustentada en el Título 28 del Código de los Estados Unidos.

Los representantes de García Luna, Cesar DeCastro y Valerie Gotlib, señalaron que el proceso de integración del gran jurado estuvo viciado, ya que no se desarrolló en la ciudad de Brooklyn, sino que se trasladó a Central Islip debido a la pandemia de la COVID-19 en Nueva York.

Con ello, aseveraron, la acusación de empresa criminal continua contra García Luna podría desestimarse.

Fue el pasado 30 de julio cuando García Luna fue acusado del delito de empresa continua, por el que podría ser sentenciado a 20 años de prisión, según detalló el Fiscal de Distrito del Este de Nueva York, Seth D. Ducharme en un comunicado.

“Si son condenados por los cargos de sus empresas criminales, García Luna enfrentará un mínimo de 20 años y un máximo de cadena perpetua”, dijo el Fiscal en el comunicado con sellos del Departamento de Justicia.

Ese mismo día, los fiscales de Nueva York acusaron a Luis Cárdenas Palomino y Ramón Pequeño García, la élite de Seguridad Pública federal durante el Gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, de brindar protección al Cártel de Sinaloa, que comandaron Ismael “El Mayo” Zambada y Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

Genaro García Luna, como Secretario de Seguridad Pública conversa con Guillermo Galván, Secretario de la Defensa Nacional, en la XXXII Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública que se realizó el 29 de febrero de 2012. Foto: Rodolfo Angulo, Cuartoscuro

El Departamento de Justicia de Estados Unidos dice que tanto Pequeño García como Cárdenas Palomino “aceptaron millones en sobornos para proteger al Cártel de Sinaloa”.

El expresidente Felipe Calderón (2006-2012) ha desmentido haber tenido conocimiento en su momento de las actividades delictivas de uno de los hombres fuertes de su administración, Genaro García Luna.

Sin embargo, el exsecretario se encuentra en una cárcel de Nueva York a la espera de juicio, y desde su captura las autoridades le han negado dos veces su solicitud para salir en libertad bajo fianza.

García Luna, quien fue Secretario de Seguridad Pública desde fines de 2006 a 2012 bajo el Gobierno del expresidente Felipe Calderón, se ha declarado inocente de las acusaciones de los fiscales, quienes alegan que recibió enormes cantidades de dinero por parte del cártel de Joaquín “El Chapo” Guzmán a cambio de permitir que éste traficara cocaína a sus anchas.

García Luna, quien vivía en Miami, fue arrestado en diciembre de 2019.

Durante el juicio a “El Chapo” celebrado a fines de 2018 e inicios de 2019 en Nueva York, el jurado escuchó al exmiembro del Cártel de Sinaloa, Jesús Zambada, testificar que entregó personalmente por lo menos seis millones de dólares a García Luna en pagos clandestinos a nombre de su hermano mayor, el jefe del cártel Ismael “El Mayo” Zambada.

El testigo dijo que se reunió con García Luna en un restaurante entre 2005 y 2006. Jesús Zambada declaró que le dio una maleta con tres millones de dólares en el lugar. En ese momento García Luna estaba a cargo de la agencia federal de investigación de México. En una segunda reunión en 2007, cuando García Luna ya era Secretario de Seguridad Pública, Zambada dijo que le dio otra maleta con entre tres y cinco millones de dólares.