El Subsecretario expresó su a la iniciativa de ley que será discutida en el Congreso de Oaxaca esta semana, dijo que, si se promulga, favorecería a la salud pública de México.

Ciudad de México, 4 de agosto (SinEmbargo).– Hugo López-Gatell, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, advirtió sobre cabildeos o “presiones” que pueden interferir en el Congreso de Oaxaca para “confundir la visión” de las y los legisladores y frenar la iniciativa que busca prohibir la venta de bebidas azucaradas y alimentos con exceso de calorías a las personas menores de edad.

El funcionario dijo esta tarde en conferencia de prensa que tanto él como la Secretaría de Salud esperan que avance la que calificó como “muy buena iniciativa”, opinión que compartió con Horacio Sosa Villavicencio, Diputado de Oaxaca por el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

“Le expresé mi deseo de que pueda salir con éxito esta pieza legislativa; le comenté, con la experiencia ya vivida a nivel federal, el reto o el riesgo de que se infiltren todo tipo de cabildeos o presiones que suelen interferir con el esfuerzo legislativo presionando o confundiendo la visión de los legisladores”, expuso el Subsecretario desde Palacio Nacional.

El funcionario recordó que la mala alimentación ha sido la causa fundamental de las epidemias de sobrepeso, obesidad y otras enfermedades crónicas en el país, por lo que resaltó la importancia de mejorar la oferta alimentaria mexicana.

“Hay que procurar las condiciones para que haya una buena alimentación y uno de los elementos cruciales es que en la oferta alimentaria mexicana, a lo largo de los último años, 20 o 25, ha proliferado la oferta de productos ultraprocesados con altas calorías (…). Es imperativo cambiar el modelo de alimentación de las naciones a partir de cambiar lo que se ofrece, no solo en términos materiales, sino el acceso a los productos naturales”, opinó.

En ese sentido, López-Gatell celebró la iniciativa oaxaqueña. “Expreso mi opinión muy favorable a esta iniciativa de ley y espero por el bien de la salud pública de México que se logre promulgar esta ley”, dijo.

La iniciativa, que desde hace un año se analiza en la Comisión Permanente de Grupos en Situación de Vulnerabilidad del Congreso de Oaxaca, se votará en el Pleno el próximo 5 de agosto.

La Diputada local Magaly López Domínguez, autora del Proyecto de Decreto en el que se adiciona el artículo 20 Bis de la Ley de los Derechos de las Niñas, niños y Adolescentes de Oaxaca, explicó en entrevista con SinEmbargo la semana pasada que la iniuciativa busca “eliminar las formas de malnutrición de niños, niñas y adolescentes, por lo que estamos proponiendo que se prohíba la venta, distribución, regalo y suministro a menores de edad de bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico”.

“El dictamen pasó a primera lectura para darle la publicidad de Ley y se pretende que el próximo 5 de agosto se vote en el Pleno para que ya una vez votada se publique y sea ley”, dijo la Diputada de Morena al defender su proyecto. “Los niños menores de 15 años no dimensionan qué tanto les ocasiona el consumo de este tipo de alimentos que no aportan más que azúcar”.

En México, 34.4 por ciento de los niños y adolescentes tienen sobrepeso u obesidad, lo que sitúa a los mexicanos en primer lugar mundial en obesidad infantil. A nivel estatal, Oaxaca ocupa el segundo lugar con más obesidad en adultos y el primero con obesidad infantil, según los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) al cierre de 2018. En contraste, unos 60 mil niñas y niños de cero a cinco años de edad padecen desnutrición.

–Con información de Guadalupe Fuentes.