¿Por qué la espada de He-Man está dividida en Amos del Universo: Revelación?

04/08/2021 - 12:10 am

AVISO: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS

La secuela comienza con Skeletor asaltando el castillo Grayskull. Algo ya visto por los fans… solo que ahora el asalto se desarrolla de forma muy distinta.

Madrid, 4 de agosto (Europa Press).- Algo que no pasó desapercibido para el público es que la emblemática Espada del Poder que convierte al príncipe Adam en He-Man en Amos del Universo: Revelación, se dividía en dos en los avances que mostró la propia Netflix. La serie creada por Kevin Smith ofrece una explicación más detallada, con la que se descubre el origen del arma y por qué se parte en dos.

La secuela comienza con Skeletor asaltando el castillo Grayskull. Algo ya visto por los fans… solo que ahora el asalto se desarrolla de forma muy distinta. Aprendiendo de sus errores, el autoproclamado Señor de la Destrucción comprende que lo más valioso no es Grayskull, sino que lo hay bajo él: el Salón de la Sabiduría, el lugar donde mora todo el conocimiento del universo y la ubicación del orbe mágico, en el que el antiguo Consejo de Ancianos concentró su poder y la magia de Eternia.

Skeletor quiere poseer el orbe a toda costa. Para ello, necesita la llave del Salón de la Sabiduría, que He-Man le proporciona sin querer. Durante la gran batalla que se produce en el primer episodio, He-Man atraviesa a Skeletor con la Espada del Poder, la cual realmente es la llave del gran salón y entra en la cerradura al traspasar el cuerpo del villano.

“Finalmente, utilizaste esa espada de la forma en que estaba destinada a ser usada, muchacho”, le responde Skeletor, gravemente herido, a He-Man. “Como la llave del Salón de la Sabiduría”, añade.

Con las puertas abiertas, Skeletor rompe el orbe y libera suficiente energía mágica para destruir no solo Eternia, sino todo el universo. Es solo gracias a los rápidos reflejos de la Hechicera, que paraliza durante unos segundos el colapso mágico, que He-Man tiene tiempo suficiente para usar la espada como un conducto para la energía del orbe. Al absorber esa enorme cantidad de poder, el arma se divide en dos, justo antes de que produzca una explosión que acaba con las vidas de He-Man y Skeletor.

Las consecuencias son devastadoras. Los héroes de Eternia acaban también divididos y la magia del planeta queda bajo mínimos. Solo a través de las intrigas de Evil-Lyn y por la súplica de la Hechicera, que Teela acepta liderar un equipo para encontrar las dos mitades de la Espada del Poder, que no fueron destruidas, sino que regresaron a los reinos donde fueron forjadas.

Eso les obligará ir a Subternia, la tierra de los muertos, y Preternia, una especie de Valhalla para aquellos héroes caídos de Eternia, donde se revela que la Espada del Poder fue forjada hace miles de años por los magos-herreros de Trollan. Eso sí, no se explica el motivo de una parte se haya forjado en el cielo y la otra en el infierno.

La idea de que la Espada del Poder sea, en realidad, dos estoques es anterior a la mítica serie de los 80, pues ya apareció en un cómic de 1982 que iba incluido en la figura de acción que Mattel vendía de He-Man. Titulado “He-Man and the Power Sword”, se revelaba que He-Man es el campeón de Eternia, una figura bárbara reclutada para evitar que Skeletor se haga con las dos mitades de la mística Espada.

En ese minicómic, He-Man estaba armado con un hacha de guerra y un escudo. Fue en la serie de 1983 cuando entró en escena la Espada, que se la otorgó la Hechicera para que pudiera transformarse en el príncipe Adam.

En el cómic, la Hechicera prometió que, tras la derrota de Skeletor, solo las dos mitades del arma, insertadas en una cerradura encantada, abrirían el Puente de la Mandíbula del Castillo Grayskull. Lo curioso, es que lo narrado en el cómic es muy similar a lo que termina sucediendo en el primer episodio de la ficción de Netflix.

Fotograma de Amos del Universo: Revelación. Foto: Especial

Además, tal y como recordarán los fans más veteranos de la saga, en la primera serie de las figuras de Mattel en la que se basa la frnquicia, aquellos juguetes que se pusieron a la venta en 1981, las figuras de He-Man y Skeletor venían acompañadas de varias armas cada una. En el caso del héroe, además de su espada tenía también un escudo y un hacha, mientras que el villano tenía su báculo… y también otra espada de poder, en este caso no era gris, sino de color azul oscuro.

Lo más curioso es que ambas espadas, la de Skeletor y la de He-Man estaban diseñadas para encajar y formar una sola arma: la Espada del Poder, que actuaba como una llave para el Puente de la mandíbula del Castillo Grayskull… un concepto que nunca hasta ahora se había trasladado a las adaptaciones y que sí incorpora la serie de Netflix.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas