México

Vargas: sesión no tiene validez; la decisión es inatacable, responde Reyes Rodríguez

04/08/2021 - 6:46 pm

José Luis Vargas llamó a las y los magistrados del TEPJF a “respetar el orden legal” y evitar una crisis electoral, además, resaltó que no existe la revocación de mandato en el tribunal.

Ciudad de México, 4 de agosto (SinEmbargo/EFE).– El Magistrado José Luis Vargas Valdez aseguró que no puede ser destituido porque en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) no existe la figura de revocación de mandato, por lo que desconoció a Reyes Rodríguez Mondragón como Magistrado presidente.

“La elección de la presidencia del Tribunal es por un periodo fijo y no existe la figura de revocación o destitución por el Pleno de la Sala Superior como forma de terminación del encargo”, resaltó en un video transmitido esta tarde donde recordó que su gestión concluirá hasta noviembre de 2023.

“Lo sucedido constituye una ruptura constitucional ilegal, por lo cual esta presidencia sigue y seguirá llamado al diálogo, a la serenidad, a la institucionalidad. La única forma de resolver cualquier diferendo es través del diálogo, y de no ser el caso, con el respecto irrestricto a las normas que regulan nuestra función”, agregó Vargas Valdez.

El Magistrado consideró que la decisión que tomaron cinco de los siete magistrados del TEPJF para sustituirlo es un “albazo”, por lo que pidió a sus compañeros  “actuar a la altura” de su cargo.

“Somos jueces constitucionales y tenemos que actuar a la altura de nuestra infraestructura. Los albazos no son la forma en como, en una democracia constitucional, se solventan las diferencias”, dijo en la grabación, e insistió en que la sesión donde se votó su destitución es nula.

“La sesión que se llevó a cabo hace unos minutos mediante una plataforma diversa a la institucional, en la cual la Magistrada Mónica Soto y yo no participamos, es nula de pleno derecho. Y la convocatoria hecha por la Magistrada Janine Otálora Malasis y el actuar como secretario de acuerdos del abogado Rodrigo Sánchez Gracia, nombrado en dicha sesión, constituye el ejercicio ilícito de funciones”, acusó.

El funcionario también anunció que para mañana convocará a una sesión privada para discutir los temas pendientes del TEPJF.

Minutos después de anunciada la remoción como presidente del TEPJF, la oficina de comunicación del mismo Tribunal planteó en un comunicado que tanto la destitución como el nuevo nombramiento no son válidos, pues no existe la figura de revocación o destitución por el Pleno.

“Conforme a los artículos 99 constitucional y 171 de la LOPJF la elección de la presidencia del TEPJF es por periodo forzoso y no existe la figura de revocación o destitución por el Pleno de SS como forma de terminación del encargo”, planteó en el documento.

También expuso que para que la presidencia concluya deben suceder dos cuestiones: la renuncia del titular, o que éste sea removido por las autoridades competentes por algún tipo de responsabilidad, que pueden ser:

“A. Administrativa, que corresponde a la Comisión de Administración del TEPJF; B. Política, que corresponde al Congreso de la Unión; C. Por sanción penal, para lo cual primero habrías que seguir un juicio de declaración de procedencia competencia de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión”.

Por su parte, el Magistrado Reyes Rodríguez Mondragón defendió esta noche su nombramiento porque, aseguró, está sustentando en las atribuciones que tiene el Pleno del TEPJF.

“La Sala Superior es el órgano soberano para decidir sobre la vida interna del tribunal, entonces tiene la facultad para designar la presidencia, en este caso, lamentablemente, se tuvo que llegar a la remoción y sí, como instancia última y conforme al artículo 99 constitucional, las decisiones de la Sala Superior son inatacables”, expuso en entrevista con Azucena Uresti para Grupo Fórmula, luego de conocer el posicionamiento de José Luis Vargas.

Rodríguez Mondragón calificó de “inédita” la intención de destituir al todavía Magistrado presidente , también dijo que él y los otros magistrados del tribunal están abiertos al diálogo.

“El diálogo está abierto, nosotros, por supuesto, yo aceptaré esta invitación que hace el magistrado Vargas a dialogar con él mañana”, agregó en la entrevista.

Los magistrados Janine Madeline Otálora Malassis y Reyes Rodríguez. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro.

Previamente, en una tarjeta informativa compartida en sus redes sociales, Reyes Rodríguez aseguró que José Luis Vargas fue destituido “a fin de salvaguardar la independencia, autonomía e imparcialidad del órgano jurisdiccional”.

VOTAN POR LA DESTITUCIÓN

Magistrados del TEPJF aprobaron este miércoles la destitución de José Luis Vargas, acusado de corrupción e investigado por el Gobierno.

Tras una sorpresiva sesión en la que Vargas denunció un “golpe de Estado”, cinco de los siete magistrados nombraron a un nuevo secretario de acuerdos para someter a votación el cese de Vargas, indagado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) por enriquecimiento ilícito.

“Frente a una traición a los principios y deberes que dan sentido a una magistratura electoral, grave sería nuestro actuar como integrantes de esta Sala Superior si continuáramos permitiendo más abusos”, manifestó Janine Otálora, quien fungió como presidenta por ministerio de ley por ser decana.

Las y los magistrados tomaron la decisión mientras la UIF investiga a Vargas tras encontrarle gastos de 36.7 millones de pesos  de 2013 a la fecha pese a haber declarado en ese periodo un ingreso de 16.7 millones de pesos.

El jurista llegó en 2016 a la Sala Superior del TEPJF nominado por el entonces mandatario, Enrique Peña Nieto (2012-2018), y en noviembre pasado se convirtió en presidente del Tribunal Electoral.

El Magistrado José Luis Vargas. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro.

La oposición ha acusado al Magistrado de estar sesgado a favor del partido en el poder en turno, que ahora es el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) del Presidente, Andrés Manuel López Obrador, mientras que sus colegas han expresado descontento por su comportamiento errático.

“Cuando un juzgador actúa en contra de su obligación de dar certeza y sus actos ponen en riesgo el desarrollo de la contienda electoral y la seguridad de los resultados, entonces sus pares tienen la responsabilidad de hacer que prevalezcan la Constitución y la democracia”, argumentó Otálora.

Antes de la sesión extraordinaria, los magistrados pidieron revisar el trabajo de Vargas, pero él los acusó de intentar un “golpe de Estado”.

“Les quiero reconvenir de la manera más respetuosa que estén a la altura, que no estén intentando o provocando un golpe de Estado, porque sencillamente no existe esa atribución para pretender evaluar a la presidencia”, expresó Vargas.

El Magistrado suspendió la sesión, pero el resto de sus colegas, con excepción de Mónica Soto, convocaron a una nueva en la que el primer orden del día fue removerlo del cargo.

En su lugar, votaron de forma unánime para elegir como presidente a Reyes Rodríguez Mondragón.

“Con legitimidad, la ciudadana exige jueces y tribunales independientes e imparciales que garanticen el ejercicio de los derechos político electorales, y que sea un pilar de la democratización del país”, declaró Rodríguez Mondragón.

La crisis del TEPJF, el máximo juzgador de los procesos electorales de México, ocurre mientras el Presidente López Obrador ha arremetido contra el órgano y exigido una nueva reforma electoral para tener “jueces independientes”.

–Con información de EFE.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas