Alejandro Encinas Rodríguez, Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, recordó que el pasado 30 de agosto, el Juez Samuel Ventura Ramos dictó una sentencia absolutoria en favor de “El Gil”, quien es conocido como jefe de plaza del grupo criminal Guerreros Unidos. “Es un precedente grave, es una sentencia absolutoria, y lamentablemente no es el único caso”, aseguró desde Palacio Nacional.

Ciudad de México, 4 de septiembre (SinEmbargo).– El Subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, alertó esta mañana que más detenidos por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa podrían ser liberados y no sólo “El Gil”, Gilberto López Astudillo, presunto miembro del grupo criminal Guerreros Unidos.

“No solamente esas cinco personas [podrían quedar liberadas], sino las otras 50 personas que actualmente se encuentran bajo proceso y no solamente por el delito de tortura, porque lo que desestimó, el Juez, fundamentalmente, fueron las pruebas que los vinculan con los delitos de delincuencia organizada y secuestro. Ese es el tema fundamental”, dijo en conferencia de prensa.

Frente al Presidente Andrés Manuel López Obrador, el funcionario recordó que el pasado 30 de agosto, el Juez Samuel Ventura Ramos dictó una sentencia absolutoria en favor de “El Gil”, quien es conocido como jefe de plaza del grupo criminal Guerreros Unidos.

El Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez, en conferencia este miércoles. Foto: Gobierno de México

“Es un precedente grave, es una sentencia absolutoria, y lamentablemente no es el único caso”, aseguró Encinas Rodríguez desde Palacio Nacional.

Asimismo, señaló que del 26 de septiembre de 2014 al 30 de agosto de 2018, se consignaron a 169 personas, de las cuales, se detuvo únicamente a 142, entre las que se encuentran 55 policías de Iguala, 20 policías de Cocula, y 67 civiles, identificados como presuntos integrantes de Guerreros Unidos.

El Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración detalló que las detenciones se realizaron por los delitos de delincuencia organizada, en la modalidad de delitos contra la salud; por delitos previstos en la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos; y por delitos previstos en la Ley General de Secuestro.

De las 142 personas aprehendidas, la entonces Procuraduría General de la República (PGR) procesó a 70 por el delito de secuestro en contra de los normalistas, añadió.

Además, Alejandro Encinas indicó que el procesamiento de los detenidos se basó en 107 pruebas recabadas en diversas averiguaciones previas que abrió la PGR, de éstas, sólo subsisten al día de hoy 44, ya que las 63 restantes se declararon ilícitas por el Primer Tribunal Colegiado de Circuito con sede en Reynosa, Tamaulipas, debido a que se acreditaron una serie de violaciones al debido proceso, la integridad personal y a la libertad.

El Presidente y Encinas en Palacio Nacional. Foto: Gobierno de México

A partir de estos hallazgos, apuntó, fue que se han liberado a 53 de los 142 detenidos originalmente, siendo la de “El Gil” la primera absolución por insuficiencia probatoria de la Causa Penal 66/2015 del Juzgado Primero de Distrito de Procesos Penales Federales en Tamaulipas.

A su vez, advirtió que actualmente se ha cerrado la etapa de instrucción de alrededor de 50 personas que aún se encuentran en proceso penal, por lo que es posible que se dicten nuevas absoluciones.

Por ello, hicieron un exhorto a la Fiscalía General de la República (FGR) para que encause la investigación, subsane las omisiones y permita una indagatoria para poder deslindar las responsabilidades de autoridades y civiles.

“Y queremos anunciar que por instrucciones del Presidente iniciaremos ante la Fiscalía General de la República y el Consejo de la Judicatura federal los recursos legales correspondientes para que se inicie la investigación de los funcionarios y de los jueces para deslindar la responsabilidad en estos casos, en donde en lugar de garantizar la justicia a las víctimas se está generando un pacto con la impunidad”, reveló.

“La mal llamada verdad histórica se construyó con base en la simulación, en la fabricación de pruebas, en la tortura en beneficio de los perpetradores y en contra de las víctimas”, finalizó Encinas.

Encinas advirtió que actualmente se ha cerrado la etapa de instrucción de alrededor de 50 personas que aún se encuentran en proceso penal, por lo que es posible que se dicten nuevas absoluciones. Foto: Gobierno de México

El Juez decretó la “absolución por insuficiencia probatoria” de Gilberto López Astudillo, justo ahora, en septiembre, cuando se cumplen cinco años de este crimen que conmocionó a México y al mundo. Organizaciones de derechos humanos han dicho que es una de las consecuencias del desaseo, las violaciones a los derechos humanos y las irregularidades de la investigación que realizó el Gobierno de Enrique Peña Nieto. Pero también tienen dudas si la actual Fiscalía General de la República (FGR) hizo o no lo suficiente para retenerlo preso. Hoy mismo, la FGR fue amonestada por Alejandro Encinas.

López Astudillo, apodado “El Gil”, es considerado integrante del grupo criminal Guerreros Unidos y uno de los principales involucrados en la desaparición de los 43 jóvenes de la Normal Rural de Ayotzinapa. Según la versión del Gobierno de Peña Nieto, los jóvenes fueron secuestrados en Iguala por policías que luego los entregaron a miembros del crimen organizado que los quemaron en un basurero a las afueras de Cocula.

Los expertos independientes han dicho hasta el hartazgo que no hay pruebas que acrediten esa tesis, conocida como “la verdad histórica”. La ONU, la Organización de los Estados Americanos y la Comisión Nacional de Derechos humanos han denunciado que esa tesis, calificada también como “la mentira histórica”, tiene errores, inconsistencias, obstruye la justicia y viola los derechos humanos. Muchos de los detenidos fueron torturados. López Astudillo es uno de ellos.

La Procuraduría General de la República hizo un daño quizás irreversible. Nunca acusó a nadie por la desaparición forzada aunque hubo policías detenidos. No hay acusaciones por homicidio aunque “la mentira histórica” habla de estudiantes calcinados. Pero además López Astudillo no es el único liberado. Son ya 40 los que dejaron la prisión.