Hace unos días, a través de su cuenta de Twitter proclamó que “los huevos son de las gallinas”, y que por esa razón separan a las gallinas de los gallos porque “no queremos que las violen”.

Ciudad de México, 4 de septiembre (SinEmbargo).- Un colectivo antiespecista, transfeminista y libertario aseguró que dentro de su granja separa a las gallinas de los gallos, para evitar que estos las violen.

En una entrevista concedida a un medio español, las activistas de “Almas veganas” señalaron que el acto de fecundación entre las aves se realiza son consentimiento y genera lesiones en las gallinas.

“El acto de monta es muy violenta y las gallinas huyen, intentan huir, y son heridas de gravedad y, por lo tanto, no son un acto consentido”, agregaron.

Añadieron que “separamos a los gallos de las gallinas porque, efectivamente, los gallos violan a las gallinas”.

El colectivo aseguró que hablan de violación “porque no queremos usar palabras diferentes para humanes y no humanes, ya que nosotras no hacemos distinción para especies”.

Este grupo de mujeres ha tomado importancia en los últimos días debido a su postura en favor de las gallinas.

Hace unos días, a través de su cuenta de Twitter proclamó que “los huevos son de las gallinas”, y que por esa razón separan a las gallinas de los gallos porque “no queremos que las violen”.

Esta máxima fue difundida en las redes con el hashtag #huevosesesclavitud y defendida por sus integrantes, aunque en respuesta recibieron cientos de críticas de detractores del veganismo.

EL COLECTIVO

En su página describen que la idea del proyecto “tiene sus orígenes en constatar la carencia de recursos disponibles para atender a las animales no humanos rescatadas, así como el deseo y la necesidad de proveerlos de un espacio de acogida y tranquilidad donde se puedan desarrollar sin peligro para sus vidas. Uno de los aspectos fundamentales de Almas Veganas es acoger a aquellas animales que son, o son susceptibles de ser, destinatarias de violencia, abuso, maltrato psicológico y, en definitiva, que se encuentren expuestos a condiciones de vida de esclavitud”.

En el portal también describen los siguientes valores para tratar de explicar su forma de ver el mundo:

Antiespecismo abolicionista: Queremos construir una sociedad en la cual ninguna especie animal es utilizada, en la que no jerarquizamos entre especies, en la que todas las animales puedan vivir una vida larga, libre y digna, sin ser explotadas ni utilizadas como recursos.

Transfeminismo interseccional: Sabemos que existen muchas corrientes feministas, nosotras, aunque reconocemos que el mundo se escribe en un lenguaje binario, queremos romper los roles de género y reconocer que hay mucho más fuera del binomio hombre-mujer. También creemos que es imposible ser feministas sin ser anti-racistas, anti-capitalistas, etc. en definitiva, sin ir en contra de cualquier otra causa de opresión.

Comunismo libertario: Creemos en un mundo en el cual las relaciones sociales no se estructuran al rededor del poder o del dinero, por eso somos antiautoritarias,y queremos crear un espacio donde convivir como iguales (que no idénticas), aceptando lo que cada persona puede aportar, compartiendo y solidarizándonos las unas con las otras, haciendo del apoyo mutuo el centro de nuestra convivencia.

Asamblearismo: Porque queremos que todas tengan voz, i que las decisiones que tomemos sean desde el consenso, aprendiendo a escucharnos las unas a las otras, a dar voz a todas las personas y a generar estructuras horizontales.

Ecologismo anti-capitalista: Somos conscientes de que el mundo en el que vivimos es finito, por eso no podemos consumir recursos al ritmo actual; queremos recuperar conocimientos tradicionales, haciendo las cosas con nuestras propias manos, cultivar nuestra comida, auto-abastecernos energéticamente… ,queremos reducir nuestra huella y encontrar vías para aprovechar los recursos que nos ofrece la naturaleza sin destruir los ecosistemas. Lo hacemos por el planeta y los animales no humanos.

-Con información de Infobae.