El Festival Talento Emergente 2016 -que transcurre hasta el 10 de octubre en la Cineteca Nacional y expone el trabajo de los nuevos directores de todo el mundo- presenta el documental de Arturo González Villaseñor, un retrato de las mujeres veracruzanas que enfrentan a diario el rugido de “La Bestia”

Ciudad de México, 4 de octubre (SinEmbargo).- El documental Llévate mis amores, ópera prima del cineasta mexicano Arturo González Villaseñor (Ciudad de México, 1985), se dio a conocer hace tres años y desde entonces hace ruido en festivales y funciones especiales, buscando poner el acento en la labor de unas mujeres solidarias como pocas y cuya labor benéfica les ha otorgado fama y alta estima en todo el mundo.

Se trata de un filme que al joven director le llevó cuatro años de factura y que nació el día en que Arturo conoció junto a un grupo de amigos –con los que buscaba fundar una radio comunitaria en la zona- a las mujeres que se alistan al costado del tren conocido como “La Bestia”, para tirar al paso raudo del vehículo bolsas con agua y alimentos a los migrantes que pasan rumbo a los Estados Unidos.

Amor al prójimo como a uno mismo. Foto: Cineteca Nacional

Amor al prójimo como a uno mismo. Foto: Cineteca Nacional

“En gran parte es un retrato de lo que ocurre en los pueblos mexicanos hoy en día: el abandono al campo, la explotación obrera/campesina representada por el esposo de una de ellas, José Luis, quien nos cuenta que trabaja doce horas al día y que aun así no le alcanza para mantener a su familia y tiene que vivir endeudado.

La nula oportunidad que tienen las más jóvenes para ingresar en una universidad; al no tener los ingresos suficientes para pagar una escuela privada optan por ingresar en una pública —siendo estas las mejores del país, pero a su vez las más demandadas—, pero la baja calidad del nivel medio superior (preparatoria) les impide hacer un buen examen. Es por eso que muchos jóvenes optan por el ejército, la marina, dedicarse al campo o trabajar como obreros con sueldos miserables y una explotación devastadora. Un círculo vicioso. También es un retrato del machismo y del maltrato por parte de algunos hombres. Para ellos, al llegar del trabajo termina su día laboral, pero para las mujeres esto nunca termina. También hay unas cosas muy lindas como la conexión tan inmensa que tienen con la naturaleza, mujeres que dependen completamente de ella”, dijo González Villaseñor a la periodista María Muñoz, en una entrevista publicada en el sitio Berlín Amateurs (léela completa aquí).

Arturo González Villaseñor estudió Comunicación Social en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM-X), con especialidad en Políticas Públicas con orientación a comunicación. En 2013 fundó la productora Acanto Films.

TALENTO EMERGENTE 2016

La película filmada en Veracruz, cuenta la historia nacida hace 18 años cuando un grupo de mujeres de distintas edades, habitantes del poblado Guadalupe La Patrona, comenzó a preparar comida diariamente para los migrantes a bordo de La Bestia.

El tren pasa diariamente trasportando a cientos de hombres en busca de una vida mejor, búsqueda que implica arriesgar su vida y pasar por situaciones inhumanas y degradantes. La labor solidaria y desinteresada de las llamadas ‘patronas’ contrasta con la violencia que viven los migrantes que se desplazan por el ferrocarril exponiéndose a todo tipo de peligros.

Los reconocimientos internacionales no paran de llegar para Las Patronas. Foto: Cineteca Nacional

Los reconocimientos internacionales no paran de llegar para Las Patronas. Foto: Cineteca Nacional

El filme se ha integrado a la programación de Talento Emergente 2016 y podrá disfrutarse del 3 al 8 de octubre en la Cineteca Nacional, el organismo organizador de la segunda edición del encuentro destinado a ofrecer parte de lo más interesante entre los directores que empiezan a despuntar.

El ciclo tiene lugar hasta el 10 de octubre en las salas de la Cineteca, con varias óperas primas en su programación.

Tras su exhibición en Cineteca Nacional, Talento Emergente 2016 se podrá apreciar a partir de finales de octubre en distintas ciudades como Guadalajara, Monterrey y Tijuana.